Menú
Cómo cuidar un bonsái
Cómo cuidar un bonsái
MINIATURA

Cómo cuidar un bonsái

Aunque parezca sencillo, las plantas son tan peculiares que cada una necesita sus propios ciudados y es necesario seguir a raja tabla ciertos pasos.

Bekia Hogar

Bonsái es una palabra de origen japonés que significa 'bandeja para cultivar', y se trata del arte de cultivar árboles y plantas, en general arbustos, controlando el tamaño para que tenga el tamaño inferior al natural. Algunas técnicas usadas para conseguirlo son el trasplante, la poda, el pinzado y un largo etcétera. Por otro lado, el bonsái sería el conjunto del árbol junto con la maceta.

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, en donde se conoce como Penjing, como objeto de culto para los monjes taoístas. Este pequeño árbol era para ellos un símbolo de eternidad, un puente entre lo divino y lo humano, entre el cielo y la tierra.

El riego del bonsái

Esta es una de las partes más importantes de su cuidado. La frecuencia del riego de dicho árbol dependerá de muchos factores, como la especie de la que se trate, el tamaño o la forma que tenga la bandeja. También variará dependiendo de la estación del año o la climaotología. Es muy difícil de definir, por lo tanto se tendrá que tener en cuenta lo siguiente:

- Tienes que regar el bonsái cuando la tierra esté ligeramente seca.

- Pero hay q evitar regarlo de forma rutinaria, porque hay que estar pendiente de sus necesidades.

- Hay que aplicar la mezcla de suelo adecuada, y en este caso tiene que ser de akadama, comise y roca volcánica mezclados de forma proporcional. Hay que utilizar una mezcla que retenga el agua cuando no puedas regarlo con suficiente frecuencia.

Es muy importante mantenerse informado para realizar el riegoEs muy importante mantenerse informado para realizar el riego

No importa en qué momento del día lo hagas, aunque se recomienda no hacerlo al mediodía. En ese momento el árbol y la maceta están más calientes de lo debido. Riega desde arriba en abundancia para que se empape el cepellón y el sistema radicular quede húmedo. El uso de agua de lluvia o de agua osmosis es lo mejor (no contienen ni productos químicos añadidos como el cloro, ni gran cantidad de sales).

Abonado del bonsái

Hacerlo durante la temporada de crecimiento es algo crucial. Los árboles normales son capaces de extender su sistema radicular en búsqueda de nutrientes, sin embargo los bonsái están plantados en macetas bastante pequeñas y necesitan ser abonados con el objetivo de ir renovando el contenido nutricional. Todopoderosos abono debe incluir tres elementos químicos fundamentales, que son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. La mejor época para su abonado es entre la primavera y el otoño. Eso sí, los árboles llamados de interior sí que se pueden abonar a lo largo de todo el año.

Para hacerlo de la manera correcta hazlo con las cantidades correctas que indique el producto. Puede optar por reducir ligeramente la cantidad recomendada en los árboles que ya no necesitan crecer porque su modelado ha finalizado.

Trasplante del bonsái

Este proceso es crucial hacerlo para evitar que sature la tierra de raíces y termine muriendo. Generalmente las especies de crecimiento rápido necesitan ser trasplantadas cada dos años, y los árboles más ancianos necesitan ser trasplantados cada 3 o 5 años. El trabajo de trasplantar un Bonsái generalmente se realiza durante el final del invierno y el principio de la primavera, cuando el árbol comienza a despertar. Cuando hagas el trasplante es muy importante que elijas bien la mezcla de tierra, y es que tiene que ser lo suficientemente drenante para evitar la podredumbre de las raíces.

Dependiendo de la maceta hay que hacerlo de una manera u otraDependiendo de la maceta hay que hacerlo de una manera u otra

Dónde colocarlo

La mayoría de los árboles deben situarse en pleno sol al menos durante la mitad del día y se tienen que proteger del viento. Pero también hay árboles que son de interior, que deben estar en lugares bien iluminados, con una temperatura más o menos constante.

Después, y si lo usas como elemento decorativo, dependerá del uso que se le quiera dar, pero siempre teniendo en cuenta que cada bonsái puede tener unos cuidados asociados a una ubicación en función de la especie.

Qué substrato elegir

Cuando lo vayas a seleccionar, tienes que tener en cuenta varios aspectos:

- Buena retención de agua: debe ser capaz de mantener cantidades suficientes de agua para que tenga humedad entre riego y riego.

- Buen drenaje. Y es que el exceso de agua debe ser drenado. Si hay mucha retención de agua lo que se puede conseguir es que termine pudriéndose y el árbol terminará muriendo.

- Buena oxigenación: Las raíces tienen que estar bien oxigenadas, dejando intactas las buenas bacterias y las micorrizas.

Un substrato inorgánico bien estructurado y basado en partículas permitirá un rápido drenaje del agua y favorecerá una entrada continua de aire fresco a las raíces.

Artículos recomendados