Menú
Cómo cocinar en el lavavajillas
Cómo cocinar en el lavavajillas
ES POSIBLE

Cómo cocinar en el lavavajillas

Aunque pueda sonar extraño, cocinar en el lavavajillas es posible, y si no eres muy buen cocinero podrás sorprender a todos tus invitados con estos platos cocinados en un lavavajillas.

Cristina López Reques

No eres un gran cocinillas, pero te gusta comer bien. Además, la factura de la luz cada vez es más alta y pagar un dineral por utilizar la electricidad. Si estas dos condiciones se dan en ti, te vamos a proponer una idea que quizás no sepas ni que existe pero que cuando la conozcas no las vas a olvidar nunca y la vas a incorporar a tu día a día.

Cocinar en el lavavajillas aunque suene un poco loco, es posibleCocinar en el lavavajillas aunque suene un poco loco, es posible

Se trata de cocinar en el lavavajillas. Si, has leído bien, es posible elaborar recetas muy ricas en este aparato que, hasta ahora, solo creías que iba a lavar tus platos. De esta manera, ahorrarás el tan preciado tiempo que todos deseamos, pues solo tienes que programarlo y olvidarte de ello y también dinero, pues no tendrás que encender la vitroceramica para cocinar y, por tanto, ahorrarás en electricidad.

Hasta ahora quizás pensabas que solo era posible elaborar un buen plato en una sartén o incluso en un robot de cocina. Sin embargo, la bloguera italiana Lisa Casali nos demostró hace un par de años a todo el mundo que el lavavajillas tenia un nuevo uso, es de un aparato para cocinar. Su libro fue un éxito mundial y desde entonces cada vez hay mas aficionados a esta nueva técnica tan práctica y de moda.

Por ello, desde Bekia te vamos a proponer algunas recetas sencillas para que cocines en el lavavajillas y le saques todo el partido que tiene este electrodoméstico. Los resultados te van a dejar con la boca abierta y te servirá también para impresionar a más de un invitado.

Prepárate para descubrir nuestro mejor secretoPrepárate para descubrir nuestro mejor secreto

Lo que necesitas para cocinar en el lavavajillas

Lo más importante de todo es el recipiente en el que vas a introducir la comida que se va a cocinar en el lavavajillas. Porque no, no se puede introducir los alimentos como si fueran un plato más dentro del electrodoméstico. Lo que vas a necesitar son unos recipientes herméticos. Nosotros te recomendamos botes de cristal con dicho cierra, pues son fáciles de lavar después y además son reutilizables para cualquier otra vez que quieras cocinar. Otra opción es utilizar bolsas de plásticos herméticas.

Principalmente, esta es la única cosa que necesitas saber para preparar la comida en el lavavajillas. Sin embargo, también te recomendamos que dichos botes los pongas en la parte superior del lavavajillas, donde usualmente suelen ir colocados los vasos. Además, también debes saber que puedes echar el jabón que utilices habitualmente para el lavaplatos, pues al utilizar un recipiente hermético para que se haga la comida, no va a entrar nada de jabón. Puedes estar tranquilo, que tus platos quedarán relucientes y tu comida con un sabor exquisito.

Lo más importante es el recipienteLo más importante es el recipiente

Por ultimo, tendrás que tener en cuenta cuando tiempo de cocción necesita la comida que vas a preparar, pues de ello dependerá el programa que pongas en el lavavajillas. Como sabes, hay diferentes opciones, de más tiempo, menos tiempo, o con más o menos grados de temperatura. Este factor también va a influir en el cocinado de tus platos y tendrás que elegir uno u otro en función de ello.

Preparar un salmón en el lavavajillas

El título puede sonar un poco a broma, pero cuando veas el resultado comprobarás como sí es posible cocinar un salmón en el lavavajillas. Se trata de una receta muy fácil, pues no requiere apenas ingredientes. Solo tienes que introducir la porción de salmón en el recipiente hermético. Si la cena es para más gente, añade tantos botes como sean necesarios.

Ahora llega el momento del aliño del salmón. Para ello, baña el pescado con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto y una ramita de eneldo. El toque jugoso se lo va a dar el jugo de un limón que previamente hayas exprimido. Añádelo también al bote y asegurate de que quede bien mezclado.

Disfruta de un riquísimo salmón Disfruta de un riquísimo salmón "al lavavajillas"

Te aconsejamos que elijas el programa ecológico para cocinar esta receta, pues es el más indicado para los pescados y huevos. Mientras se lavan los platos y se hace tu cena, a ti solo te queda disfrutar.

Cuscús con verduras

Otra receta facilísima y con un resultado inmejorable. Se trata de un cuscús con verduras, un plato muy de moda que no tardarás nada en preparar. Lo que tienes que hacer es añadir unos 50 gramos de cuscús por cada tarro que quieras meter en el lavavajillas y lo sazonamos al gusto.

Por otra parte, cortamos las verduritas que queramos añadir. Nosotros te recomendamos cebolla, calabacín, espárragos trigueros.... Puedes elegir las que más te gusten. También te podemos aconsejar que las pases unos minutos por la sartén, para que queden con un gusto más rico. A continuación, las añadimos al tarro con el cuscús e incorporamos también una cucharada de caldo de verduras para que tenga más sabor, aunque también puede ser agua y un chorrito de aceite. Por último, da al botón de inicio de tu electrodoméstico y tomate un rato para relajarte, tu comida ya se está preparando.

El lavavajillas también te cocina el postre: una compota

Después de estos dos deliciosos platos que te hemos propuesto, esperamos que hayas dejado un hueco para el postre. Y es que, el lavavajillas también te da la opción de cocinar algún que otro postre. En este caso, te proponemos una compota de fresas y merengues.

Por último un postre que también puedes cocinar con este electrodomésticoPor último un postre que también puedes cocinar con este electrodoméstico

Es cierto que vas a necesitas un poco de cocina tradicional, pero el mérito se lo llevará igualmente el lavavajillas. Lo primero que tienes que hacer es lavar y cortar las fresas y añadirlas en una cacerola con una cucharada de azúcar y el jugo de medio limón. Ahora tienes que cocinarlo durante unos cinco minutos, siempre con cuidado de que no se rompa y no se pegue.

Por ultimo, tienes que añadir un poco de merengue en el frasco hermético. Por encima verte la mezcla de fresas y, por ultimo, vuelve a añadir merengue. Si quieres también puedes poner unas hojas de menta para dar un toque más fresco. Ahora pon el programa rápido y cuando acabe ya tendrás tu postre. Además, la presentación no puede ser mejor.

Artículos recomendados