Menú
Utilizar los electrodomésticos sin gastos innecesarios
Utilizar los electrodomésticos sin gastos innecesarios
¿CÓMO HACERLO?

Utilizar los electrodomésticos sin gastos innecesarios

Pequeños trucos y consejos que se podrán hacer todos los días para conseguir un pequeño ahorro en la factura de la luz todos los meses.

Daniel Caballero Ruiz

Los electrodomésticos son una de las principales fuentes que más consumen cada día en el hogar. Y si tenemos en cuenta que en los últimos meses la electricidad no ha dejado de subir. Esta subida afecta en primer lugar a los consumidores, que se han visto obligados a apretarse el cinturón y estar más pendientes de los gastos que tienen. Además, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya advirtió en su día de la subida del precio: "El precio en el mercado mayorista es un 7% mas alto que el del mes de mayo de 2017 y un 29% más elevado que el que había en el mes de junio de 2016".

El consumidor siempre busca ahorrar todo lo posibleEl consumidor siempre busca ahorrar todo lo posible

Por eso, muchas personas están buscando posibles trucos o soluciones para poder llegar a ahorrar un poquito más cada mes en la factura de la electricidad. Incluso, hay algunas medidas que se podrán realizar para alargar la vida útil de estos aparatos electrónicos. Asimismo, si cada persona aprende a utilizarlos de forma eficiente, se reducirán notablemente la factura a final de mes.

Limpia los electrodomésticos

Aunque parezca mentira, la clave esencial para alargar su vida y lograr que no consuma más de lo que debe, es limpiarlos. La limpieza es una de las reglas más básicas y elementales, ya que esta labor es imprescindible si no quieres que se obstruyan los puntos de ventilación de los electrodomésticos o impidan un correcto funcionamiento. Por ello, es bueno que cada cierto tiempo lo limpies a fondo, así te evitarás a comprar uno nuevo en poco tiempo.

No viene mal revisarlos

El hecho de que el aparato no haya dejado de funcionar, no quiere decir que funcione correctamente. Por eso, las revisiones de vez en cuando no vienen nada mal para comprobar su verdadero estado. Además, si se observa el más mínimo fallo en el elctrodoméstico será síntoma de que algo no está del todo bien y se debería valorar si se tiene que someter a un examen. Porque es mejor prevenir que curar, así que vete haciéndoles revisiones a los aparatos del hogar de vez en cuando.

Quédate con los manuales

Es importante no deshacerse de los queridos manuales de instrucciones que acompañan a los electrodomésticos una vez que los compramos. En sus páginas encontraremos la ayuda necesaria para cuidarlos, cómo usarlos, advertencias de seguridad, recomendaciones en caso de avería, la instalación y conexión o consejos de cómo limpiarlos.

Opta por la regleta si quieres tener contar con más enchufesOpta por la regleta si quieres tener contar con más enchufes

Di no a los ladrones

Dentro del tema energético es aconsejable que en vez de utilizar el tradicional 'ladrón', apostemos por una regleta. Los típicos ladrones se suele escoger más por simples cuestiones de espacio, puesto que las regletas son más grandes y más aparatosas. El principal problema de los ladrones es que aumentan el porcentaje de una posible sobrecarga si todos los aparatos que están enchufados están en funcionamiento en el mismo momento. Además, no hay que olvidarse de prestar atención al estado de los cables y conectores, y recuerda no tirar de ellos al desenchufar un dispositivo.

También se recomienda que se mantengan fuera de las fuentes de calor, como por ejemplo los radiadores, o zonas con humedad. En el caso de que haya tormenta eléctrica, es importante que se tengan desenchufados de la corriente para prevenir posibles sobrecargas de electricidad. Toda medida de prevención es poca para conseguir alarga la vida útil de los electrodomésticos y a la larga será una buena forma de amortizar la inversión.

Otros consejos

1. Lava en frío, ya que al lavar la ropa en la lavadora a 30 grados o menos, en lugar de 60 grados, puede llegar a ahorrarnos hasta un 60% de energía. Y no te olvides de limpiar el filtro de la lavadora.

2. Carga al máximo tus electrodomésticos, es decir, cuando vayas a poner una lavadora, una secadora o el lavavajillas, cuanto más aproveches un mismo ciclo para meter más cantidad de artículos, menor consumo total tendrás, ya que además de optimizar los consumos, se evitarán otros lavados o secados adicionales.

El programa ECO es muy común en los electrodomésticos de última generaciónEl programa ECO es muy común en los electrodomésticos de última generación

3. El programa ECO: En los nuevos aparatos eléctricos viene esta función. Con el ECO conseguirás ahorrar un 20% de luz y un 16% de agua respecto al programa normal. Lo malo es que este tipo de programa es más duradero y, por lo general, habrá que esperar una hora más. Es bueno comprobar que los niveles de sal y abrillantador del lavavajillas son los adecuados, además es recomendable limpiar el filtro con regularidad.

4. Controla la temperatura del frigorífico. Tendrás que regular bien su temperatura, lo recomendable es que este entre 3 y 7 grados, si no tienes carne o pescado, y de -20 a -18 para el congelador. Asimismo, trata de mantener la puerta cerrada todo lo posible y si se limpia la escarcha del frigorífico se conseguirá disminuir el gasto eléctrico.

5. Adiós al stand-by: Las nuevas televisiones, ordenadores, equipos de música o consolas tiene la función de dejarlos en stand-by, pero lo mejor es apagarlos, ya que se puede llegar a ahorrar hasta un 10% de todo lo que consumen.

Artículos recomendados