Menú
Plantar espinacas
Plantar espinacas
HUERTO EN CASA

Plantar espinacas

Conviértete en todo un agricultor cultivando estas verduras en tu propia casa y ayúdate siguiendo esta sencilla guía.

Fran Gómez

Cada vez es más frecuente encontrar a personas que se han animado a convertirse en agricultores y que han empezado a cultivar sus propias verduras, hortalizas o especias en los jardines de su casa o incluso en las terrazas o balcones. El perejil, el orégano o la albahaca se caracterizan por su facilidad para germinar en espacios pequeños, siendo posible su plantación en cualquier rincón del hogar, como la cocina o las repisas de las ventanas.

Además de servir como decoración, se trata de una opción ideal para empezar a incluir ingredientes frescos en las recetas. La planta que da origen a las espinacas tampoco alberga un gran misterio y por ello son muchos los que se han decidido a cubrir sus semillas con un poco de tierra o agua para que empiecen a florecer. Lo cierto es que si ya de por sí están buenísimas y son un complemento perfecto para muchos platos, las espinacas cultivadas por uno mismo saben muchísimo mejor.

Cada vez son más los que se animas a cultivar en cualquier parte de su casaCada vez son más los que se animas a cultivar en cualquier parte de su casa

Lo mejor de todo es que no hace falta ser un verdadero experto en agricultura para poder plantarlas y obtener un producto de calidad, sino que siguiendo una serie de consejos y recomendaciones enseguida comenzarán a crecer deliciosas espinacas para incluir en las comidas.

Plantar las espinacas

- ¿Cuándo? Lo primero que se necesita saber es cuándo es la época perfecta para cultivar esta planta. Si bien las espinacas son capaces de crecer durante cualquier momento del año, deben evitarse los meses de mayor calor porque puede florecer antes de tiempo y volverse amarga. En este sentido, son los pasos de estación del verano al otoño o del invierno a la primavera los mejores períodos para comenzar a sembrar estas verduras.

- ¿Dónde? Una vez te hagas con las semillas en cualquier tienda de tu ciudad especializada en agricultura, se hace recomendable sumergirlas en agua un par de horas antes de plantarlas, para que vayan cogiendo los nutrientes que necesitan para crecer. Una vez llega el momento de cultivarlas, hay que tener claro si se va a hacer en una porción de tierra, como un huerto urbano o uno propio, o en algún macetero de nuestra casa. Si la última opción es la elegida, se debe tener en cuenta que el recipiente debe tener una profundidad mínima de 15 centímetros y un volumen total de unos 2 litros.

Las espinacas crecen fácilmente en casi cualquier tipo de terrenoLas espinacas crecen fácilmente en casi cualquier tipo de terreno

- ¿Cómo? Si bien las espinacas pueden crecer sin problemas en casi cualquier tipo de tierra, es preferible que el terreno sea suelto y húmedo. Es muy recomendable añadirle algún tipo de estiércol o compost para que no se vuelva arcilloso y la calidad del producto final sea mucho mayor. A la hora de hacer los surcos para enterrar la semilla, es importante que estos no superen los 2 centímetros de profundidad, porque si no a la espinaca le costará mucho emerger y el sobreesfuerzo puede llegar a costarle la vida. Las espinacas no necesitan mucho sol para empezar a germinar, y tampoco mucha agua, pero hay que estar pendiente de que la arena nunca llegue a secarse. Si la plantación se ha producido en el exterior, habrá que atender a la climatología y a la cantidad de lluvias para valorar cada cuánto hace falta regar la zona.

Si ha ido todo bien, a los pocos días se podrán observar los primeros brotes de las espinacas, y al cabo de unos dos meses la planta ya habrá crecido lo suficiente como para empezar a usarla como ingrediente en las recetas, aportando al organismo una gran cantidad de vitaminas.

Propiedades de las espinacas

La peculiaridad de estas verduras reside en su alto valor nutricional a pesar de las pocas calorías que aporta al organismo, por lo que se convierte en un alimento ideal si se pretende bajar de peso o cuidar la alimentación. Las espinacas son una fuente de vitaminas, nutrientes, fibra y flavonoides, unos compuestos orgánicos que ayudan a prevenir y combatir el cáncer. Además, la comida favorita de Popeye también ayuda a mantener en buen estado el sistema cardiovascular, ya que contienen un porcentaje elevado de antioxidantes que evitan que el colesterol acabe taponando las arterias.

Estas verduras son muy versátiles y se pueden preparar de muchas formasEstas verduras son muy versátiles y se pueden preparar de muchas formas

Del mismo modo, estas plantas también son beneficiosas para el aparato digestivo y sirven para evitar el desarrollo de enfermedades oculares o la degeneración de las células del cerebro, retrasando el declive de las funciones principales de este órgano. Lo mejor de todo es que se trata de un alimento muy versátil que se puede preparar de gran multitud de formas e incluirse en una enorme variedad de platos, por lo que su consumo diario no debería suponer el aborrecimiento de las espinacas.

En cualquier caso, tampoco se debe caer en un consumo excesivo ya que puede acarrear problemas de alergia e incluso terminar provocando un mal funcionamiento de la tiroides. Las personas que padezcan de problemas en la vesícula biliar o en los riñones deberán consultar a su médico de cabecera antes de consumir espinacas con con frecuencia.

Artículos recomendados