Menú
Centros navideños
Centros navideños
MESAS CON ESTILO

Centros navideños

Decorar la casa para las fiestas es tan importante como preparar una mesa llena de estilo en la que disfrutar de una suculenta comida con todos tus amigos y familiares.

Lucía Mejuto de Villar

Ahora que la Navidad ya está casi a la vuelta de la esquina también tenemos que empezar a pensar que cómo vamos a decorar este año nuestra casa para las fiestas. El árbol de Navidad, las luces de colores o las coronas de Adviento son una parte imprescindible en cualquier decoración navideña. Sin embargo, hay otro aspecto al que normalmente no le damos demasiada importancia pero que tiene un papel clave en estas fechas: los centros de mesa. Durante estos días, las reuniones familiares alrededor de una buena comida se suceden cada poco tiempo; por lo que preparar la mesa para estas ocasiones es imprescindible, al igual que lo es un bonito centro navideño que de personalidad y estilo a la mesa. A continuación, te damos algunas ideas de decoración con centros navideños que podrás encontrar fácilmente o, incluso, hacer tú mismo. Seguro que este año todo el mundo te felicitará por lo bien que has decorado tu mesa.

Centro tradicional

Una de las opciones que siempre es un acierto seguro es optar por un centro navideño tradicional en el que el elemento estrella es la corona de Adviento. Ponla en el centro de tu mesa y decora la parte interior con algunas piñas pequeñas, un par de velas rojas y algunos lazos dorados. Lo cierto es que esta decoración es la más fácil de hacer, ya que puedes introducir cualquier elemento tradicional de la Navidad. Además, con ayuda de un spray de color rojo, dorado o plateado, puedes teñir algunas nueces, piñas o estrellas para añadirlas a la corona de Aviento. De lo que no te puedes olvidar es de las velas, ya que una vez os sentéis a la mesa darán un ambiente muy cálido si las enciendes.

Centro de mesa navideño tradicionalCentro de mesa navideño tradicional

Un toque de nieve

Esta decoración es muy similar a la anterior, pero en este caso se trata de dar al centro navideño un toque nevado. Para ello, compra un spray de nieve en polvo y rocía con él una corona de Adviento. Luego, colócala sobre un plato o bandeja de color dorado algo más grande que ella y pon en el centro un poco de algodón, azúcar o sal. Luego tan sólo tendrás que incorporar otros adornos que te gusten como velas, piñas o bolas de cristal en tonos plateados que podrás teñir tu misma con un spray de ese color. Sin duda, una de las opciones más glamurosas con la que decorar tu mesa con mucho estilo.

Con flores

Aunque estemos en Navidad, eso no significa que en la decoración de nuestro hogar sólo podamos poner bolas de colores o guirnaldas brillantes. A la hora de preparar la mesa con la que recibir a nuestros invitados, las flores también son una buena idea para el centro navideño. Puedes optar por las típicas plantas navideñas como la flor de Pascua o el acebo, pero también puedes poner las flores que a ti más te gusten. Por ejemplo, opta por un bonito tono naranja, rojo o violeta que dará un toque muy personal a tu decoración. Si prefieres un estilo más sobrio, puedes hacer un ramo con flores blancas como rosas o lirios y combinarlas con algunas ramas verdes. Prueba con diferentes combinaciones y seguro que pronto encuentras la que más te gusta para tu mesa.

Centro de mesa con flores naturalesCentro de mesa con flores naturales

De cristal

Si tu estilo es más arriesgado y moderno, puedes atreverte con algunos centros de mesa más modernos en los que la cristalería juega un papel muy importante. Una idea es colocar un jarrón transparente sobre una bandeja y rellenarlo con algunas bolas de colores, lazos brillantes y una guirnalda de luces. Otra de las tendencias que este año está pisando fuerte en decoración navideña es la de las copas de cristal como decoración. Rellena las copas con algunos adornos navideños y colócalas bocabajo en grupitos repartidos por toda la mesa. Luego, pon una pequeña vela en la base de la copa. ¡Ya verás como tus invitados te dan la enhorabuena por tu imaginación!

Las velas como protagonistas

Uno de los elementos que son prácticamente imprescindibles en cualquier centro de mesa son las velas. Si bien es cierto que hay ocasiones en las que se puede prescindir de ellas, lo cierto es que una vez encendidas dan un toque muy cálido y hogareño a la mesa. Por eso, puedes optar por hacerlas protagonistas de tu centro navideño. La clave es jugar con los tamaños, haciendo combinaciones de velas de diferentes alturas y repartiéndolas por toda la mesa. Colócalas sobre un pequeño plato o bandeja y pon alguna ramita de acebo o piña a su alrededor, pero los complementos deben ser los mínimos posibles para que no distraigan la atención de las velas. Puedes optar por velas de un solo color como el dorado, plateado o rojo o hacer bonitas combinaciones con tonos diferentes.

Centro de mesa con velasCentro de mesa con velas

Bosque y fantasía

Si eres de los que disfrutan con las leyendas y cuentos fantásticos, este tipo de decoración seguro que te gusta. Se trata de jugar con diferentes elementos para dar a la mesa un toque rural y fantástico. Para ello, un elemento que es muy útil son los farolillos de cristal en los que puedes colocar una vela o algunas bolas de cristal. Reparte algunos a lo largo de toda la mesa y combínalos con algunas ramas de abeto, piñas y nueces en la base. En este tipo de decoración es muy importante la sobriedad, por lo que no te excedas con muchos complementos o accesorios de colores. Los farolillos y los elementos del bosque serán suficiente para dar a tu centro navideño el toque deseado.

Con agua

La última idea que te traemos en decoración con centros navideños tiene como elemento principal el agua. Por ejemplo, busca pequeños jarrones o tarros circulares para repartir por toda la mesa, introduce una pequeña rama de acebo en ellos y llénalos de agua hasta la mitad. Luego pon una pequeña vela encendida que flote sobre el agua. También puedes optar por jarrones más grandes de forma circular o cuadrada y añadir pequeñas piñas, bolas de colores o incluso flores en el agua. La vela encendida combinada con el agua sobre la que flora crea un efecto casi mágico.

Artículos recomendados