• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia hogar

Economía doméstica

Tipos de vitrocerámicas para la cocina

Tipos de vitrocerámicas para la cocina
MUCHAS OPCIONES

Tipos de vitrocerámicas para la cocina

De inducción, radiante o de gas, actualmente son varias las opciones que se pueden encontrar en el mercado y cada una con sus propias ventajas y desventajas que hay que valorar antes de elegir.
Lucía Mejuto del Villar

El microondas, el horno o la campana extractora son algunos de los elementos que hay que elegir a la hora de montar una cocina desde cero, ocurriendo lo mismo con la vitrocerámica. Sin embargo, en los últimos años se ha producido un gran avance en el campo de las cocinas, lo que hace que la elección sea cada vez más difícil. Cada una de las diferentes alternativas tienen una serie de ventajas y desventajas que hay que valorar detenidamente antes de decantarse por una u otra. En el caso de la vitrocerámica radiante, ésta tiene una instalación mucho más económica, mientras que la inducción es a la larga bastante más barata en la factura mensual. Sin embargo, la vitrocerámica de gas puede ser la más indicada en el caso de las cocinas profesionales. En cuanto al diseño, lo cierto es que los modelos que se pueden encontrar hoy en día en el mercado no difieren demasiado unos de otros, pues todos tienen un aspecto físico similar. Si estás pensando en cambiar tu cocina y no sabes qué tipo de vitrocerámicas instalar, a continuación te mostramos cuáles son las principales características de cada una de ellas.

Vitrocerámica de gas

Es la más antigua y en la actualidad la menos utilizada, siendo la excepción las cocinas profesionales. Esta vitrocerámica suele funcionar por medio de gas butano, aunque en la actualidad también se puede utilizar gas natural. Se trata de una placa de vidrio bajo la que hay unos quemadores a los que llega el gas a través de una válvula que regula su paso. Cuando éste llega, las celdillas que se encuentran bajo el vidrio se calientan. Y es que, aunque todavía se pueden encontrar aquellos modelos que se encienden por medio de las cerillas, los expertos indican que las de encendido eléctrico son las más recomendables.

Una de las ventajas de la vitrocerámica de gas es que regula el calor de forma concretaUna de las ventajas de la vitrocerámica de gas es que regula el calor de forma concreta

Ventajas

  • Son las más fáciles de utilizar
  • Permite regular el calor de forma muy precisa gracias a sus botones, algo que se agradece mucho en el caso de las cocinas profesionales.
  • No necesitan recipientes especiales.
  • Consumen poca energía gracias a su rapidez: el calor se forma instantáneamente al prender la llama, apagándose también de forma inmediata.
  • Sistema de seguridad 'Gas Stop' que cierra el paso del gas de forma automática si no se detecta la presencia de llama, algo que es importante en el caso de que la vitrocerámica se quede encendida por un descuido.
  • El calor se reparte de forma homogénea por todo el recipiente.

Desventajas

  • Al funcionar con gas butano hay que cambiar la bombona cada vez que ésta se termina, así como el tubo de goma conductor. También hay que realizar revisiones periódicas para comprobar que no hay ningún riesgo asociado al butano.
  • Aunque son económicas, la compra del gas butano puede suponer un coste a mayores.

Vitrocerámica radiante

En este caso, su funcionamiento se produce a través de resistencias de forma circular que están colocadas debajo del panel superior de cerámica vitrificada. Esta resistencia se calienta gracias a la energía que llega a través de la alimentación eléctrica, calor que se regula de forma manual a través de unos botones y que se controla por medio de un termostato.

Tiene la posibilidad de alcanzar altas temperaturasTiene la posibilidad de alcanzar altas temperaturas

Ventajas

  • Alcanza temperaturas bastante elevadas.
  • No necesita ollas o sartenes especiales, sino que las tradicionales pueden utilizarse sin problemas. Incluso los recipientes de barro -indispensables para cocinar platos tradicionales- son perfectamente aptos.
  • Son más económicas a la hora de instalarlas.
  • El calor se expande por todo el recipiente, aunque no siempre de forma homogénea.

Desventajas

  • La resistencia circular se calienta por completo, independientemente de que el recipiente que se coloque encima llene toda la superficie. Esto puede ser una ventaja si se aprovecha para seguir cocinando con el calor residual, pero fundamentalmente produce un gasto de calor.
  • Puede suponer un alto gasto, ya que hay que esperar algún tiempo a que se caliente la vitrocerámica, algo que hace de forma progresiva.
  • No se enfría al momento, algo que puede suponer un problema si se olvida apagarla. Por ello se debe tener cuidado si se pone un trapo u otro textil encima.
  • No está recomendada para casas en las que hay niños pequeños, ya que pueden poner la mano encima y quemarse a pesar de que la vitrocerámica se haya apagado, pues puede que todavía no haya perdido todo su calor.

La vitrocerámica de inducción s la más moderna y seguraLa vitrocerámica de inducción s la más moderna y segura

Vitrocerámica de inducción

Es la más moderna y su funcionamiento no se produce a partir de una resistencia que se calienta, sino con imanes en forma de bovinas en las que se generan un campo electromagnético. Cuando una olla o sartén entra en contacto con este campo electromagnético se produce una corriente que genera calor, haciendo que se caliente tan solo la base del recipiente.

Ventajas

  • No se produce una pérdida de calor, pues sólo se calienta aquella zona de la vitrocerámica en la que se detecta que hay un recipiente haciendo contacto.
  • Si se derrama un líquido o cae algo de comida en la vitrocerámica de inducción no hay riesgo de que se queme, lo que hace que la limpieza sea mucho más sencilla. No hace falta rascar, sino que con pasar un paño ligeramente húmedo será suficiente para dejar la placa limpia.
  • No hay riesgos de quemaduras, pues el resto de la placa en la que no hay un recipiente se mantiene totalmente fría. Esto es una ventaja sobre todo en el caso de las casas con niños pequeños, además de que no hay ningún problema si se pone un trapo encima.
  • Consumen menos energía que la vitrocerámica radiante, pues el calor se genera más rápido en el imán que en la resistencia. Además, tampoco permite el calor residual al calentar tan solo la zona en la que hay un recipiente haciendo contacto.
  • Su temperatura se gradúa con botones táctiles que se encuentran sobre la placa de vidrio.
Debes utilizar recipientes especiales para etse tipo de vitrocerámicasDebes utilizar recipientes especiales para etse tipo de vitrocerámicas

Desventajas

  • Se necesitan recipientes especiales hechos de material ferromagnético que cuentan con bases más lisas y gruesas. Eso sí, las sartenes y cazos especiales para la vitrocerámica de inducción no son mucho más caras que las tradicionales.
  • A la hora de comprarla e instalarla es bastante más cara, a pesar de que a la larga se ahorre en la factura mensual.

Artículos recomendados