Menú
Cómo hacer cojines nudo
Cómo hacer cojines nudo
ÚLTIMA TENDENCIA

Cómo hacer cojines nudo

Los cojines nudo han llegado para quedarse. Cada vez están más de moda y además, hacerlos es muy fácil y divertido.

Francisco José Gómez González

¡Los nudos están de moda! O al menos en cuanto a diseño de almohadas se refiere. Los cojines nudo son la última tendencia que llega para adornar nuestro hogares de una forma muy original y colorida, y además, son comodísimos. Los hay de todas las formas y tamaños, para camas y sofás e incluso para utilizarlos a modo de puff.

Desde que la diseñadora islandesa Ragnheiður Ösp Sigurðardóttir los comercializa en su web, la fiebre por los nudos se ha extendido por toda la Red y millones de personas se han querido sumar a esta nueva forma de entender los cojines. Los extravagantes diseños ya se venden en infinidad de páginas de decoración, pero sin duda, lo que más se lleva es el DIY.

Los cojines nudo son la última tendencia y dejarán a todo el mundo boquiabiertoLos cojines nudo son la última tendencia y dejarán a todo el mundo boquiabierto

No hay nada en un hogar que tenga más encanto que algo hecho de forma artesana por las personas que lo habitan. Sin duda, la manualidad le infiere un toque especial y único que lo hará diferente al resto. Estos cojines no son la excepción, y si su aspecto en sí ya dejará boquiabierto a todo el mundo, mayor será la sorpresa cuando digas que está hecho por tus propias manos.

De primeras, al ver su enrevesado aspecto, puede parecer complicado llevar a cabo una confección como esta. Pero siguiendo los pasos y con un poco de paciencia, se conseguirá un bonito aspecto final que no dejará indiferente a nadie... ¡Anímate y súmate al movimiento de los nudos!

Materiales y procedimiento

Para empezar necesitarás unos 50 cm x 150 cm de tela, relleno de cojín, hilo de coser, tijeras, metro, un tubo cilíndrico hueco y un palo largo y fino. Desde Bekia animamos a la reutilización de todo tipo de materiales, por lo que puedes aprovechar cualquier tipo de textil (ropa vieja, sábanas que no necesites, cortinas, etc.) para la tela y vaciar los cojines que ya no te gusten para utilizar el relleno en la nueva almohada.

1. Extiende la tela sobre una superficie plana. Si no tienes una mesa grande, puedes hacerlo en el suelo, pero es muy importante que quede bien esparcida y alisada. Si tiene algún dibujo o estampado, este debe quedar boca arriba.

2. Dobla completamente uno de los laterales de la tela, de forma que el doblez tenga unos 10 centímetros de ancho. Ayúdate de unos alfileres para sujetar el pliegue y recórtalo.

Puedes cortar tantos 'pliegues' como quieras. Cuantos más tengas, más grande será tu cojín nudoPuedes cortar tantos 'pliegues' como quieras. Cuantos más tengas, más grande será tu cojín nudo

3. Repite este proceso tantas veces quieras o te de la tela. Cuantos más trozos acabados tengas, más grande será tu cojín. Con las medidas que se daban al principio, deberían salir unas cuatro piezas de tela individuales.

4. Ha llegado el momento de coser el pliegue. Si no tienes máquina, puedes hacerlo a mano, pero tardarás un poco más. Cose solo el lateral, dejando abiertos los extremos. Repite el proceso hasta que todos los trozos de tela que tengas estén cosidos.

Es recomendable utilizar una máquina de coser para ir más rápido y que el acabado sea más limpioEs recomendable utilizar una máquina de coser para ir más rápido y que el acabado sea más limpio

5. Dales la vuelta para que la costura quede por dentro. El resultado debe ser parecido a una calceta muy larga con los extremos abiertos. Ahora debes atar uno de ellos con un nudo no muy fuerte para que luego puedas deshacerlo fácilmente.

6. Es hora de rellenar las telas. Ayúdate del tubo cilíndrico hueco (un carton de papel de cocina serviría), metiéndolo en la 'calceta' y pegando esta a la base del conducto. Por el agujero que ha quedado fuera y con ayuda de un palo largo y fino, empieza a meter el relleno, que irá cayendo dentro de la tela. Utiliza tanto relleno como quieras, pero lo ideal es que quede repartido de manera uniforme e igualitaria. Repite el proceso hasta que todos los trozos de tela que tengas estén rellenos.

Utiliza tanto relleno como necesites para que el resultado quede bien repartido de manera uniformeUtiliza tanto relleno como necesites para que el resultado quede bien repartido de manera uniforme

7. El resultado deber ser parecido a un especie de 'serpientes' de tela. Deshaz los nudos de los extremos y empieza a unir todos los trozos hasta que solo tengas una 'serpiente' muy larga. En esta ocasión, será mucho más fácil si los coses a mano, pero antes de hacerlo, asegúrate de que no hace falta introducir más relleno.

8. Una vez terminado, tendrás una 'cuerda' muy larga con sus extremos cerrados. Ha llegado entonces el momento de crear el nudo.

Para hacer el nudo

Este es el momento más complejo y del que dependerá el resultado final de la obra. En Internet existen miles de tutoriales para hacer diferentes tipos de nudos: cuadrados, redondos, rectangulares, grandes, pequeños e incluso con forma de rosa. Busca y elige el que más te guste o se adapte a tus necesidades. A continuación se explica cómo hacer un nudo tradicional celta, de forma redonda.

Existen infinidad de posibilidades para dar forma a tu cojín nudo. Hacerlo redondo es una de ellasExisten infinidad de posibilidades para dar forma a tu cojín nudo. Hacerlo redondo es una de ellas

1. Realiza un bucle de unos 20 cm antes de llegar al final de la 'cuerda'. Haz otro que pase por encima del primero y que mire en la dirección opuesta. El aspecto debe ser igual al que tienen las típicas galletitas saladas en forma de lazo.

2. Pasa el extremo del segundo bucle (el más largo) por debajo del extremo del primero (el que estaba cerca del final).

3. Ahora se debe pasar el extremo más largo por dentro de los dos bucles, primero por arriba y luego por abajo, alternando el movimiento hasta llegar al final.

4. El nudo ya irá cogiendo forma, pero aún sobrará mucha 'cuerda'. Repite el proceso desde el paso '3', metiendo el extremo más largo por el interior de los bucles, alternando arriba-abajo.

5. Cuando termines, asegúrate de que por cada bucle ha pasado dos veces el extremo. Una vez acabado, cose por debajo del nudo los dos extremos, metiendo un poco más de relleno si fuera necesario.

El resultado debería ser un cojín algo parecido a este:

Tu cojín debería ser más o menos parecido a esteTu cojín debería ser más o menos parecido a este

La paciencia debe ser tu gran aliada en este DIY. Si bien al principio puede parecer algo engorroso, seguro que disfrutas mucho haciéndolo y no te arrepentirás al ver tu precioso cojín nudo terminado.

Artículos recomendados