Menú
Cómo evitar la condensación en las ventanas
Cómo evitar la condensación en las ventanas
TRUCOS

Cómo evitar la condensación en las ventanas

Descubre cuales son algunos trucos que harán que en las ventanas de tu casa deje de producirse condensación.

Tamara García Copado

La condensación en el proceso físico y químico por el que un gas es enfriado hasta tal punto que se convierte en líquido. La condensación en el interior de las ventanas se origina por un exceso de humedad dentro de la vivienda, con el calor del interior se genera vapor de agua que en contacto con una superficie fría se condensa y origina las gotas que descienden por la ventana hasta la pared.

Con el frío es habitual que las ventanas de tu casa sufran condensaciónCon el frío es habitual que las ventanas de tu casa sufran condensación

Sin duda algunas las ventanas constituyen la parte más fría de la casa y es inevitable porque están echas de cristal, donde se adhiere el agua y es complicado evitar que el vapor de agua diluido en la atmósfera doméstica empape las superficies cuando la temperatura en el exterior es especialmente baja. No obstante, hay que comprender que la condensación tiene lugar cuando existe demasiada humedad en la vivienda y cuando la temperatura de la superficie está muy por debajo de la temperatura del aire. Esto sucede mucho en invierno, pero hay una manera de poner remedio a todo eso.

Consecuencias de la condensación

Cuando hay excesiva humedad en el ambiente es fácil que se deteriore la pintura que esté cerca de una ventana, produciendo manchas y moho. Y algo peor que eso, puede que esta humedad llegue a filtrarse a los cimientos del edificio, por lo que puede dañar muy seriamente los muros.

Cómo evitar la condensación

Si hace excesivo calor en el interior de la casa, conviene abrir las ventanas para que baje la temperatura. En caso de que haga mucho frío, tienes que encender la calefacción o la estufa. La condensación suele tener lugar cuando la temperatura de la casa está por debajo de los 17 grados, así que hay procurar que haya una temperatura más o menos templada en el interior de la casa.

Otra de las cosas que tienes que tener en cuenta es que tenga una buena ventilación, para que se purifique el aire del interior con el aire del exterior, airear la casa es algo primordial, así que abre todas las que puedas para que se genere corriente y se limpie el aire del interior. Un lugar donde debe hacerse esta operación a menudo es la cocina, porque e el lugar donde más condensación se produce al cocinar o al usar la lavadora o el lavavajillas.

La condensación es peligrosa para la salud ya que produce hongos que pueden afectarnosLa condensación es peligrosa para la salud ya que produce hongos que pueden afectarnos

Otra opción es usar deshumificadores que absorban la humedad del ambiente y que eliminen el vapor de agua, aunque a veces puede llegar a secar mucho el ambiente interior. Y si se quiere, se pueden usar ventiladores para hacer que circule el aire en el interior de la vivienda, los ventiladores en el techo pueden ser una buena alternativa.

Como consejo, hay que evitar echar las cortinas, porque al hacerlo el aire no circulará por las cristales de las ventanas y parecerá de nuevo vapor de agua. Por otro lado, también puedes poner una doble ventana, porque las contraventanas dejan un espacio entre la interior y la exterior que hace que la ventana interna e mantenga caliente, evitando la condensación. Además, es una forma de ahorrar calefacción.

existen unos kits de aislamiento para las ventanas, y estos productos pueden tener una doble función, ya que además de aislar de la humedad, aíslan del frío y del calor.

Ventanas 'ventajosas'

Los vidrios que más convienen en estas situaciones son los de baja emesividad, es decir, los conocidos como Low E, que reducen de manera considerable la pérdida de calor en la casa. Las ventanas de tormenta son otra opción bastante económica y las de múltiples acristalamiento mejoran también las condiciones térmicas de la vivienda. Evita las ventanas metálicas, puedes ponerlas por ejemplo de PVC, y asegúrate de que tienen un buen nivel de aislamiento térmico, incluyendo ventilación controlada. Pero no olvides ventilar todos los días de 5 a 10 minutos cada día, mejor por la mañana.

Las PVC son una de las mejores ya que aíslas y mantienen el calor del hogar y evitan la condensación de las ventanasLas PVC son una de las mejores ya que aíslas y mantienen el calor del hogar y evitan la condensación de las ventanas

Para sorpresa de muchos esto suele suceder en las viviendas más nuevas con ventanas de calidad y que están bien aislada térmicamente hablando. Estas ventanas tan aislantes no permiten el reciclaje del aire y termina por producirse la condensación. Cuanto mayor sea la humedad del interior, mayor la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior y mejor sea el aislamiento, mayor será la condensación de las ventanas. A veces la condensación viene asociada a una mala colocación de la ventana, así que procura tapar las rendijas que dejen pasar el aire, ya que bajan la temperatura del marco.

Problemas de salud

Si el nivel de humedad en el ambiente es mayor a un 65% puede ser perjudicial para el organismo. El problema no es tanto la humedad en sí misma como los microorganismos que se reproducen en superficies húmedas.Los ácaros, por ejemplo viven en ambientes húmedos entre el 70% y el 80% de humedad. Por otro lado, el moho, que es un tipo de hongo, también es muy común en las zonas humedad. Los síntomas asociados al moho incluyen, al igual que con los ácaros, diferentes tipos de alergias respiratorias y síntomas asmáticos.

Por lo tanto, los problemas de humedad ambiental afectan especialmente a personas con ciertos tipos de enfermedades crónicas respiratorias, pero también a otros tipos de pacientes, como personas con reuma. Además, los niños y ancianos son especialmente sensibles a ellos

Artículos recomendados