Menú
Usos alternativos del vidrio usado
Usos alternativos del vidrio usado
REUTILIZA

Usos alternativos del vidrio usado

El vidrio es un material que está presente en nuestra día a día y puede ser muy práctico si sabemos reutilizarlo adecuadamente.

Ángela María de Toro Martín

El vidrio es un material inorgánico amorfo, duro pero a su vez muy frágil. Se puede encontrar en la naturaleza en raras ocasiones, por lo que el ser humano se encarga de producirlo. Este elemento está presente en nuestra vida desde hace muchísimos años. La primera fabricación del vidrio propiamente como lo conocemos data desde épocas cercanas al año 2000 a.C, pero es tan común que pasa desapercibido aunque lo veamos y usemos a diario.

Puede ser transparente o disponer de una gama de tonalidades variadas que dependen de la composición química con la que haya sido fundido. El vidrio artificial se usa para hacer lentes, ventanas, botellas y una gran variedad de productos. Se obtiene a unos 1500 °C a partir de arena de sílice, caliza y carbonato de sodio. Además, el vidrio es el único material que puede ser recuperado en su totalidad.

Convivimos con multitud de tipos de vidrio en nuestro día a díaConvivimos con multitud de tipos de vidrio en nuestro día a día

El vidrio es amorfo, es decir, no tiene una estructura o patrón molecular definido, sino que su estructura está deformada uniformemente y no presenta un patrón ordenado. En función del tipo de vidrio pueden variar sus proporciones o la composición de los elementos químicos. Existen muchas variedades de vidrio con distintos colores, distintas texturas y muchos de ellos con colores para usos decorativos.

Producción del vidrio

Para la fabricación de este material se utilizaban hornos de arcilla o barro. Ahora, se utilizan hornos industriales de fusión, llamados calderos, que fueron introducidos por primera vez en el siglo XIX, sobre el año 1870. Estos hornos son calentados con gas o combustible y permiten manejar hasta más de 1000 toneladas de vidrio.

Primero se obtiene mediante la mezcla de los componentes, tanto químicos como físicos, necesarios para el tipo de vidrio que se vaya a fabricar y las propiedades que tendrá en función del tipo de uso que se le vaya a dar. Esta mezcla se introduce en hornos fabricados con materiales refractarios, que mantienen el calor continuamente. La mezcla es calentada posteriormente, se procesa y se envía a su área de tratamiento y trabajo.

Reutilización creativa

El vidrio posee mil vidas si se gestiona de la manera apropiada. Aquí entra en juego la imaginación, donde la reutilización tradicional o creativa juega un papel fundamental. Las funciones más habituales que le damos al vidrio suele ser el de la reutilización de los tarros de vidrio para la conserva casera o almacenamiento de algunos productos en la cocina, pero hay muchas más opciones si le das rienda suelta a tu imaginación. Y es que muchos de los productos que consumimos habitualmente se comercializan en frascos de vidrio que podrás transformarlos en objetos útiles para tu hogar. Aquí puedes encontrar varias ideas originales y, sobre todo, muy prácticas de cómo hacer y cómo conseguir maravillosos elementos decorativos:

  • Palillero: Usa un martillo y un clavo para agujerear la tapa del frasco. Después, coloca tus palillos dentro y listo. Fácil y sencillo.
  • Lámpara: Los elementos necesarios son: Frascos de vidrio, un kit de suspensión para lámparas colgantes con bombillas de bajo consumo, un plato de lámpara de techo y herramientas para llevar a cabo la instalación. Si los frascos de vidrio tienen un estilo vintage o antiguo será mucho mejor para darle un toque especial. Para llevar a cabo este original elemento de decoración, el primer paso es hacer agujeros en la tapa de tus frascos. Asegúrate que sean lo suficientemente grandes como para poder pasar el cable de la lámpara por ellos sin problema.

    Una buena alternativa para reutilizar un frasco de vidrio es hacer una lámparaUna buena alternativa para reutilizar un frasco de vidrio es hacer una lámpara

    Cuando los hayas pasado, el conector para la bombilla debe estar en la parte de dentro. A continuación, enrosca la bombilla en el terminal, ponla dentro del frasco y cierra la tapa. Los kits para lámparas colgantes suelen traer anillos de suspensión que te facilitan el hecho de elegir un largo de cable distinto para cada frasco. Por último, pasa los cables por el plato de la lámpara de techo. Es recomendable hacer algunos nudos en los cables para estar seguros de que no se va a caer ningún frasco de cristal. Una vez preparado todo esto, se procede a hacer la instalación eléctrica, lo que puede ser algo compleja y es recomendable buscar la ayuda de un electricista para instalar la lámpara correctamente.

  • Porta-retratos: Es lo más sencillo del mundo. Lava bien el tarro de cristal, quítale las etiquetas y déjalo totalmente transparente. Lo único que falta es escoger tu foto favorita y colocarla dentro. Es un proceso muy sencillo, pero también muy creativo y, sobre todo, bueno para el medio ambiente.
  • Organizador: Es el mejor invento para tener a mano y localizados todos aquellos objetos pequeños que no sabes dónde colocar si, además, cuentas con un espacio reducido en tu hogar. Lo único que debes hacer es perforar las tapas de los frascos y atornillarlas debajo de alguna alacena o estante. Es muy sencillo y te evitará algún que otro momento de despiste.
  • Kit de costura: Es tan sencillo y rápido como poner un cojín pequeños sobre la tapa del frasco para poder clavar todos tus alfileres y agujas y encontrarlos fácilmente. Dentro del frasco de vidrio puedes colocar tus hilos y demás materiales de costura.
  • Terrario:Esta opción es ideal para todos aquellos amantes de la naturaleza. Necesitarás: Tierra, piedras o gravilla, carbón activado para mantener la tierra fresca, guantes, un frasco de vidrio lo suficientemente profundo como para contener las raíces y plantas que no requieran muchos cuidados, como el musgo, cactus, helechos... También estaría bien contar con elementos que no se viesen dañados con el agua como conchas o piedras para decorar.

    El vidrio formará parte de tu vida como elemento decorativoEl vidrio formará parte de tu vida como elemento decorativo

    Lo primero que hay que hacer es limpiar bien el frasco de vidrio elegido con agua y jabón. Coloca una capa de aproximadamente 2,5 centímetros de piedras o gravilla con una buena cantidad de carbón para el drenaje. Lo siguiente será añadir una capa de musgo para evitar que la tierra pase hacia la gravilla y eliminar la cantidad de agua que haya dentro del recipiente. Coloca la tierra, cava hoyos e introduce las plantas en ellos. Es importante que las hojas no toquen el vidrio porque podría atraer hongos y enfermedades. Por último, decora tu terrario y riega hasta que las piedras de la parte de abajo estén mojadas.

  • Cepillero: Pon una malla metálico sobre la boca del frasco que ayude a sostener todos los cepillos de dientes del hogar. Rápido y fácil.
  • Vaso: Es una manera novedosa de ahorrar y no necesitar comprar vasos nuevos. Lava bien los frascos de vidrio cuando hayas acabado con su contenido y úsalo para beber tus bebidas preferidas.
  • Centro de mesa:Es el objeto decorativo perfecto para adornar tu mesa gracias a su versatilidad. Lo único que tendrías que hacer es colocar tu vela preferida dentro y disfrutar del aroma y la relajación del momento.
  • Organizador de lanas: Este uso alternativo para reutilizar el vidrio es muy práctico para todas aquellas personas a las que le guste tejer. Tan solo hay que colocar un ovillo dentro del frasco y hacer un pequeño agujero en la tapa por el que tienes que pasar la punta de la lana. Con esto evitarás que tus materiales se enreden y es una forma muy divertida de exhibirlas en tus estantes para darle un toque colorido a tu espacio de trabajo.

Artículos recomendados