Menú
La regla del 80/20 en la decoración de tu casa
La regla del 80/20 en la decoración de tu casa
PRESTA ATENCIÓN

La regla del 80/20 en la decoración de tu casa

Lo mejor es apostar por un mobiliario de buena calidad que sea duradero a largo plazo y que te permita rentabilizar la inversión.

Verónica Serrano Sevilla

Por todos es sabido que la decoración es fundamental en la casa. Más allá de seguir las distintas tendencias, la clave para que haya un significado uniforme en el hogar pasa principalmente por seguir un concepto en concreto, logrando un equilibrio organizativo y de tonalidades entre las distintas estancias, así como mantener las mismas máximas de diseño para el conjunto de salas. No obstante, también pueden cometerse muchos errores que afecten a la decoración y resten visualmente al ambiente en el que vives. Pero la solución puedes encontrarla en la regla del 80/20. Presta atención, porque, a continuación, te contamos todo sobre el funcionamiento de esta regla para que puedas aplicarla en tu casa.

¿En qué consiste la regla del 80/20?

La regla del 80/20 se inspira en el Principio de Pareto, pero aplicado a la decoración. Si bien este fenómeno afirma que las proporciones pequeñas contribuyen en mayor medida al efecto común del conjunto, en este caso, lo que se ve afectada es la inversión que queremos o pretendemos realizar en la decoración de nuestra casa. Básicamente, lo que podemos conseguir con la regla del 80/20 es mantener una decoración constante sin necesidad de tener que estar cada ciertos años haciendo reformas en casa y así estar siempre actualizados en tendencias.

Aplicando la regla del 80/20 no habrá que renovar la decoración constantementeAplicando la regla del 80/20 no habrá que renovar la decoración constantemente

Más en concreto, esta norma decorativa consiste en hacer una administración determinada del dinero que queremos destinar a la compra del mobiliario, haciendo una inversión del 80% del presupuesto total en piezas duraderas y de calidad, pues a largo plazo son las que resultan más rentables. El otro 20% restante debe destinarse a la compra de adornos y detalles decorativos que asienten el estilo de tu hogar y que se puedan sustituir fácilmente después de varias temporadas. De esta manera, conseguirás ser más eficiente tanto en lo económico como en lo estilístico, porque si sigues esta regla, además de ahorrar dinero y de evitar derroches en elementos innecesarios, conseguirás mantener tu casa siempre a la vanguardia en decoración.

La regla 80/20 en la cocina y el baño

Para aplicar este criterio a tu propio hogar, debes darle especial prioridad a la cocina y el baño, pues son las estancias más importantes de tu casa, de las cuales no puedes prescindir. Por ello, tienes que tener en cuenta las condiciones óptimas de habitabilidad que requieren estas salas, porque ambientes con humedad u otros estados echarían a perder un mobiliario de mala calidad. Para amortizar al máximo los muebles del baño y la cocina, que son de los que requieren de una mayor inversión, debes apostar por valores seguros. Esto es, eligiendo las mejores estructuras, de calidad, pero también que sigan una línea de estilo.

Los muebles de madera maciza son ideales para las cocinasLos muebles de madera maciza son ideales para las cocinas

En los últimos años, las dinámicas de estas estancias de la casa han cambiado y evolucionado. La cocina le ha restado importancia a los salones y comedores como zona social y de reuniones, mientras que el baño es, en la actualidad, algo más que un lugar de aseo, es un sitio de relajación, paz y confort. Entonces, debes preocuparte por que los elementos más básicos, como son puertas, ventanas y suelos, sean los más duraderos y adecuados para las condiciones de estas salas. Así evitarás posibles obras en el futuro y rentabilizarás tu inversión con los años.

Por otro lado, los muebles de madera maciza son ideales para las cocinas, porque, aparte de resistentes, te facilitan el poder combinar y aderezar la sala con complementos decorativos de otras gamas cromáticas. Lo mejor es optar por colores seguros y poco llamativos de los que no te puedas arrepentir con el paso del tiempo. Los tonos blancos, beige o crema son siempre un acierto, pues después puedes añadir más colores y estampados con los adornos y objetos.

Básicos para la decoración

Aunque puedes seguir las tendencias y estar actualizado con las últimas novedades en cuanto a decoración se refiere, tampoco tienes que obsesionarte por tratar de tener tu hogar a la última en todo momento. No todas las modas tienen por qué sentarle bien a tu casa: debes estudiarlas al detalle y analizarlas para saber si te conviene incorporarlas o no. Si vas a afrontar una reforma en tu casa o te has decidido por hacer un gran cambio y redecorarla, a continuación recogemos las apuestas más acertadas y seguras:

Escoger muebles atemporales es una buena opción para que no pasen de modaEscoger muebles atemporales es una buena opción para que no pasen de moda
  • Opta por muebles atemporales, es decir, aquellos cuya estética no se queda obsoleta con el paso del tiempo. Son muebles que encajan con cualquier época y que no se verán anticuados con los años. Por ello, también es fundamental que tu inversión sea a largo plazo y te hagas con unos muebles de alta calidad, para que te aguanten el mayor tiempo posible.
  • Las ventanas y puertas no son solo elementos de aislamiento, pues tienen mucho peso estético dentro de una habitación. Tienes que saber combinar ambos aspectos para sacarle a tu hogar todo el provecho que tiene y potenciar tanto la calidad como las aptitudes físicas.
  • Los complementos de decoración e iluminación se incluyen dentro del 20% de la regla. Estos elementos van a constituir la parte más viva y estética de tu hogar, por lo que no debes descuidarlos. Se trata de todas aquellas piezas que son más pasajeras y estacionales y cuya adquisición no precisa de grandes cantidades de dinero. Así, tenemos las alfombras y demás elementos textiles como cojines o fundas, las lámparas, los cuadros, las fotografías, etc. Intenta seguir siempre una línea estética y mantener una cohesión de estilo para evitar errores y no restarle sentido a la esencia de tu hogar.
En un 20% podrás añadir elementos decorativos arriesgadosEn un 20% podrás añadir elementos decorativos arriesgados

Siguiendo la norma del 80/20, no te olvides de incorporar ese 20% de piezas sueltas y demás elementos decorativos que atiendan a las últimas tendencias y que se salgan de esos valores más clásicos y seguros. Con esta parte del porcentaje es con la que tienes que dar rienda suelta a toda tu creatividad y sacarle el máximo potencial a tu hogar a través de adornos más arriesgados. Pero tampoco excedas tus posibilidades porque, recuerda: se trata de objetos más temporales y reemplazables que deberás ir renovando después de varias temporadas para mantener tu hogar siempre actualizado.

Artículos recomendados