Menú
Árboles de invierno
Árboles de invierno
BOTÁNICA

Árboles de invierno

El abeto, por su relación con la Navidad, es uno de los árboles de invierno más populares. Te contamos aquí otros árboles que también soportan bajas temperaturas.

Julio A. López

Pese a que el abeto, por su relación con las fiestas navideñas, es el árbol de invierno más conocido y que con frecuencia más demandado es para adornar durante las celebraciones de finales de año, hay una serie de árboles, además de este, que en esta estación pueden plantarse y que aguantan el frío característico de estos meses. Hay diferentes consejos en jardinería para poder plantar y mantener un árbol de invierno, aunque generalmente requieren amplios espacios por su elavada altitud.

Fresnos

De gran altitud y de tallo grueso pero no muy alto en comparación al espacio que ocupan sus hojas, el fresno es un ejemplo de árbol que también se emplea en motivos ornamentales. Algunos ejemplares de menor tamaño, como el fresno norteño, también pueden emplearse en jardinería para decorar pequeños jardines. En general, los fresnos se consideran como árboles de invierno por su capacidad de resistir bajas temperaturas, por lo que se suelen usar en regiones donde hace mucho frío en invierno.

El fresno es un árbol empleado frecuentemente en jardinería y decoraciónEl fresno es un árbol empleado frecuentemente en jardinería y decoración

Para la plantación y mantenimiento del fresno, es aconsejable dejar que el árbol crezca sin estar cerca de otros, y regarlo solamente durante los primeros meses de plantación. Es algo más irritable en verano por las altas temperaturas, pero puede aguantar sin problemas al cambiar la tierra de su alrededor cada dos semanas con abono. Además, el fresno no suele ser víctima de parásitos o enfermedades, a excepción de algunos hongos concretos. En primavera también produce pequeñas flores blancas teñidas de verde.

Álamos o chopos

Los álamos también son conocidos como chopos, y es un árbol caducifolio (que pierde sus hojas en invierno) que puede alcanzar grandes alturas. Procedentes de Europa, Asia y África, son árboles muy apreciados por su resistente madera, que incluso puede alcanzar un metro de diámetro. Tiene una copa ancha y muy irregular. Además, los chopos pueden presentar flores tanto masculinas como femeninas en el mismo árbol.

Los álamos son uno de los árbole más codiciados para hacer papelLos álamos son uno de los árbole más codiciados para hacer papel

Entre las razones por las que se aprecia su madera es por su ligereza, por ser fibrosa y de secado rápido. También se emplea a menudo para elaborar pasta de celulosa, con la que se hace el papel o cajas para embalaje. Además, suelen crecer muy rápidamente, por lo que se suelen emplear en parques, jardines y calles, aunque necesita de un espacio algo amplio para poder ser plantado.

En sus propiedades medicinales, destaca la preparación del ácido salicílico, un potente analgésico empleado medicinalmente. Las infusiones hechas a partir de este árbol también tienen un potente efecto diurético, aliviador para la digestión.

Castaños

Los castaños, conocidos por el fruto, son también empleados con frecuencia en jardinería como árbol de invierno que resiste muy bajas temperaturas. Es común que se encuentren por Europa, especialmente en los países nórdicos, aunque también se dan casos de castaños en el norte de África. Se caracterizan por ser especies de gran longevidad, aunque tienen un tronco más corto que especies de invierno.

Los castaños se emplean muy a menudo para hacer madera y conserva tonos rojizosLos castaños se emplean muy a menudo para hacer madera y conserva tonos rojizos

Este tipo de árbol también se emplea con frecuencia para la elaboración de madera por la calidad de su material, y tiene tonos rojizos en los ejemplares con pocos años de cultivación pero se vuelve grisácea en los casos de árboles longevos. Su mejor hábitat son los terrenos montañosos, entre 500 y 1000 metros de altura, aunque también puede vivir en zonas próximas al nivel del mar.

Robles

Otro ejemplo de árbol empleado en jardinería y apreciado por su madera es el roble. Originario de Asia pero empleado con mayor frecuencia en Europa, suelen vivir en climas fríos generalmente, aunque pueden soportar también el calor. Esta especie se encuentra actualmente en peligro de extinción debido a la tala indiscriminada y su lentitud de crecimiento, por lo que se está prohibiendo su talado.

Los robles son especies muy altas robustas y con troncos muy gruesosLos robles son especies muy altas robustas y con troncos muy gruesos

Los robles se caracterizan por ser especies robustas, muy altas (en algunos casos superan los 20 metros de altura) y con un tronco ancho, liso, y con tonos grisáceos. Sus hojas, con un diseño muy características, destacan por ser caducas y grandes, con muchas puntas y rugosidades. Además, también aporta un fruto muy conocido, las bellotas, empleadas en la alimentación del ganado. También puede resistir bajas temperaturas, incluso hasta los 15 grados bajo cero.

Encinas

A diferencia de otros árboles, las encinas se caracterizan por tener hojas perenne (que no se pierden durante el invierno). Pueden alcanzar hasta los 20 metros, y se caracteriza por tener troncos no demasiado anchos con tallos finos y delgados y hojas puntiagudas. Las flores que pueden surgir de él tienen un tono amarillento, y desprende también un fruto, la núcula, que no es comestible.

Las encinas son muy características de los climas mediterráneosLas encinas son muy características de los climas mediterráneos

Los lugares más adecuados para plantar las encinas son en jardines, calles o plazas y, dado que a admite muy bien la poda, se pueden plantar tanto en espacios grandes como en otros de menor tamaño. Además, pese a que pueden soportar bien el frío, el clima más adecuado para este tipo de árboles es el mediterráneo, aunque la humedad excesiva en verano puede perjudicarle.

Artículos recomendados