Menú
Cómo restaurar muebles de madera
Cómo restaurar muebles de madera
PASO A PASO

Cómo restaurar muebles de madera

Antes de tirar un mueble al que o encuentres uso, piensas en todas las posibilidades que tiene. Con estos sencillos pasos podrás restaurarlo para que su vida útil continúe.

Julio Alberto López Ramón

Los muebles de madera, conforme el paso del tiempo y su uso, tienden a desgastarse, especialmente en el caso de muebles y sillas, en la que sus patas tienden a pelarse, con el riesgo de que puedan romperse. Por ello, es necesario conocer cómo realizar una correcta restauración de estos objetos del hogar y qué productos son los mejores para poder tratar la madera.

En primer lugar, deberás disponer de las herramientas adecuadas para proceder a este mecanismo. Serán necesarios el papel y taco de lijar para nivelar las zonas con relieve y depurar las partes deformadas, además de una espátula para aplicar los productos para reincorporar la madera destruida, junto a pinceles, cepillos de cerdas y un formón.

Los productos con los que también deberás contar para proceder a la restauración son el decolorante, para que el tono del mueble no afecte a su reconstrucción, cera de emplastecer para sustituir la zona agujereada o perdida, insecticida para carcoma en spray (aunque también puede ser comprada de forma líquida en botes) y pasta de madera, con una función similar a la de la cera, aunque en este caso para muebles de menor tamaño.

Primer paso: limpiar el mueble

Pese a que suene obvio, antes de proceder a la restauración de los muebles, primero debemos limpiarlo, extrayendo de él cualquier molestia que pueda impedir el correcto trabajo. Una vez hecho esto, se procederá a decolorar el mueble, en el caso de que contenga capas de barniz, con el decolorante.

Retira todos los restos que puedan dificultar el trabajoRetira todos los restos que puedan dificultar el trabajo

En el caso de que el mueble únicamente esté barnizado, con pincelar con una espesa capa de decolorante será suficiente. En cambio, si está pintado de algún color estridente, será necesario recurrir a varias capas hasta conseguir eliminar la capa de pintura.

Deberás aplicar el decolorante en movimientos circulares con una brocha de pelo grueso. Ten en cuenta que el decolorante no funciona al instante, sino que deberás esperar entre 15 minutos o dos horas, pero durante ese instantes, si consideras necesario repasar algunas zonas que no han cumplido su función en el mueble, puedes hacerlo. Una vez transcurrido el tiempo, si aún quedan restos de barniz o pintura en la madera, elimínalos con una espátula hasta conseguir el efecto deseado.

Segundo paso: Preparar la madera

Una vez esté seco el mueble, deberás lijar cuidadosamente toda la zona con un taco de lija de grano medio. Recuerda lijar siempre en el sentido de la veta de la madera para evitar dañarlo. Una vez hayas finalizado, limpia con una brocha a fin de eliminar los restos que entorpezcan siguientes operaciones. En el caso de que aún presente algunas manchas durante este proceso, puedes volver a aplicar decolorante.

Lija la madera para dejarla casi virgenLija la madera para dejarla casi virgen

Si notas que la madera puede estar afectada por daños de insectos, aplica el insecticida para carcoma con una jeringuilla únicamente en la zona concreta. Este paso es muy importante, a fin de contribuir no únicamente de la restauración del propio mueble, sino también evitar que la plaga se extienda a otros mismos del hogar. A continuación, aplicar también insecticida en spray por todo el mueble.

Tercer paso: Reparar el mueble

Una vez se haya secado el insecticida, es hora de reparar las grietas que se hayan producido. Para rellenar todos los huecos que el desgaste en el hogar y la carcoma hayan causado, procede a rellenarlos con cera de emplastecer. Previamente, recuerda que debes proporcionarle algo de calor con las manos para reblandecerla.

Es el momento de quitar todas esas imperfecciones a la maderaEs el momento de quitar todas esas imperfecciones a la madera

Una vez hayas aplicado la cera en el agujero, es posible que quede algún desnivel en el mueble, por lo que deberás volver a lijar la zona que sobresalga con un formón bien afilado. Para finalizar con este proceso, lija bien todo el mueble para que quede bien pulido.

Cuarto paso: Aplicar barniz

Estos consejos para extender barniz en muebles del hogar también puede ser aplicable a pintura de color, aunque el primero es más común en el caso de objetos obstruidos o antiguos que necesitan reparación.

Para evitar dañar algún otro objeto del hogar, es necesario que aísles al mueble en sí del resto separándolos con mucho espacio y, además, coloca papel de periódico en los alrededores del mismo, especialmente en el suelo, a fin de manchar cualquier objeto de alrededor. Recomendamos también el uso de ropa antigua en el caso de que se pueda manchar de pintura. Es aconsejable también la aplicación de la pintura en zonas horizontales, en las que se podrá trabajar de forma más eficiente, siempre que sea posible.

Cuando ya hayas finalizado la restauración, concluye aplicando barnizCuando ya hayas finalizado la restauración, concluye aplicando barniz

Una vez lijada la superficie en el paso anterior, es momento de aplicar el barniz. No debes introducir el pincel enteramente en el bote de barniz. Extiende así capas uniformes y rectas de barniz sobre la pintura en toda la superficie sin dejar recovecos sin pintar, ya que en el acabado quedará una huella de ese error. Recuerda, además, que si deseas aplicar una segunda mano de pintura porque el acabado no te ha convencido, deberás esperar a que se haya secado la primera capa.

Cuando hayas finalizado estos pasos y se haya secado todo, podrás incorporar al mueble al uso del hogar, aunque con cuidado de no volver a contribuir a su desgaste nuevamente.

Artículos recomendados