Menú
Tipos de calefacción
Tipos de calefacción
ESCOGE EL TUYO

Tipos de calefacción

Es muy importante escoger el mejor tipo de calefacción para nuestro hogar, ya que eso nos permitirá ahorrar y ser ecológico con el medio ambiente.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Con la llegada del frío, las bajadas de temperatura, los los escaparates de nueva temporada, y todo lo que conlleva una nueva estación, nos planteamos siempre qué tipo de calefacción es la que más nos conviene. Desde el calor azul, hasta la calefacción solar, pasando por el Split con bombas de calor, realmente existe un buen número de opciones para calentar nuestro hogar cuando los grados comienzan a bajar.

Este año, nos hemos propuesto arrojar un poco de luz sobre qué calefacción es la más adecuada para ti, para que cuando llegue de verdad el frío no te quede ninguna duda.

Por eso, si tú también has pensado más de una vez cómo calentar la casa ahorrando y de manera eficaz, este artículo es para ti.

Tipos de calefacción

¡Plantémosle cara al frío! pero, este año de verdad, nada de estar con abrigo y bufanda en el salón de tu casa. Si quieres saber qué tipo de calefacción es la que más te conviene, presta atención y apunta esta lista. No debemos olvidar que además de ahorrar siempre tenemos que escoger la versión que sea más natural y más proteja al medio ambiente.

1 Estufas de biomasa:

Si quieres ahorrar esta es tu mejor opciónSi quieres ahorrar esta es tu mejor opción

Las estufas de biomasa son una de las opciones que más fuertes vienen pisando en estos últimos años, además de ahorrar aproximadamente un 50% más que los combustibles de origen fósil, son bastante ecológicas y su contaminación es mínima. No por ello calientan menos, estas estufas tienen un alto rendimiento debido a que recuperan el calor residual del humo y lo aprovechan para generar más calefacción. Su fabricación suele ser artesanal y con materiales de calidad, por eso es un desembolso que al principio puede parecer elevado, pero que sin duda merece la pena. Estas estufas funcionas con pallets pero también con policombustible (cáscara de almendra, de nuez, huesos de aceitunas...)

2 Calor azul:

Olvídate de los viejos calefactores Olvídate de los viejos calefactores

Se le ha denominado calor azul a los calefactores eléctricos de última generación, que son una evolución de los antiguos radiadores de aceites. Estos radiadores contienen un fluido que ayuda a calentar llamado "sol azul". Algunas de sus ventajas son; utilizan sondas para controlar la temperatura, por lo que no se desperdicia energía. Calienta la estancia de una forma rápida y efectiva debido a la forma de expulsar el aire caliente (desde la parte superior). Sus costes de instalación son inferiores a los de las bombas de calor. Pero también estos calefactores suelen ser más caros que los radiadores convencionales, y en determinadas ocasiones pueden gastar más electricidad.

3 Split con bombas de calor:

Fresquito en verano y calorcito en invierno con las bombas de calorFresquito en verano y calorcito en invierno con las bombas de calor

Los Split con bombas de calor son sistemas reversibles y modulables de aire acondicionado. El termostato electrónico permite ajustar la temperatura con gran precisión y mantenerla a los grados que hemos programado. Su instalación es muy similar a la de los aires acondicionados convencionales y requiere de mantenimiento anual. Su precio oscila entre los 1000 y 1500 euros. Es ideal para instalar en estancias reducidas.

4 Calefacción solar:

El método más ecológico y sostenible para el planetaEl método más ecológico y sostenible para el planeta

La calefacción solar es un sistema ecológico, económico, eficaz y sostenible, pero para ser realmente útil es necesario que se instale en zonas donde siempre haga frío o tenga estaciones muy gélidas, pues cuanto más frío hace más se amortizará respecto a los calefactores tradicionales. No es necesario realizar obras ni instalaciones eléctricas, pero es conveniente un apoyo auxiliar para casos de emergencia o épocas en las que su aprovechamiento sea imperceptible. Dependiendo de la superficie, su precio oscila entre los 350 y 1200 euros.

5 Gasoil:

La peor opción, contamina mucho y el precio del litro de gasoil no para de subirLa peor opción, contamina mucho y el precio del litro de gasoil no para de subir

Las calderas de gasoil son más convencionales, una de las ventajas por las que los consumidores suelen elegirlas son su alto poder calorífico. El gasoil es una solución de calefacción que ofrece muy buenos resultados y aporta gran confort al hogar. El calor emitido por la instalación de calefacción de gasoil no resaca el aire de la casa y puede regular manualmente la temperatura deseada en cualquier momento y estancia. Su principal desventaja es que no es un sistema ecológico ni natural, su consumo es elevado aunque la instalación está bonificada por el Estado.

Como podéis ver, existen otras alternativas a los calefactores tradicionales mucho más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. La mayoría pensamos que la opciones más ecológicas tienden a ser más caras, pero a la larga compensan mucho más, aunque el desembolso inicial pueda parecernos elevado. Con el paso de los años, este tipo de métodos de acondicionamiento serán los predominantes en el mercado.

El futuro está como bien sabemos en las energía renovables, porque es un recurso inagotable, puesto que lo sacamos de la propia tierra y los generamos nosotros mismos. A diferencia que el gasoil, así como el gas, u otros productos creados por y para el hombre, llegará un momento que se agotarán, según expertos no más de 50 años, alcanzando previamente unos valores excesivos en el mercado a los que nos será imposible acceder.

Artículos recomendados