Menú
Método Konmari, ¿qué es?
Método Konmari, ¿qué es?
ORDEN

Método Konmari, ¿qué es?

Marie Kondo ha creado un método revolucionario sobre el arte de organizar cualquier objeto de la casa.

Álvaro Jiménez de Blas

Ordenar el hogar es una de las cosas que menos gustan a las personas de nuestra sociedad actual y cada vez que hay que ponerse manos a la obra aparecen infinidad de planes mejores que se pueden hacer en lugar de dedicar el tiempo a arreglar la casa, una habitación o un simple armario.

Además, a la hora de llevar a cabo estas prácticas en el hogar se suele recurrir a tirar un par de cosas sin pararse a pensar en su utilidad, colocar todo de cualquier manera sin mirar y esperar hasta la próxima ocasión en la que se 'arregle' el armario, la habitación o cualquier zona de la casa.

Ten todo a mano sin perder demasiado tiempoTen todo a mano sin perder demasiado tiempo

Por ello, Marie Kondo sacó a la luz un método para arreglar los armarios de las habitaciones del hogar de la forma adecuada, sin perder demasiado tiempo y siguiendo una serie de pasos para que todo quede a la perfección. A este proceso le denominó Método Konmari y, a continuación, se pueden encontrar las claves de su idea.

Lo primero es determinar el orden en el que se realizará el arreglo de los armarios y habitaciones del hogar. En primer lugar hay que aplicar el método de Marie Kondo con la ropa para continuar, en este orden, con los libros, los papeles, los objetos varios y, por último, los objetos sentimentales. Este orden va marcado por su dificultad para ordenar de menor a mayor.

Horario

Lo mejor para aplicar el Método Konmari es hacerlo a primera hora de la mañana, que es el momento en el que las personas tienen las pilas cargadas y están más concentradas. Además, al empezar por la mañana hay mucho día por delante para terminar el trabajo.

El orden atrae las buenas energíasEl orden atrae las buenas energías

Además, Marie Kondo explica que lo mejor a la hora de llevar a cabo su famoso método para ordenar la habitación es hacerlo todo en el mismo día para centrarse en realizar la labor completa ya que, si se realiza en ambos días, puede provocar que ninguna se realice la tarea al completo.

Espacio

A la hora de aplicar el Método Konmari hay que asegurarse de que se hace en un entorno tranquilo, alejado de cualquier tipo de ruido que acabe con la paciencia o que, simplemente, moleste. Además, es recomendable no hacer el trabajo con música de fondo salvo que sea ambiental.

El ruido desconcentra y provoca que se tarde mucho más tiempo en realizar las tareas. Asimismo, la presencia de música, por ejemplo, puede dar lugar a la aparición de sentimientos escondidos por el pasado que influya a la hora de tomar decisiones.

Orden a seguir

Con cada categoría (ropa, libros, papeles, objetos varios y objetos sentimentales) hay que realizar dos únicos pasos para tener éxito. Lo primero es eliminar todo aquello que ya no es necesario y que, por lo tanto, no debe seguir dentro del armario y, lo segundo, es colocar de forma correcta lo que va a seguir.

Este método se puede usar en cualquier lugar de la casaEste método se puede usar en cualquier lugar de la casa

Hay que empezar por lo más fácil, es decir, por la ropa ya que según Marie Kondo es lo más sencillo de ordenar. Por el contrario, los objetos sentimentales son los que más problemas traen porque no resulta cómodo decidir cual debe ir a la basura y cual no.

Guardar lo justo

No hay que guardar de más, sino es una pérdida de tiempo intentar aplicar el Método Konmari. Dentro de cada categoría hay que quedarse con lo imprescindible y con aquello que guste mucho porque, de lo contrario, habrá multitud de cosas que no se moverán de su sitio nunca y, para ello, mejor que no estén dentro del armario.

El Método Konmari refleja que lo normal es que se guarde un tercio de la ropa que hay en el armario y que dos tercios desaparezcan. Además, es bueno reducir el número de prendas colgadas en perchas ya que donde entran 10 artículos colgados puede haber entre 20 y 40 dobladas.

En cuanto a las camisetas, Marie Kondo propone un método para doblarlas y guardarlas de forma vertical de cara a ahorrar espacio y permitir que haya una mayor cantidad de cosas en ese espacio. Asimismo, el Método Konmari aconseja que las prendas de ropa más claras estén delante.

No apilar prendas

Marie Kondo explica que apilar grandes cantidades de ropa no es la forma adecuada de aplicar su método ya que las prendas que están en la parte inferior se olvidan y no se mueven mientras que las que se usan son las que se van colocando en la parte superior.

Las prendas que están abajo tienden a olvidarseLas prendas que están abajo tienden a olvidarse

Trucos

El Método Konmari viene acompañado de una serie de trucos para tener éxito. Por ejemplo, los calcetines no deben ir hechos una bola sino doblados para colocarlos en vertical y por parejas. La misma estrategia es la que hay que usar con las medias o complementos similares.

Los bolsos deben ir unos dentro de otros para que ocupen un mínimo espacio dentro del armario ya que son los complementos que más espacio ocupan dentro del armario y es una forma de tener varios modelos sin que perjudiquen la aplicación del reconocido método para ordenar.

Libros

La cantidad de libros que hay que mantener no debe superar la cifra de 30 y cada uno debe valer para un momento concreto. Esto significa que debe haber libros de varias temáticas a los que se pueda recurrir en momentos de felicidad, tristeza, miedo, etc. Siempre se deben organizar justo después de la ropa.

No amontones libros sin necesidadNo amontones libros sin necesidad

Felicidad

Hay que quedarse con los objetos que hacen feliz a cada persona, los que despiertan algo cada vez que se tocan o que se ven. Es por ello que la tarea debe realizarse sin nadie alrededor que pueda influir en las decisiones ya que lo que se guarda en la habitación y lo que no debe ser decisión de una única persona.

La felicidad va acompañada de la presencia de pocos papeles dentro de la habitación o del armario ya que generan, en muchas ocasiones, ansiedad. Hay que guardar únicamente aquellos que sean necesarios y que se pueden necesitar cualquier día pero el resto hay que alejarlos.

Respecto a los objetos (maquillaje, fotos, papelería, cd,s...), hay que quedarse con los que aportan algo a la vida actual ya que muchos de ellos solo hacen que la persona que los tiene se aferre al pasado y no disfrute del presente sin darse cuenta. Es la parte más complicada del Método Konmari.

Artículos recomendados