Menú
Curiosidades de los cactus
Curiosidades de los cactus
UNA A UNA

Curiosidades de los cactus

La planta que parece no pasar de moda es el cactus. Una especie de planta que lleva existiendo en la tierra desde hace millones de años.

Daniel Caballero Ruiz

Los cactus, aunque aparenten ser más resistentes que otras plantas porque suelen estar en el desierto, también necesitan de unas condiciones distintas a cualquier otra planta para su supervivencia. El cactus es una planta que normalmente tiene espinas, un tallo grueso e incluso pueden florecer flores. La familia a la que pertenece se la denomina Cactaceae, la cual se divide en un total de 170 géneros y se conocen 2000 especies de ellas.

Se conoce que esta planta lleva existiendo desde hace millones de años y son propios del continente americano, aunque hay alguna especia propia de África, Madagascar y Ceilán. Y aunque se suele creer que esta planta es seca al estar normalmente en suelos áridos, la realidad es contraria. La mayoría de todas las especies tienen una parte de su cuerpo que son capaces de almacenar agua, por lo que gracias a eso pueden sobrevivir en suelos áridos, ya que tienen una reserva de agua dentro de ellas y no se deshidratan.

Los cactus también necesitan de cuidados especiales pese a poder vivir en el desiertoLos cactus también necesitan de cuidados especiales pese a poder vivir en el desierto

6 curiosidades sobre el cactus

1. La verdad sobre el cactus es que, si se tiene en el hogar, muchas veces se podría cometer el error de regarlo en exceso o no dándole los cuidados especiales que necesitan al ser un tipo de planta que está adaptada a convivir en climas adversos. Si uno no tiene cuidado en estos aspectos comprobará de primera mano que los cactus no son indestructibles y no sobrevivirán mucho tiempo. Además, el drenaje en el cactus es vital.

2. No tienen hojas, pero sí suelen tener espinas. Aunque la mayoría de las especies de los cactus poseen espinas con el fin de sobrevivir y protegerse de algún animal en busca de algo de agua. Las espinas tienen otra función vital para el cactus, y es que poseen montones de espinas por todo su tallo con el objetivo de protegerse del sol y mantener así una buena temperatura y no deshidratarse. Incluso, los cactus han desarrollado con el paso de los años, gracias a sobrevivir a condiciones extremas, la habilidad de aguantar hasta dos años sin una gota de agua.

Los cactus no tienen hojas, pero sí floresLos cactus no tienen hojas, pero sí flores

3. Además, otra curiosidad de los cactus es que no solo tienen espinas. Entre tanta espina siempre suelen florecer algunas que otras flores. Aunque dependiendo de la especie, las flores serán más o menos bonitas que otras, como Mammillaria, Gymnocalycium y Parodia, que conseguirán florecer con más facilidad y que gozan de impresionantes colores que dejarán a más de uno con la boca abierta. Y lo más fácil para que los cactus logren florecer es dejar que sigan su ciclo natural de crecimiento. Necesitan permanecer inactivos en invierno, para luego despertarse con la primavera. Por lo que tendrán que estar en un lugar seco y frío, pero ojo que no sea oscuro, durante el invierno.

4. Existen cactus de todos los tamaños, y los más grandes pueden llegar a pesar hasta 12.000 kilos, toda una barbaridad. Incluso, dependiendo del tamaño que tenga necesitará más o menos agua. Algunos son capaces de absorber en 48 horas más de 1.000 litros de agua.

5. ¿Cuánto tiempo viven los cactus? La realidad es que en plena naturaleza la esperanza de vida de esta planta es mucho más alta, llegando a vivir incluso cientos de años. Pero en interiores, su esperanza de vida se reduce drásticamente, hasta apenas sobrevivir un poco más de 10 años. El problema con los cactus viejos es que cada golpe o arañazo que tengan, harán que parezcan menos atractivos a medida que pasen los años.

En plena naturaleza su esperanza de vida es mayorEn plena naturaleza su esperanza de vida es mayor

6. Las raíces de esta planta sorprenderían a cualquiera, ya que son largas, muy largas. Además de que sus raíces no tienden a ir hacia abajo, sino que las raíces de los cactus se van extendiendo en horizontal cientos de metros. Esto se debe a que así son capaces de crear una base estable para lograr mantenerse rectos. Por lo que habrá que tener cuidado con el riego, ya que las raíces podrían pudrirse.

Consejos para su cuidado

Para que sobrevivan el mayor tiempo posible en el hogar, habrá que cuidar con mucha atención su riego. A principios de primavera, cuando vaya desapareciendo la posibilidad de que se den heladas y la planta empiece a brotar, es el momento en el que se regará con cierta frecuencia. Pero tampoco hay que pasarse, con una vez cada diez días estará bien.

En primavera de sebe de regar cada diez díasEn primavera de sebe de regar cada diez días

Y Cuando vayan llegando los meses cálidos, se podrá aumentar la frecuencia de regado. Por el contrario, en otoño se comenzará a reducir el regado, siendo cero durante invierno. En algunos casos, se podría regar a un cactus suavemente en los meses de frío cada 20 o 40 días. Pero con temperaturas inferiores a 10 grados no es muy recomendable regarlos, ya que el cactus podría pudrirse.

En cuanto a la temperatura ideal, hay que saber que durante el invierno no deben estar en habitaciones calurosas, puesto que al estar en lugares por encima de 20 grados evitarían su descanso invernal, cortando así su desarrollo natural. Aunque hay que tener cuidado, puesto que la mayoría de los cactus no son capaces de soportar temperaturas inferiores a los siete grados. Además, un factor importante es que no deben estar en un ambiente en el que se mezcle la humedad y el frío.

Los cactus no soportan temperaturas inferiores a 7ºLos cactus no soportan temperaturas inferiores a 7º

Pese a que los cactus son capaces de soportar suelos áridos, si se cultivan en una tierra que posea mayores nutrientes, su crecimiento será mejor y su floración más bonita de ver. Por lo que se tiene un sustrato para el cactus, ayudará a su crecimiento. Existen tierras especiales para cactus ya preparadas, que reúnen unas características especiales. También existen fertilizantes para los cactus, que se deben dar en los períodos de mayor crecimiento de la planta.

Y si la planta deja de crecer, adquiere un color feo o se observa que las raíces del cactus ya se van saliendo de los agujeros de drenaje, significa que es necesario hacer un trasplante. La nueva maceta deberá ser algo mayor que la anterior. Además de que para los cactus las mejores macetas son de barro o cuencos, la mejor época para realizar el trasplante es en la primavera.

Artículos recomendados