Menú
Cuidados de los helechos
Cuidados de los helechos
JARDINERÍA

Cuidados de los helechos

Como se suele decir los helechos llevan aquí desde los dinosaurios, por eso son unas de las mejores plantas decorativas.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

La Filicopsida, también conocido como helecho, es una planta vascular sin semilla caracterizada por tener frondosas hojas verdes. Se puede encontrar en regiones tropicales, zonas ecuatoriales y mediterráneas. Estas plantas de jardín son todo un clásico para los amantes de la botánica, sus características herbáceas junto a la belleza de su esplendor han hecho de esta planta todo un must have para nuestro hogar. Declaramos pues, que este año es sin duda, el año del helecho. Esta planta tan decorativa y exuberante es perfecta para cualquier rincón de nuestra casa, prueba de ello es la cantidad de páginas que se han rellenado en las revistas de decoración con este elemento.

Es un elemento decorativo perfecto para cualquier habitaciónEs un elemento decorativo perfecto para cualquier habitación

Aunque sus cuidados son básicos para cualquier amante de la botánica, requiere unos trucos y consejos que ya te adelantamos te serán de gran ayuda. Si tú también quieres presumir de tener este año un buen helecho en tu casa, sigue leyendo este articulo.

Cuidados de los helechos

El helecho es considerado un fósil viviente, su origen puede remontarse a unos 420 millones de años atrás, sin duda es la planta más antigua de la tierra. Se dice comúnmente que, cuando los dinosaurios pisaron la tierra, esta planta ya estaba. Tanto es así, que el helecho es de las pocas plantas que han sabido adaptarse a los diferentes cambios climáticos y eventos catastróficos que ha experimentado nuestro planeta. Si sabemos cómo hacerlo, podremos experimentar un auténtico viaje al pasado de la mano de la botánica en nuestro jardín.

Lo cierto es que existen muchas variedades de esta planta, que se caracterizan por sus fabulosas hojas llamadas frondes. Desde el popular Culantrillo; cuyas hojas son largas y anchas, pasando por el Nido de ave; gruesas y cubiertas por una pelusa blanca, hasta las espectaculares Cuerno de alce. Aunque la mayoría tienen las mismas necesidades. Si lo cuidamos correctamente, el helecho puede estar creciendo durante todo el año. Por este motivo, en poco tiempo podemos tener un helecho frondoso en nuestro jardín. Durante el invierno es normal que se marchiten algunos frondes, por eso debemos quitarlos, aunque no es alarmante.

También los helechos de exterior serán una gran elección para nuestro jardínTambién los helechos de exterior serán una gran elección para nuestro jardín

Ahora que ya estás convencido o casi convencido de tener tu propio helecho en tu terraza o jardín, es la hora de saber cómo debemos cuidarlo. Antes de pensar en que rincón de la casa puedes ponerlo es importante que leas las siguientes pautas, un consejo; los helechos quedan genial colgados del techo en un rinconcito pequeño.

Lo primero que tenemos que saber si queremos plantar nuestro propio helecho es el tipo de sustrato que vamos a necesitar, lo conveniente es que sea poroso y que lleve en su base mantillo o turba. En cuanto al recipiente más adecuado para plantar nuestro helecho es aquel que sea de plástico, retiene más la humedad.

Ahora que tenemos plantado nuestro helecho llega la hora de pensar dónde lo vamos a colocar, lo ideal es que sea un sitio donde haya mucha humedad, el cuarto de baño por ejemplo. Nunca debemos colocar un helecho en un sitio de paso, pues en estos sitios suele hacer bastante corriente y esto es el peor enemigo de esta planta.

Aunque no sea un cactus, el helecho requiere unos cuidados muy básicos. En cuanto a la luz, debemos evitar que incidan los rayos del sol directamente, pero sí que sea un lugar resguardado y con luz natural. También puede ser colocado en un lugar con menos luz, pero sus frondes crecerán menos.

Dale un toque natural y selvático a tu casaDale un toque natural y selvático a tu casa

Controlar la temperatura también es clave para que nuestro helecho crezca sano y fuerte, por eso la temperatura idónea es de 15 a 24 grados. El helecho es una planta que no soporta ni las heladas ni tampoco ambientes muy secos.

El helecho necesita ser regado, en verano, unas dos veces al día para que el sustrato mantenga la humedad. En invierno sin embargo, podemos dejar que la humedad se mantenga con el agua de la lluvia. Lo ideal es que la planta siempre esté húmeda.

El abono también es muy importante si queremos mantener nuestro helecho bien, lo ideal es que en primavera y verano lo hagas cada 15 días. Utiliza fertilizante líquido disuelto con agua de riego, y tu helecho estará resplandeciente.

Es muy importante mantener la planta sana y húmeda para que nos dure muchos años, por eso procura quitar las hijas que estén marchitas. Controla la humedad y el ambiente donde vaya a estar expuesta. Si tu planta presenta hojas pegajosas, lo más seguro es que tenga cochinilla algodonosa, trátalas con oleoparation. Otro problema que puede presentar tu helecho son que las hojas estén amarillentas o marrones, esto se puede deber a que el ambiente está muy caliente, colócalo en un sitio más húmedo. Tampoco podemos aportarle una humedad excesiva, pues podemos hacer que la planta llegue a tener botrytis y se pudran sus hojas más jóvenes.

Ahora que ya lo sabes todo acerca del helecho, puedes lanzarte y dar un punto verde a tu hogar con un par de plantas de distintas variedades.

Artículos recomendados