Menú
Las ventajas de la vitrocerámica de inducción
Las ventajas de la vitrocerámica de inducción
COMPRUÉBALO

Las ventajas de la vitrocerámica de inducción

Mayor velocidad de cocinado, eficiencia energética o mayor seguridad, son algunas de las ventajas que proporciona la vitro de inducción.

Lidia Antúnez Martín

La cocina es una de las estancias más importantes de un hogar ya que es donde tenemos todo lo necesario para poder alimentarnos de forma correcta y en unas condiciones óptimas. Cuando nos mudamos o hacemos un cambio o reforma en nuestra cocina hay un elemento al que debemos prestar especial atención, la placa de cocina que vamos a instalar. Hoy en día existen en el mercado múltiples placas de cocina con los que podemos dar calor para cocinar nuestra comida en sartenes, cacerolas, ollas... Entre los más destacados o comunes, se encuentran: placa de gas, vitrocerámica, placa modular o inducción. Esta última, la placa de inducción, es sobre la que vamos a hablar en este artículo para ver si es la mejor opción a la hora de cocinar en casa.

Cómo funciona la vitrocerámica de inducción

La vitrocerámica de inducción se diferencia del resto de placas de cocina en el sistema a partir del cual llega a transmitir calor a los recipientes con los que cocinamos. La placa de inducción funciona a través de unas resistencias eléctricas que están situadas bajo el cristal vitrocerámico, dichas resistencias calientan el cristal y este transmite su calor al recipiente que coloquemos encima.

Funciona a través de unas resistencias eléctricas que calientan el cristal y lo transmiten al recipienteFunciona a través de unas resistencias eléctricas que calientan el cristal y lo transmiten al recipiente

Concretamente, la placa de inducción utiliza un campo magnético alternante que magnetiza el material ferromagnético del recipiente en un sentido y en otro. Esto hace que el material se agite y la energía que absorbe se desprenda en forma de calor y caliente el recipiente. A consecuencia de este sistema, no se pueden utilizar todo tipo de recipientes para cocinar sobre las placas de inducción ya que deben ser de un material ferromagnético al menos en la base. Por este motivo los recipientes de aluminio, terracota, cerámica, vidrio o cobre no pueden utilizarse con este tipo de cocinas.

Ventajas de la vitrocerámica de inducción

Aunque también puede llegar a tener sus inconvenientes, lo cierto es que son muchas las ventajas que tienen las placas de inducción frente al resto de las placas. Algunas de las ventajas más destacables de la vitrocerámica de inducción son:

Velocidad

La placa de inducción, a diferencia de la placa vitrocerámica, calienta mucho más rápido. Esto se debe a que el sistema de la inducción calienta directamente el fondo del recipiente en vez de calentar la superficie. Como el calor llega antes al recipiente, tarda menos también en calentarse los alimentos. Si eras usuario de vitrocerámica y decides pasarte a la placa de inducción, la velocidad en el cocinado será el primer elemento en el que te fijaras.

Seguridad

Una de las mayores ventajas de la placa de inducción, es la seguridad que aporta en cuanto a la posibilidad de quemarse. Esto se debe, a que al calentar solo el recipiente, la placa permanece en casi todo momento fría. Además, aunque la placa se calienta un poco por el contacto con los recipientes, en cuanto los separas, la placa tarda tan solo unos segundos en bajar de temperatura. Esto es un elemento muy importante a tener en cuenta si vives en un hogar con niños, ya que aportará tranquilidad y seguridad.

Hay que tener especial cuidado en la limpieza y el mantenimiento de la vitro para no rayarlaHay que tener especial cuidado en la limpieza y el mantenimiento de la vitro para no rayarla

Programable

Al igual que la vitrocerámica, la placa de inducción es programable, es decir, cuenta con un temporizador de desconexión automática que permite programar la placa para que esta se apague cuando haya transcurrido el tiempo que seleccionemos.

Eficiencia

La placa de inducción es una de las más eficientes dentro de las placas de cocina. Aunque puede dar la sensación de que al calentarse más rápido, las placas de inducción gastan más lo cierto es que es totalmente lo contrario. Las placas de inducción al transmitir el calor por electromagnetismo tienen muy poca pérdida de calor ya que calientan directamente el recipiente. Esto también ayuda a que los alimentos se calienten más rápido, disminuyendo así el tiempo de cocinado lo que hace que se gaste menos energía.

Diseño y mantenimiento

Aunque la decoración siempre va ir guiada en función de los gustos de cada persona lo cierto es que las placas de inducción suelen tener un diseño discreto, moderno y elegante. Suelen ser lisas con brillo y se limpian fácilmente, simplemente se debe tener cuidado con no usar estropajos o productos que puedan rayar la superficie.

Desventajas de la vitrocerámica de inducción

Como se suele decir, no es oro todo lo que reluce, y aunque las placas de inducción sean la opción más cómoda y segura para cocinar en casa, lo cierto es que, como todas las placas de cocina, también tienen sus desventajas:

Utensilios especiales

Al funcionar por electromagnetismo, para poder cocinar en una placa de inducción se necesitan recipientes específicos para este tipo de cocina, es decir, si no tienes ya sartenes, ollas y baterías de cocina que sean aptas para este tipo de placa deberás hacerte con ellas. El mayor inconveniente de esto es que este tipo de utensilios suelen ser más caros y si no dispones ya de ellos puede suponer un gasto extra bastante importante.

Precio más elevado

A diferencia del resto de placas de cocina, las de inducción suelen tener un precio más elevado en el mercado. Aunque depende mucho del modelo, se puede apreciar que se trata de casi el doble de precio en relación a la vitrocerámica o al gas, eso sí, dicho gasto extra enseguida se amortiza gracias a la ahorro de energía de las placas de inducción a la hora de cocinar.

Se necesitan recipientes específicos para la cocina de inducciónSe necesitan recipientes específicos para la cocina de inducción

Adaptarse a una nueva forma de cocinar

Si se está acostumbrado a cocinar con otro tipo de placa de cocina como el gas o la inducción, puede llevar un tiempo adaptarse a la inducción. Aunque en apariencia sea igual que la vitrocerámica, en realidad no se cocina de la misma forma. Como hemos dicho antes, la placa de inducción se calienta más rápido pero también se enfría más rápido por lo que se debe controlar muy bien la potencia y los diferentes niveles de temperatura que ofrece la placa para poder cocinar bien y evitar que las comidas se quemen o se queden crudas.

Una vez que sabes en qué consiste la vitrocerámica de inducción y cuáles son sus ventajas y desventajas, solo te queda compararla con el resto de placas y ver si prefieres sustituir la que ya tienes o directamente instalar una placa de inducción en tu cocina para preparar deliciosas recetas.

Artículos recomendados