Menú
Láminas decorativas
Láminas decorativas
LA ÚLTIMA MODA

Láminas decorativas

Las láminas decorativas se han convertido en una alternativa a los cuadros que se ha puesto muy de moda a la hora de vestir tu hogar.

Tamara García Copado

Los protagonistas de las estancias suelen ser los muebles, pero los complementos que añadimos suelen marcar la diferencia. Una de las opciones es colocar cuadros en las paredes, aunque lejos de los óleos tradicionales o las acuarelas, acaban de ponerse muy de moda nuevas técnicas que además de dar muy buen resultado, suelen ser de lo más económicas. Gracias a este tipo de elementos lograremos dar más personalidad al espacio, concretando cuál será el estilo decorativo.

Si no apuestas por un estilo minimalista, decorar con láminas puede ser una muy buena opción. Desde Bekiahogar.com te vamos a dar una serie de consejos para hacer una buena elección de este elemento decorativo, sin pasarte y consiguiendo armonía en tu hogar.

1 Ten en cuenta las medidas

Uno de los primeros consejos que tienes que tener en mente es que tienes que valorar el espacio con el que cuentas para saber qué dimensiones tendrá tu cuadro. La mejor opción para saber si la lámina va a quedar bien en un lugar en concreto es probarla. Intenta no saturar el espacio para que no quede todo muy recargado. También tienes que tener en cuenta los colores, porque si es muy grande, el color puede hacer que la habitación en cuestión tenga ese elemento como su único foco de atención.

Las láminas de diferentes tamaños deben alinearse con una línea horizontal imaginariaLas láminas de diferentes tamaños deben alinearse con una línea horizontal imaginaria

2 Cómo colocar las láminas

En tu espacio puedes colocar una o varias, dependiendo del efecto que quieras crear. Si te decantas por esta opción y se trata de láminas de diferentes tamaños, es importante que no las alinees por el extremo superior o inferior, sino que crees una línea horizontal imaginaria que esté más o menos por el centro.

Si son láminas del mismo tamaño, puedes situarlas de forma simétrica. Valora su altura, qué muebles hay alrededor para crear un lugar armonioso y acogedor. Si las láminas son distintas, procura que los colores combinen, o en su defecto, que contrasten lo suficiente.

3 Busca la altura

Cuando vayas a colocar solo una lámina en tu pared, procura colocarla a la altura adecuada. Por lo general, el centro o foco de atención tiene que estar por encima de la mirada.

Las láminas se deben colocar por encima de los ojos para captar la atenciónLas láminas se deben colocar por encima de los ojos para captar la atención

4 Consigue un buen resultado

Para colocar una lamina puedes colocarla directamente pegada en la pared, o por el contrario sobre un tablón de madera. También puedes enmarcarla o ponerla sobre un cartón o cartulina de color para que quede bien con los colores elegidos para la estancia. Lo más importante es que quede firme y que no se doble o estropee con el paso del tiempo. También puedes protegerla con un papel transparente.

5 Elige el material correcto

Papel fotográfico

Quizás puedas obtener una lámina en cualquier tienda de decoración, pero a veces el diseño que mejor te va es una imagen propia. Si piensas imprimir una lámina, utiliza preferiblemente papel fotográfico o de ilustración, es mucho más resistente que otros y además conseguirás que se vea más gruesa y brillante.

Cinta adhesiva

Para colgar tu lámina no necesitas hacer agujeros en tu pared. En el caso de que hayas decidido no enmarcarla, lo mejor es usar cinta adhesiva para pegarlas. Si te gusta el washi tape, puedes usar estas cintas tan decorativas para dar un toque inspirador a tu lámina, sobre todo color. Debes tener en cuenta que, cuando quites la lámina, la cinta puede llevarse un poco de pintura, así que lo más probable es que tengas que volver a pintar.

Si no quieres hacer agujeros en la pared, puedes pegar las láminas con cinta adhesiva o siliconaSi no quieres hacer agujeros en la pared, puedes pegar las láminas con cinta adhesiva o silicona

Silicona

Si sigues pensando en no hacer agujeros, además de pegar tu lámina con cinta adhesiva, puedes hacerlo con silicona. Puedes optar por una silicona básica que se usa para todo tipo de manualidades. Puedes aplicarla con una pistola, aunque con muy poca cantidad será suficiente.

Vinilo

Otra manera de que tu lámina quede bien pegada en tu pared es forrarla con vinilo. Para ello tienes que sujetar tu lámina en la pared y aplicar el papel adhesivo de vinilo encima. Ten mucho cuidado de que no salgan burbujas. Con este vinilo además quedará protegida del polvo o e la luz del sol, que con el tiempo hace que su color original desaparezca.

Marcos

Enmarcar tus láminas puede que sea la alternativa más cara, pero la que mejor queda, o al menos es la opción más elegante. Además, tu lámina enmarcada no solo tiene que ponerse colgada, sino que te dará la posibilidad de dejarla apoyada en alguna pared o encima de algún mueble.

Enmarcar tu lámina es la opción más elegante, pero también puede ser la más caraEnmarcar tu lámina es la opción más elegante, pero también puede ser la más cara

6 Frases inspiradoras

A la hora de elegir tu lámina no solo tienes que tener en cuenta el papel, si poner marco o no, también hay que tener en cuenta el diseño. Puedes optar por una ilustración, pero también por una frase inspiradora, algo que está muy de moda. Las más habituales son las láminas en blanco y negro, aunque también podrás encontrar en el mercado propuestas más coloridas. Poco a poco se han ido introduciendo en más estancias, aunque estas láminas son propias de despachos o estancias más creativas.

Artículos recomendados