Menú
Cómo ahorrar agua y energía en la cocina
Cómo ahorrar agua y energía en la cocina
CONSEJOS PEQUEÑOS

Cómo ahorrar agua y energía en la cocina

El ahorro energético y de agua es cada vez más importante para las personas. Por ello, nunca viene mal saber algunos pequeños trucos para ahorrar un poco.

Daniel Caballero Ruiz

El ahorro energético y del agua parece que se está convirtiendo en la nueva moda entre los españoles por desgracia. Con la constante subida de los precios, es imprescindible que se vaya mirando de vez en cuando cómo va nuestro bolsillo. Sobre todo, por la subida de la luz, que parece no tener fin. Además, que tampoco viene mal estar pendiente de cuanta agua consumimos, teniendo en cuenta que el agua potable es un bien del que otros seres humanos no pueden disfrutar.

Tips para ahorrar agua

En el hogar utilizamos agua constantemente y a veces, sin darnos cuenta, para situaciones que no harían falta. Para empezar, muchas personas cometen el error de dejar el grifo abierto cuando están lavando los platos, en vez de cerrarlo mientras los enjabonan. Esta simple acción conlleva a que se pierdan cientos de litros de manera innecesaria. Lo ideal sería que se llene un recipiente o mismamente el fregadero para enjabonar y aclarar la vajilla.

Evita fregar los platos con el grifo abiertoEvita fregar los platos con el grifo abierto

Otra forma de ahorrar en la cocina sería llenando el lavavajillas hasta el punto que ni siquiera entre un cubierto más. Así, además de economizar la energía que consume en un lavado, gastaremos menos agua, que si lo ponemos varias veces para lavar unas pocas cosas. Esto también se puede aplicar a lavadora, porque si utilizamos estos electrodomésticos solamente cuando estén llenos, se conseguirá ahorrar hasta 3.700 litros de agua al mes.

Uno de los errores más comunes que se dan es en el momento que se quiere beber agua fría. Todos recurren a lo más fácil: cogen un vaso, abren el grifo hasta que salga más fresca y listo. Pero lo mejor que hay que ver en estos casos es que, si quieres tener agua fría en cualquier momento, se tenga una jarra de agua en la nevera, en vez de dejar correr el agua del grifo hasta que nos parezca. Otro truco para seguir ahorrando agua es que solo se utilice un mismo vaso para beber agua durante el mismo día, ya que esto también recudirá el número de vasos que se tendrán que lavar.

Cuando vayas a usar el lavavajillas, intenta utilizar cada espacioCuando vayas a usar el lavavajillas, intenta utilizar cada espacio

A la hora de utilizar el lavavajillas o la lavadora muchas veces no se presta atención al programa que se va a emplear para el lavado. Por eso, hay que estar atento para utilizar el programa adecuado para el lavado, puesto que si no es necesario un ciclo largo, ahorraremos mucha más agua y energía.

También es recomendable que cuando se vaya a lavar alguna fruta o verdura no se laven bajo el chorro de agua del grupo, por ello, es mejor aprovechar que se abre el grifo para lavarlas cogiendo unas cuantas piezas a la vez y limpiar todas las que sean posibles. Asimismo, se puede llenar un poco el fregadero y lavarlas sumergiéndolas dentro. Y es que dejar el grifo abierto para hacer cualquier cosa es un hecho que sucede constantemente, ya que algunos descongelan los alimentos a temperatura ambiente bajo el grifo, así que es mejor evitar hacerlo.

Tips para ahorrar energía

Siempre existen pequeños detalles que se pasan por alto, con los cuales se conseguirá ahorrar bastante más de lo que uno se piensa. Como por ejemplo, aquellos electrodomésticos que cuenten con batería, solamente hace falta tenerlos conectados a la luz hasta que se carguen por completo. Además, en el caso de querer adquirir un nuevo electrodoméstico, revisa su etiqueta de eficiencia enérgica. Aquellos con el sello A+++ son los que se deberán adquirir siempre y cuando se pueda.

También, acuérdate de adaptar la nevera al clima de ese momento: cuando bajen las temperaturas, aumenta la temperatura de la nevera y vuelve a bajarla cuando comience a hacer más calor. Recuerda que la temperatura de la nevera debe estar entre los 3 y 5 grados, mientras que el congelador deberá estar entre los -18 y -15 grados. Y no te olvides de que la puerta del frigorífico hay que abrirla lo mínimo y durante el menor tiempo posible. Asimismo, el mejor lugar para una nevera es aquella ubicación en la que esté alejada de una fuente de calor.

No dejes abierta la nevera durante mucho tiempoNo dejes abierta la nevera durante mucho tiempo

En el caso de ponerse manos a la obra para cocinar, es importante utilizar el fogón adecuada para cada cazuela, sartén o utensilio que se vaya a utilizar. Es decir, no hay que usar un fogón grande cuando se vaya a cocinar con una cazuela pequeña. Además, para no consumir tanta energía se recomienda poner la tapa para que se caliente cuanto antes.

En cuanto al horno, cuando se encienda es mejor aprovecharlo para hornear varias cosas a la vez o una tras otra. Ya que es uno de los electrodomésticos que consumen una mayor cantidad de electricidad. Y evitar abrir el horno durante la cocción ya que se puede escapar cerca del 20% del calor, el cual tendrá que recuperarlo con un mayor consumo.

Artículos recomendados