• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia hogar

Economía doméstica

Alimentos que no deberías meter en la nevera

Alimentos que no deberías meter en la nevera
GRAN ERROR

Alimentos que no deberías meter en la nevera

En ciertos alimentos, el frío provoca que cambie su sabor y textura y que se pierdan propiedades.
Lucía Mejuto del Villar

Al llegar a casa con las bolsas del supermercado hay un gesto que es muy común: sacar un producto de la bolsa y guardarlo en la nevera. Hay productos que deben conservarse en frío si no se van a congelar para evitar que se estropeen como es el caso de la carne o del pescado, así como de ciertas verduras o lácteos. Sin embargo, hay alimentos que suelen mantenerse en el frigorífico a pesar de que no lo necesitan y sobre los que el frío puede tener efectos negativos sobre su consistencia, sabor o propiedades. A continuación te mostramos una lista de productos que se suelen guardar en la nevera y que no necesitan el frío para conservarse en perfectas condiciones.

El tomate

Cuando el tomate se mete en la nevera, el frío hace que se pierda su sabor al dañar las membranas interiores que se encuentran en su interior. Además, también provoca que el interior del tomate adquiera una textura menos firme y un tanto arenosa. Por otra parte, si el fruto todavía está verde, el frío de la nevera provocará que tarde mucho más tiempo en madurar.

El tomate puede adquirir una textura menos firme en la neveraEl tomate puede adquirir una textura menos firme en la nevera

La miel

Entre las propiedades de la miel destaca su escaso nivel de agua, así como una alta concentración de azúcares, lo que permite que este producto se conserve a la perfección a temperatura ambiente sin necesidad de refrigeración. Y es que cuando se mete la miel en la nevera no sólo pierde sabor, sino que se suele hacer más espesa y se puede llegar a cristalizar, así como a perder parte de las propiedades y los beneficios naturales con los que se relaciona. Eso sí, lo mejor es mantenerla en un bote bien cerrado y guardado en una despensa o armario donde no le pueda dar la luz de sol de forma directa.

El jamón serrano

Este producto es muy apreciado por su exquisito sabor, sobre todo cuando se trata de un jamón ibérico. Una de las consecuencias de meterlo en la nevera es que parte del mismo se pierda por el frío. Lo mismo ocurre con otros alimentos como el lomo, el salchichón o el chorizo que, al estar curados, se conservan perfectamente a temperatura ambiente aunque estén abiertos. En el caso del queso las cosas cambian, ya que hay ciertas variedades que, cuando hace mucho calor, se pueden secar y el moho puede salir. Sin embargo, cuanto más curados sean menos fríos necesitan para conservarse. Y es que en el caso del manchego o del parmesano, por ejemplo, la nevera tan sólo provocará que pierdan sabor y textura.

Meter el jamón serrano en la nevera puede provocar que pierda sabor y texturaMeter el jamón serrano en la nevera puede provocar que pierda sabor y textura

El pan

Este alimento también suele ver alterado su sabor y su textura cuando se mete en la nevera. Para su mejor conservación se recomienda que se guarde en lugar fresco y sin humedad, aunque si ves que se empieza a poner duro puedes cortarlo en rebanadas y congelarlo. De esta forma siempre tendrás pan para cuando lo necesites y tan solo necesitarás descongelarlo durante unos segundos en el microondas. En el caso del pan de molde también es preferible evitar la nevera y siempre dejarlo en su envase original.

Algunas frutas

El aguacate es una de las frutas que no se recomienda meter en la nevera, pues el frío provocará que se ponga duro más rápidamente y adquiera un color oscuro. Los expertos indican que lo mejor es comprarlo en su punto justo para comerlo al momento, sino hay que dejarlo a temperatura ambiente hasta que se vaya a consumir. Una cosa similar ocurre con el mango o la papaya, ya que también son frutas tropicales que están acostumbradas a crecer con temperaturas elevadas. Meter el mango o la papaya en la nevera sólo perderán sabor, adquiera una textura más dura y no conserve todos sus nutrientes.

Frutas como el melón, la sandía o el aguacate no es recomendable meterlos en la neveraFrutas como el melón, la sandía o el aguacate no es recomendable meterlos en la nevera

El melón y la sandía también son alimentos que no se recomiendan meter en el frigorífico, ya que su sabor queda completamente alterado y se pierden parte de sus propiedades antioxidantes. Ambas son frutas que se consumen durante el verano y a mucha gente le gusta que estén fresquitas. Sin embargo, esto es posible metiendo la fruta en la nevera tan solo un rato antes de consumirla y no desde el mismo momento en el que se saca de la bolsa del supermercado. Por último, entre las frutas que se recomiendan evitar meter en la nevera también está el plátano o la piña. El frío no sólo evitará que tarden más en madurar, sino que se estropearán más rápidamente que si estuvieran a temperatura ambiente.

Los huevos

Los huevos son uno de los principales alimentos que se meten en la nevera, a pesar de que en el supermercado se encuentran fuera de los refrigeradores. Los expertos indican que lo mejor es conservarlos en un lugar fresco en el que la temperatura sea constante, ya que los cambios de ambiente hacen que los huevos se estropeen. Por ello, en lugares en los se producen importantes variaciones de temperatura sí que se recomienda que se metan en el frigorífico para que aguanten en condiciones óptimas durante más tiempo. Otra recomendación es que se guarden al fondo de la nevera, ya que si se pone en la puerta donde normalmente están las hueveras los cambios de temperatura que sufrirán son mayores al abrir y cerrar el frigorífico.

Las patatas

El almidón es uno de los principales componentes de las patatas y, cuando éste se encuentra a una temperatura baja, se convierte en azúcar con gran rapidez y provoca que adquieran un sabor dulzón y pierdan color, así como una textura más correosa. Por ello, cuando las patatas se guardan en la nevera tienden a estropearse con mayor facilidad, por lo que lo más adecuado es conservarlas en un cajón o armario sin humedad y alejadas de la luz.

El ajo y la cebolla

Ambos alimentos tienden a volverse más blandos y a perder parte de sus propiedades cuando se conservan a una temperatura baja. Además, cuando el ajo se mete en la nevera se provoca que le nazcan tallos con mayor rapidez. Por ello se recomienda que se conserven en un sitio seco, fresco y alejados de la luz. Eso sí, nunca hacerlo en el mismo cajón que las patatas, pues ambas sueltan un gas que provoca que se pudran más rápidamente.

El ajo y la cebolla se recomienda que se conserven en lugares secos alejados de la luzEl ajo y la cebolla se recomienda que se conserven en lugares secos alejados de la luz

El chocolate

Hay personas a las que les gusta que el chocolate tenga una textura tierna, mientras hay quienes prefieren que esté un poco más duro y lo meten en la nevera. Esto puede ser un gesto acertado cuando es verano y hay riesgo de que se derrita, pero sabiendo que el chocolate perderá parte de su sabor debido a la película blanca que se forma sobre él debido a la acción del frío. También es un alimento que tiene gran facilidad para absorber el olor de otros ingredientes que le rodean y la nevera es el lugar idóneo para que lo haga. En todo caso, es mejor guardar en el frigorífico el chocolate con leche que el chocolate puro.

Artículos recomendados