Menú
Errores comunes que nos impiden ahorrar
Errores comunes que nos impiden ahorrar
PONTE UNOS OBJETIVOS

Errores comunes que nos impiden ahorrar

Descubre los errores más comunes que nos impiden ahorrar y aplica estos sencillos trucos para poder cumplir tus sueños y objetivos.

María Amor Martínez Martínez

Ahorrar significa guardar una parte del dinero ganado que va dirigido al consumo. Algo tan fácil como no gastar dinero supone para muchas personas un reto y, la mayoría de la gente, no sabe como poder ahorrar. Ahorrar es muy importante y útil para cualquier persona ya que nunca se sabe cuando vas a poder utilizarlo para una emergencia o imprevisto económica o simplemente para darte un capricho como un viaje. Se cometen muchísimos errores cuando uno no es consciente de su economía personal a la hora de comenzar a ahorrar.

La mejor motivación para poder ahorrar es añorar o desear algo y ponerse como objetivo conseguirlo. Ahorrar puede ser el vehículo para materializar tus sueños y, además, genera una costumbre muy sana que hace ser más organizado en el tema económico y prioriza el consumo. Saber ahorrar puede convertirte en una persona menos consumista y te permite vivir menos ahogado y más tranquilo económicamente hablando porque siempre vas a tener un colchón de donde tirar en caso de apuro.

Ahorrar es el vehículo que se necesita para materializar tus sueños Ahorrar es el vehículo que se necesita para materializar tus sueños

Es cierto que hoy en día, debido a la situación actual económica, resulta muy complicado ahorrar ya que mucha gente no llega con dinero suficiente para fin de mes. Pero todo el mundo puede ahorrarse algo de dinero con pequeños gestos y cambiando algunas rutinas. Cuando se es consciente de los detalles y errores que se cometen a diario, se hace mucho más fácil y sencillo el ahorro.

Errores comunes que nos impiden ahorrar

1. La mentalidad. Pensar que es imposible ahorrar y que no se puede hacer es el mayor hándicap que se tiene. Lo primero que hay que hacer para poder ahorrar es saber que si se quiere, se puede, aunque vaya a suponer algún cambio en tu manera de comprar y de actuar.

2. La impulsividad. Hay que saber controlar la impulsividad a la hora de comprar y tener la mente más fría, haciendo un ejercicio mental de si es necesario o no gastar. La felicidad y emoción que nos produce consumir es mucho menor que la tristeza y el agobio que se siente cuando descubres que es final de mes y no se tiene el dinero suficiente.

3. No tener una meta concreta. Marcarse unos objetivos claros y realistas es fundamental para que el ahorro no fracase y te resulte más fácil y motivador.

4. No saber tus gastos. Si se controlan los gastos mensuales, se es consciente del dinero derrochado. Anota en una libreta tus gastos y compras para poder priorizar tus gastos y saber que gastos son esenciales o cuales no. Esto te hará ahorrar más.

Evitar compras compulsivas cuando se está de bajón Evitar compras compulsivas cuando se está de bajón

5. Gastar cuando se está de bajón emocional. Cuando alguien está triste, siente que si se compra un capricho va a estar mucho más contento. Pero esto es un error, ya que el dinero no sirve de terapia. No hay que confundir la verdadera felicidad con la falsa que te da consumir.

6. Usar la tarjeta de crédito para pagar siempre. La tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo y al final se acaba gastando más. Tener el dinero en mano de hace ser mas consciente de lo que dispones y, abusar de la tarjeta, aumenta tu consumo.

7. No saber lo que estás ahorrando. Llevar un seguimiento del ahorro generado puede servirte de motivación para aumentar el dinero guardado. Ver como cada vez se está más cerca de la meta concreta es un plus de estimulación.

LLevar la cuenta del dinero ahorrado puede motivarte a seguir ahorrando LLevar la cuenta del dinero ahorrado puede motivarte a seguir ahorrando
8. Posponer los objetivos. Si se va dejando para más adelante, al final nunca se da el primer paso para conseguirlos. Cuanto antes se empiece, antes se empieza a generar dinero. Una vez que se da el primer paso todo se vuelve más fácil y sencillo.

Trucos para comenzar a ahorrar

1. Abre una cuenta donde ingreses el 10% de tu salario. Muchos estudios afirman que perder el 10% de tu salario no te hace cambiar la calidad de vida. Guardar esta cantidad, a priori insignificante, se puede convertir en otra considerablemente grande cuando pase un tiempo. Solo hay que tener paciencia y esperar para poder apreciar el esfuerzo económico.

2. Guarda en una hucha todas las monedas de 2 euros que vayas obteniendo. Con estas monedas, tu hucha va a crecer pronto y vas a disponer de un dinero extra de forma muy rápida.

3. Tener en el monedero billetes de 20 euros o superiores a estos. Tener billetes de menor cantidad hace que se tenga menos reparo a gastar. Si el billete es de una cantidad alta, se tiene menos predisposición a cambiarlo y se piensa más en el gasto.

Intenta que los billetes que tengas en el monedero sean e 20 euros o superioresIntenta que los billetes que tengas en el monedero sean e 20 euros o superiores

4. Cambia los billetes viejos por los nuevos. Parece una tontería, pero tener billetes rotos en el monedero incita más a gastar que los nuevos.

5. Paga siempre en efectivo. Esto tan simple te hace tomar más consciencia del gasto que se hace.

6. Guarda las pagas extras recibidas por tu trabajo. Puede ser un gran inicio para comenzar a ahorrar comenzando con una cifra considerable guardada.

7. Haz la compra después de comer y con una lista. Hacer la compra con hambre y sin tener claro qué se necesita es uno de los errores más frecuentes que se cometen, ya que influye el hambre y al final se acaba comprando más de lo que se necesita. Solo cumpliendo este punto, ya el ahorro es considerable.

Artículos recomendados