Menú
Cómo no pasar calor en casa
Cómo no pasar calor en casa
TRUCOS ÚTILES

Cómo no pasar calor en casa

Echa mano de estos prácticos consejos y notarás enseguida cómo baja la temperatura de tu hogar, además ahorrar en la factura de la luz.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

A veces las altas temperaturas pueden llegar a ser insufribles, y eso que cuando entra el frío invernal lo único que queremos es que el termómetro empiece a subir sin parar. Lo que antes ocurría sólo en los meses de verano y aún más en el sur, ahora con el cambio climático lo podemos sufrir en cualquier momento del año y en cualquier rincón del país. Sí, nos referimos a esas olas de calor que no te dejan ni dormir.

Todo esto trae una serie de consecuencias que además de estar alterando todo el ecosistema de nuestro planeta, también nos afecta directamente a nosotros. Por eso si tú tampoco quieres encender el aire acondicionado cuando el termómetro empieza a marcar los 35 grados, hoy te vamos a enseñar varios trucos para que tu casa esté fresca y bien aireada sin necesidad de usar aires acondicionados.

Cómo no pasar calor en casa

Si tú también conoces esa sensación de estar totalmente destapado en casa, las ventas de par en par, y aun así no conseguir conciliar el sueño por el calor, tranquilo, nosotros te comprendemos perfectamente, también sufrimos esas noches en las que lo único que queremos es estar en el Polo Norte. Pero si has llegado hasta aquí es porque buscas alternativas al aire acondicionado, ese que causa tantas alergias y tan costoso puede llegar a ser, por eso hoy os vamos a dar algunos consejos que podéis utilizar en casa cuando el calor comience a reinar en la atmósfera.

El calor puede ser tan fuerte que incluso impida dormir a los que lo sufrenEl calor puede ser tan fuerte que incluso impida dormir a los que lo sufren

Mantener la casa fresca es posible, las generaciones anteriores pasaban también por altas temperaturas y aun así salían airosos sin necesidad de ventilador ni aires. Si seguimos estos sabios consejos lograrás que en tu casa bajen un par de grados.

1. Bajar las persianas y cerrar las ventanas.

Sí, abrir las ventanas no era la solución. Si queremos que nuestra casa esté fresca tenemos que observar las horas en las que el sol incide directamente en casa, en esos momentos en los que debemos cerrar las ventanas, bajar las persianas, correr las cortinas y desplegar el toldo, puede parecer asfixiante y quizás algo contraproducente, pero es la solución para que el calor acumulado en la fachada exterior no entre al interior de la casa. Las casas que están orientadas al este, los rayos el sol incidirán con más fuerza por la mañana. Por el contrario, en casas con orientación al oeste el calor se acumulará aún más a las tres de la tarde.

2. Cierra las puertas de las habitaciones.

Para que el calor no se distribuya por toda la casa ni se concentre aún más en las habitaciones, cierra las puertas. Para que tu dormitorio esté fresquito y puedas dormir fácilmente lo que tienes que hacer es cerrar la puerta de la habitación, previamente airea el cuarto.

Baja las persianas y mantén la casa cerrada para que no entre el calor de fueraBaja las persianas y mantén la casa cerrada para que no entre el calor de fuera

Una opción fácil para airear el cuarto es mojar las cortinas y colgarlas sin secar, en poco tiempo tendrás tu dormitorio fresquito y perfecto para que puedas dormir toda la noche sin preocuparte del calor.

3. Cambiar las bombillas.

Quizás este consejo te pueda parecer algo raro, pero sin duda es de lo más útil que hay. Las luces LED, además de consumir mucho menos que las incandescentes, también generan mucho menos calor. Remplaza las luces que tengas por casa y notarás rápidamente el cambio.

4. Fuera alfombras y cortinones.

A veces nos olvidamos que algunos tejidos aportan excesivo calor a nuestro hogar. Quita las alfombras, y aprovecha para limpiarlas correctamente, y en su lugar pon fundas de algodón y lino en tus sofás.

5. Algodón y lino.

Ha llegado el momento de optar por telas fresquitas como algodón y el lino. Estos tejidos son los únicos que transpiran y que por tanto más te van a ayudar a olvidarte del calor.

6. Plantas en la terraza y el jardín.

Una buena forma de refrescar el ambiente es regar o baldear tus plantas, enseguida notarás el cambio.

Riega tus plantas para que la humedad refresque el ambiente de la casaRiega tus plantas para que la humedad refresque el ambiente de la casa

7. Enciende la campana extractora.

Enciende la campana extractora, además de echar los malos olores también estarás echando el calor que se acumula en las placas de gas o eléctricas al cocinar.

8. Ventilador y el hielo.

Más económico y ecológico que el aire acondicionado, el ventilador y el hielo pueden llegar a convertirse en grandes aliados durante las noches más calurosas. Coloca un cuenco de metal con hielo y sal delante del ventilador dirigiendo el aire hacia el interior de la habitación. La sal hará que el agua helada esté por debajo del punto de congelación.

Con estos sencillos trucos, además de ahorrar y contribuir en la recuperación del medio ambiente evitando los aires acondicionados, también podrás tener una casa fresquita alejada del calor excesivo que estamos viviendo en estos momentos. Consejos que han ido pasando de generación en generación, y que ahora nosotros volvemos a recuperar para decirle adiós a esos grados de más.

Artículos recomendados