Menú
Plantas básicas para principiantes
Plantas básicas para principiantes
POCOS CUIDADOS

Plantas básicas para principiantes

Una vez que se toma la decisión de comprar este tipo de plantas tan solo hay que tener en cuenta la temperatura, la iluminación y el número de riegos que necesitarán.

Sheila González Oliva

Decorar con plantas un hogar o cualquier otra estancia, incluso en el trabajo, mejora el estado del ánimo y hace que el estrés se libere y se mantenga un ambiente mucho más relajado. Es curioso que no solo sean un motivo de decoración sino que ayudan a las personas a estar mucho más tranquilas y cómodas. Es por eso que es aconsejable tener alguna que otra planta donde se pase mucho tiempo. El único inconveniente será el cuidado, ya que cada una de ellas requerirá uno diferente.

Para principiantes lo ideal es comprar una planta resistente, es decir, una que no tenga muchos cuidados para que así se pueda ir adaptando y en un futuro poder comprar otro tipo de plantas que necesite de más cuidados. A fin de cuentas tener una planta no es solo colocarla en el sitio que más nos gusta, sino estar pendientes de que le de el sol adecuado y que tenga agua. De lo contrario, la planta morirá.

Las plantas le dan un toque especial a cualquier estancia del hogarLas plantas le dan un toque especial a cualquier estancia del hogar

Chamaedorea elegans

Esta planta es una palmera de interior y por lo tanto, no necesita tantos cuidados como podría necesitarla una planta de exterior, que necesita mucha más luz natural para su desarrollo. Asimismo, tampoco necesita ser regada en muchas ocasiones. Es una de las plantas que se suele recomendar para principiantes. Es más, es una planta que crece a un ritmo lento sin necesitar muchos cuidados.

Su estructura tiene un aspecto de lo más elegante y combina con cualquier tipo de decoración, aportando un toque de frescura al ambiente. La temperatura ideal para que viva en las condiciones adecuadas es de unos 17 a 23 grados. Son tan pocos los cuidados que necesita que sorprende que pueda sobrevivir bastantes años en el mismo lugar.

Sanseviera

La Sanseviera es una planta de interior de lo más resistente. Es una especie de hojas en color verde que son capaces de crecer con muy poca luz a pesar de ser de origen africano y que les guste el sol. Además, tiene una belleza sencilla y especial. La Sanseviera tan solo crea entre tres y cuatro hojas al año, no obstante si se la priva de más iluminación aunque no muera si que generará menos hojas.

La planta sanseviera se caracteriza por unas hojas muy peculiaresLa planta sanseviera se caracteriza por unas hojas muy peculiares

Por otro lado, hay que tener en cuenta la temperatura donde puede vivir. La Sanseviera admite ambientes cálidos de interior aunque lo ideal son unos 15 grados. Por si fuera poco, su versatilidad hace que pueda ser plantada en el exterior, incluso estar expuesta a heladas de hasta tres grados bajo cero. Este tipo de planta se suele encontrar a la entrada de los portales, por ejemplo.

Zamioculca

La Zamioculca es una planta tropical de origen africano que pertenece a la familia de las cicadáceas. Con el paso del tiempo ha ido ganando popularidad tanto por su aspecto como por sus propiedades, además es una planta extremadamente resistente y por lo tanto, es ideal para aquellas personas que tienen la primera toma de contacto con las plantas. Los ejemplares de esta clase de planta pueden llegar a crecer hasta los 70 centímetros aunque eso sí, de manera lenta. Como característica poseen un rizoma subterráneo cuyas raíces son gruesas.

La Zamioculca es una planta ideal para zonas poco iluminadasLa Zamioculca es una planta ideal para zonas poco iluminadas

Sus hojas están compuestas por un tallo grueso de golíolos redondos de color verde oscuro y brillantes, además son carnosas. La Zamioculca posee también unas pequeñas flores de color amarillo de unos 5 centímentros que se produce durante mediados del verano y hasta comienzos del invierno. En cuanto a sus cuidados se puede mantener en el interior a unos 15 grados y en cuanto a la iluminación necesaria no importa si tiene mucha luz o poca ya que se adapta a las necesidades de donde se encuentre. Por otro lado, el riego dependerá de la luz que reciba, si es mucha se le tendrá que regar con abundante agua y si suele estar a la sombra menos.

Aspidistra

La Aspidistra es otra planta muy resistente de origen chino y se caracteriza por tener las hojas en forma de lanza, las cuales crecen alrededor de una o dos hojas con un crecimiento muy lento. Esta planta aguanta perfectamente en lugares sombríos. Para aquellas personas que opten por tener una aspidistra en su hogar o lugar de trabajo deben saber que no necesita muchos cuidados para sobrevivir. Son una de las plantas de interior más habituales.

Debe estar a una temperatura de unos 13 y a una mínima de 0 grados. El riego tampoco debe ser muy abundante, más bien poco, y se ha de secar la parte superficial de esta cuando se riegue. Uno de los detalles a los que hay que prestar atención es que debido a sus enormes hojas, la aspidistra acumula mucho polvo. Para ello, con sacarla un día de lluvia fuera será suficiente y quedará saneada. Por el contrario, si no llueve o no se la quiere sacar con este clima al exterior se puede optar por rociarla en la ducha y posteriormente secarla con un paño empapado de cerveza ya que incrementará el brillo de sus verdes hojas.

Conviene comprobar la tierra y valorar su humedad con frecuenciaConviene comprobar la tierra y valorar su humedad con frecuencia

Aralia o Fatsia Japonica

Esta planta se encuentra entre las más resistentes y por consiguiente recomendada para principantes que quieran empezar a tener una y que no tengan mucho tiempo para cuidarla. Puede estar tanto en el interior como en el exterior porque apenas necesita cuidados, y eso es un punto a favor para no tener que estar muy pendiente de ella. Durante los meses de abril y agosto serán cuando la Aralia necesite más riegos que en el resto del año. Durante esta misma época se deberá abonar cada 15 días con un fertilizante mineral mezclado con el riego. El resto del año no es necesario abonar.

Su temeperatura deberá cuidarse entre los 17 y los 0 grados, y aunque es de ambiente húmedo es aconsajable secar las hojas después de cada regado. Es una planta que tolera exposiciones de poca luz, pero siempre crecerá más frondosa y densa en presencia de luz directa. El sol puede llegar a dañar sus enormes hojas verdes de forma palmeada y brillante, por lo que puede ser cultivada en exterior siempre que lo hagamos a la sombra. Ademá, el factor polvo estará presente como en el caso de la planta anterior.

Artículos recomendados