Menú
10 manualidades originales con corcho
10 manualidades originales con corcho
¡NO LOS TIRES!

10 manualidades originales con corcho

Se trata de un material con múltiples cualidades y que puede utilizarse para infinidad de proyectos que harán de tu hogar un lugar único y original.

Fran Gómez

Beberse una buena botella de vino puede tener muchas ventajas que van más allá de disfrutar del sabor de esta bebida milenaria. A parte de los efectos positivos que un consumo moderado puede tener en la salud, también puede ayudar a redecorar una casa y que el resultado sea de lo más vistoso y original. Si después de abrir el frasco tiras el corcho a la basura, lo estás haciendo mal, y es que con estos pequeños taponcitos marrones pueden hacerse infinidad de manualidades muy prácticas y útiles.

No tires los corchos de las botellas, se pueden usar para cientos de ideasNo tires los corchos de las botellas, se pueden usar para cientos de ideas

Se trata de un material ligero, resistente y muy versátil, por lo que las posibilidades son casi infinitas. A partir de ahora, guarda los corchos de las botellas de vino, champagne o cava y almacénalos hasta tener suficientes para crear una alfombrilla de baño, una cortina y hasta un protector de encimeras. La imaginación es el límite, y con unas pocas herramientas podrás darle a tu vivienda un toque único que despertará la envidia de todos tus invitados. Echa un vistazo a estas 10 ideas para hacer manualidades con corchos y deléitate con ellas.

1 Llaveros

Olvídate de los típicos llaveros que tus amigos te traen de las ciudades que han visitado y crea tú mismo uno que sea completamente único. Con un solo corcho de botella y una hembrilla puedes fabricar un práctico colgante para evitar que tus llaves acaben por ahí pedidas. Echa mano de tu creatividad y personalízalo añadiendo tu nombre, coloreándolo con acrílicos o sprays o diseñando formas con la ayuda de un cuchillo o un cúter, pero con mucho cuidado. En este caso, es recomendable cocer los corchos durante 10 minutos para que se vuelvan más blandos y sea más fácil cortarlos. Además, este llavero ofrece la particularidad de que flota en el agua, por lo que tus llaves estarán a buen recaudo si te las vas a llevar a la playa o a la piscina... ¡Todo son ventajas!

2 Cortina

Para este DIY necesitarás unos cuantos corchos más que para el anterior, dependiendo del tamaño de tu cortina. Para una puerta normal, suelen requerirse unos 28 tapones para cubrir el alto y unas 10 tiras para el ancho, en función de lo denso que vaya a ser el visillo. Cuando tengas una buena cantidad de corchos, agujeréalos por el centro de la base hasta llegar al otro extremo, ayudándote de un abridor. Cuando estén perforados, ve pasando un cordel por el orificio utilizando una aguja de punto fina, hasta cubrir la altura deseada. Repite el proceso hasta que tengas el número de filas que querías y amárralos sobre una superficie de madera o cualquier otro material para colgar la cortina sobre la puerta o la ventana. Una vez más, puedes personalizar tu recubrimiento coloreando todos los corchos e improvisando diferentes diseños y estilos.

Las cortinas de corchos son muy fáciles de hacer y ofrecen un diseño único y originalLas cortinas de corchos son muy fáciles de hacer y ofrecen un diseño único y original

3 Alfombrilla de baño

El corcho absorbe muy bien la humedad y por eso es el material elegido para fabricar los tapones que sellan las botellas de vino. Esta característica también la convierte en una materia prima idónea para fabricar alfombrillas de baño, de cocina o incluso felpudos en los que limpiar los zapatos para entrar en casa tras un día de lluvia. Una vez reúnas la cantidad de corchos necesarios en función del tamaño del tapiz, únelos con la ayuda de una pistola de silicona. Para que el resultado quede más estético, puedes darle algo de color o rodear el contorno de la alfombra con un cordel acorde a la decoración de la sala. Una vez más, la creatividad será tu mejor aliada.

4 Protector de encimera

Otra de las características del corcho es que resiste muy bien las altas temperaturas y, además, es un aislante estupendo. De esta forma, los corchos de las botellas se convierten en una opción ideal y original para fabricar unos estupendos protectores de encimera o salvamanteles. De igual modo que en la idea anterior, solo deberás agrupar la cantidad de tapones necesarios y pegarlos con la ayuda de una pistola de silicona caliente. En este caso, se recomienda no colorear la estructura porque el calor de las ollas o recipientes que se posen sobre ella pueden derretir la pintura y hacer que se estropee, pero puedes darle tu toque especial escogiendo la forma en la que unirás los corchos o rodeando el resultado con un cordel, un aro de metal o cualquier cosa que te parezca buena opción.

El corcho absorbe muy bien el calor y puede servir para crear un salvamantelesEl corcho absorbe muy bien el calor y puede servir para crear un salvamanteles

5 Portafotos o pinzas de comida

Posiblemente, se trate de la idea más sencilla de esta recopilación, pero no por ello es menos práctica o decorativa. Para hacer la pinza, no tienes más que hacer una raja de un extremo a otro del corcho y cuya profundidad alcance la mitad del mismo. Así, cuando dejes, por ejemplo, una bolsa de patatas a la mitad, solo tendrás que doblarla y asegurarte de que no se abre utilizando el tapón rajado para presionar el envase. Si lo que necesitas es un portafotos, solo tienes que introducir la imagen en el corte o clavar un clip en ella para colocar en él la instantánea.

6 Imanes con plantas

Como ocurría con los llaveros, los imanes que los amigos regalan a modo de souvenir están muy vistos y no son nada originales. Prueba a darle vida -literalmente- a tu nevera o a cualquier superficie metálica convirtiendo tus viejos corchos de botella en unos estupendos minimaceteros. Haz un agujero superficial en los tapones y vacíalos con la ayuda de un destornillador hasta llegar a la mitad. Utiliza una cuchara pequeña para introducir un poco de tierra húmeda y coloca dentro una pequeña rama de alguna planta que tengas por casa. Después, pega con silicona caliente un imán en uno de los laterales del corcho y ya tendrás listo tu adorno para el frigorífico. El resultado es muy estético y de seguro que no dejará indiferente a ninguno de tus invitados.

Da vida a tu nevera convirtiendo los corchos en minimaceteros imantadosDa vida a tu nevera convirtiendo los corchos en minimaceteros imantados

7 Collares y pendientes

Además de vestir tu casa, también puedes vestirte a ti mismo usando el mismo procedimiento que para hacer la cortina. Tú decides si quieres utilizar los corchos enteros o cortarlos en rodajas para unirlas con un cordel y crear un fantástico collar o pulsera. También puedes fabricar bonitos pendientes si te haces con unos cuantos ganchos (muy fáciles de encontrar en cualquier ferretería o tienda de manualidades) y los decoras a tu gusto. Nunca un cambio de imagen había sido tan original y vistoso como este.

8 Mosaicos, cuadros y esculturas

Pasa de los cuadros de siempre en los que abundan los bodegones y anímate a crear tu propia escultura de pared con corchos de botella. Solo necesitarás reunir unos cuantos tapones de ese tipo y pegarlos con silicona caliente o cola blanca en la formando la imagen que deseas. Además, como el corcho es un material muy ligero, podrás colgar tu creación de la pared utilizando goma adhesiva para no estropear el muro haciendo agujeros. También puedes crear un gran rectángulo y enmarcarlo con tablones de madera o cintas de tela para obtener un tablón de anuncios diferente para colocar sobre él todo tipo de papeles, fotografías o notas.

Las composiciones fabricadas con corchos son una alternativa muy original a los cuadrosLas composiciones fabricadas con corchos son una alternativa muy original a los cuadros

9 Lámparas y posavelas

Con un poco de alambre y varios corchos de botellas puedes crear tu propia estructura para cubrir una bombilla y fabricar una lámpara a tu gusto. El producto final resulta muy atractivo e innovador y nadie quedará impasible ante un faro de este tipo. Si el procedimiento te parece muy engorroso, también puedes diseñar un posavelas utilizando solo tapones y algo de pegamento. El efecto de la luz de la vela saliendo por los huecos de los corchos será muy relajante y aportará a la estancia una sensación de calidez y confort.

10 Sellos

Si eres un fanático de las manualidades puedes firmar todas y cada una de tus creaciones con un sello único que te identifique. No necesitas encargarlo a ninguna empresa especializada, sino que te bastará con hacerte con un corcho de botella y tallar en una de sus bases la forma que deseas dejar impresa. Eso sí, recuerda invertir el diseño para que una vez que se estampe quede al derecho, sobre todo si lo que vas a esculpir son letras o números.

Como ves, son muchas las cosas que se pueden hacer con un par de tapones de corcho y, como siempre, la imaginación jugará un papel fundamental a la hora de crear composiciones atractivas y originales. No tengas miedo de jugar y experimentar hasta lograr fabricar aquello que tienes en la cabeza, porque si te quedas sin matera prima, solo tendrás que descorchar otra botella de vino y ponerte manos a la obra mientras disfrutas de un buen trago.

Artículos recomendados