Menú
Cómo cuidar lilas en tu jardín: descúbrelo todo sobre esta planta de potente aroma
Cómo cuidar lilas en tu jardín: descúbrelo todo sobre esta planta de potente aroma
FLORES DE PRIMAVERA

Cómo cuidar lilas en tu jardín: descúbrelo todo sobre esta planta de potente aroma

Las lilas son una de las flores más comunes de la primavera, siendo su aroma un imprescindible en muchos jardines. Descubre cómo cuidar esta planta siguiendo unos sencillos pasos.

J. Martín

Las lilas son una de las flores más comunes que cada primavera renacen en parques y jardines. Su aroma es muy característico y fácilmente reconocible, llegando a ser intenso cuando la planta se encuentra cerca y propagándose con facilidad por el entorno. Junto con este olor que desprenden, la característica común de las diferentes variedades de lilas es el pequeño tamaño de las flores que exhibe cada año durante los meses primaverales. Aunque se trate de una planta usual en zonas verdes públicas, también es posible mantenerla en casa cuando se dispone de jardín o terraza, siendo sus cuidados muy sencillos y fáciles de seguir.

Características de las lilas

Aunque todo el mundo las conoce como lilas, su nombre científico responde al de Syringa Vulgaris, siendo la especie común que podemos observar en la gran mayoría de jardines. Pertenecientes a la familia de las Oleaceae, es importante aclarar que existen diferentes variedades de lilas poco habituales pero difíciles de encontrar. El origen de esta planta se localiza en los Balcanes, aunque se extendió por el continente europeo y el resto del planeta durante el siglo XVII.

El aroma de las lilas es muy intenso y fácilmente reconocibleEl aroma de las lilas es muy intenso y fácilmente reconocible

Por otra parte, parece que las lilas florezcan en un pequeño árbol, pero realmente lo hacen en un arbusto de hoja caduca al que también se denomina lilo. Verdes y con un final puntiagudo, así son las hojas que las acompañan cada temporada, renovándose junto con las flores. En cuanto a estas, pueden ser de tonos rosados o blanco. De hecho, el origen del color lila se encuentra en estas flores, simbolizando el amor, mientras que las lilas blancas están más relacionadas con la inocencia o la pureza.

Sobre su tamaño, lo normal es que el arbusto alcance una altura de entre 1 y 5 metros, aunque todo depende de la variedad de la que se trate. Es una planta duradera que se mantiene fuerte durante años, aunque no por ello deja de ser necesario llevar a cabo una serie de cuidados sobre ella para que crezca lo más sana y bonita posible.

Cuándo plantar lilas

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de cultivar alguna planta es tener en cuenta cuándo es el momento idóneo para llevar a cabo la siembra, puesto que esto determinará su futuro y correcto crecimiento y floración. En el caso de las lilas, la época más adecuada es el otoño, puesto que esto te permitirá tener unas flores radiantes y elegantes la próxima primavera, mientras que si la siembra se lleva a cabo en la próxima primavera tendrás que esperar todo un año para verlas florecer. Asimismo, el suelo debe estar bien fertilizado, siendo recomendable que sea arcilloso o alcalino.

Se trata de una planta duradera que se mantiene fuerte por mucho tiempo, pero eso no la exime de requerir cuidadosSe trata de una planta duradera que se mantiene fuerte por mucho tiempo, pero eso no la exime de requerir cuidados

Es importante dejar un par de metros entre semilla y semilla, ya que son arbustos que necesitan mucho espacio entre sí, así como buena cantidad de agua mientras están creciendo. Sin embargo, y para los más impacientes, también es posible ir a un vivero y comprar directamente la planta, ahorrando todo el proceso de crecimiento. Con una buena maceta ancha y grande se puede mantener la planta en una terraza, no solo en el jardín.

Cuidado de las lilas

Aunque la mayor parte de las lilas resisten a los períodos de sequía tan comunes en la actualidad, es fundamental que siempre estén hidratadas, por lo que dentro de sus cuidados se encuentra el hecho de regarlas con frecuencia en las estaciones más secas, sobre todo durante los dos o tres primeros años. Algo similar ocurre con la luz, puesto que si bien aguantan con facilidad la falta de claridad en los meses otoñales e invernales, es fundamental que se sitúen en zonas donde reciban mucho sol, ya que lo necesitan.

Las lilas deben ser regadas con frecuencia en las estaciones más secasLas lilas deben ser regadas con frecuencia en las estaciones más secas

También es vital mantener el arbusto podado para que la floración sea excelente. Los tallos que suelen quitarse son aquellos demasiado gruesos o que sufran algún tipo de enfermedad. Por su parte, las flores secas también es importante quitarlas cada año, para favorecer el crecimiento de la planta y su rejuvenecimiento la próxima primavera.

Usos y propiedades de las lilas

No se entendería la primavera sin el potente aroma de las lilas. Es por ello que uno de los principales usos que se les está dando actualmente a estas flores es la elaboración de perfumes y colonias, siendo muy normal encontrarlas en multitud de establecimientos. De este modo, podemos tener una sensación primaveral y fresca durante todo el año gracias a la extracción de su esencia, que también es utilizada en diversos tratamientos de belleza.

Las propiedades medicinales de las lilas son muy variadas, por ejemplo, se pueden utilizar en infusiónLas propiedades medicinales de las lilas son muy variadas, por ejemplo, se pueden utilizar en infusión

En cuanto a las propiedades medicinales de esta planta, la flor es posible utilizarla en la elaboración de infusiones que combatan las diarreas, una mala digestión o también la pesadez de estómago. Sin embargo, sus hojas, que son amargas y ni los propios animales quieren tomarlas como alimento, también son protagonistas de algunos tratamientos digestivos. Del mismo modo, la esencia de su flor siempre ha sido muy utilizada en la preparación de aceites corporales para tratar de reducir los dolores musculares y de huesos o articulaciones, e incluso bajar la fiebre.

A pesar de estas aplicaciones terapéuticas, es recomendable consultar a un especialista médico antes de proceder a utilizar las lilas como remedio para combatir algunos problemas, puesto que, aunque estén catalogadas como planta medicinal, las flores con estas tonalidades tienen cierta toxicidad, por lo que hay que emplear las dosis adecuadas.

Esta planta genera un ambiente muy acogedor, por lo que son idóneas para usarlas en decoraciónEsta planta genera un ambiente muy acogedor, por lo que son idóneas para usarlas en decoración

Otro de los usos más comunes que existen, más allá de los relacionados con la salud o la belleza, se encuentran en la decoración. Es una de las flores que más bonitas para tener en casa, aunque es cierto que duran muy pocos días. Las lilas generan un clima muy cálido y acogedor gracias a su aroma y su suave color, por lo que servirán de ambientador durante el tiempo que se mantengan frescas. Para ello, lo mejor suele ser utilizar un jarrón alto en el que poner bastante agua, para que los ramos caigan elegantemente por los laterales.

Cuando las utilices para decorar los rincones de tu hogar, puedes aprovechar directamente las lilas que florezcan en tu jardín, ya que encontrarlas en floristerías suele ser bastante complicado, siendo más común que te vendan lilos, aunque no son lo mismo. Las lilas son tu mejor aliado para conseguir una verdadera explosión de primavera tanto dentro como fuera de casa.

Artículos recomendados