Menú
Shabby Chic: Qué es
Shabby Chic: Qué es
DECORACIÓN HOGAR

Shabby Chic: Qué es

¿Estás pensando en cambiar la decoración de tu hogar? Descubre todo lo necesario sobre este estilo de decoración de origen inglés.

Tamara García Copado

El Shabby Chic es un estilo de decoración que tiene su origen en las grandes casas inglesas del campo. En ellas predominaban los elementos antiguos mezclados con elementos actuales. Este término viene de la unión de dos palabras, por un lado 'Shabby', que se pude traducir como 'desgastado', 'desaliñado' y por otro 'chic', es decir, 'elegante', 'distinguido' o 'que está de moda'.

En este estilo de decoración se utilizan tanto elementos viejos como nuevos, que mezclados tienen el poder de crear un ambiente acogedor y distinguido. Con este estilo en el hogar de consigue un efecto moderno así como lucido, que da distinción con los elementos más antiguos. Si piensas decorar tu hogar con este estilo que está tan de moda, tendrás que tener en cuenta algunos aspectos que te detallamos a continuación.

1 Muebles y adornos desgastados

En el Shabby Chic es muy importante incorporar alguna pieza clásica o que se corresponda a un mueble familiar. Las marcas del paso del tiempo se han convertido en todo un icono de estilo. Los 'raspones' o esquinas desgastadas aportan ese toque 'shabby' que consigue que un mueble se convierta en 'chic'.

es importante incluir alguna pierza clásica para este estilo de decoraciónes importante incluir alguna pierza clásica para este estilo de decoración

2 Espacios románticos

Lo que se pretende conseguir con este tipo de decoración es dar un toque tanto femenino como romántico a la estancia. Ese es el aspecto que más lo diferencia del estilo vintage que también utiliza muebles viejos. Incorpora a tu casa colores suaves, flores, muebles con formas redondeadas olvidándote del minimalismo. Un elemento que siempre destaca en una casa con esta decoración es el papel pintado. En tu pared también puedes apostar por las flores y los colores rosados.

3 El blanco, el color estrella

Si hay un color que destaca por encima de otros muchos en el Shabby Chic, es la incorporación del color blanco que se convierte en protagonista en prácticamente todas las estancias. El mobiliario suele ser de este color, y es que, aunque a primeras el blanco parezca un color frío, en una estancia donde se combina con otros colores pastel se consigue el efecto contrario. Esta tonalidad puede crear calidez por encima de otras muchas cosas. Dentro del blanco existen muchos tipos, así que si tienes dudas, apuesta por un blanco crema, blanco hueso o blanco marfil. Son tonos menos fríos que el blanco nuclear y mucho más acertados para este tipo de decoración.

Los tonos claros como el blanco nuclear son más acertados para este tipo de decoraciónLos tonos claros como el blanco nuclear son más acertados para este tipo de decoración

4 Colores pastel

Lo tonos dulces y suaves son un clásico en esta decoración, sobre todo destacan en los textiles ya sea del salón o el dormitorio. Por lo general, estos colores se incorporan en otros elementos que no son los muebles, aunque también se pude dar.

Destacan colores como el rosa empolvado, el verde mint, azules celestes, azul cielo, amarillo, ocres suaves o naranjas claros. También se aprecia el lila, aunque muy lejos quedará el negro, que en pocas ocasiones aparecerá en una decoración de este estilo. Las paredes también pueden ser coloridas, pero siempre, siempre llevarán colores dulces y cremosos.

Aunque también puedes apostar por colores más coloridos para las paredes de tu hogarAunque también puedes apostar por colores más coloridos para las paredes de tu hogar

5 Piezas recuperadas

No dudes en rescatar un mueble viejo de tus padres o incluso de tus abuelos. Si la manera en la que ha envejecido no te gusta, puedes decorarlo para que parezca Shabby Chic. Lo que puedes hacer es utilizar pintura a la tiza, una manera rápida y económica de conseguir un mueble como a ti más te guste. Intenta que tenga partes redondeadas, patas elegantes y pomos y tiradores en tonos dorados y cobrizos, ¡seguro que queda genial!

6 Forja

La forja de aire romántico tiene que estar presente ya sea en la lámpara, un candelabro o un cabecero. Combinan a la perfección con piezas de madera ya sea en tu salón o en algún dormitorio. Por otro lado, los toques metálicos envejecidos son los que mejor quedan.

También puedes optar por darle a este estilo un toque metálico con objetos enevejecidosTambién puedes optar por darle a este estilo un toque metálico con objetos enevejecidos

7 Detalles de distinción

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, no solo en la vida, sino también en la decoración. Apuesta por un espejo diferente, por jarrones, marcos de fotos, lámparas de pie, candelabros, calderos, letras de las iniciales de los miembros de tu familia, fotografías, libros, figuras con aire romántico, láminas retro... No te cortes, aunque tampoco te pases a la hora de decorar añadiendo elementos.

8 Estampado Liberty

Este estampado, a pesar de recibir dicho nombre, es floral. La flor Liberty nace de la mano del comerciante inglés Arthur Lasenby Liberty, que en 1875 se dio a conocer por la calidad de las telas que ofrecía a su clientela. No cabe la menor duda de que este tipo de florecillas se han convertido en un distintivo de este estilismo en el mundo de la decoración.

Las flores es la característica más llamativa del Shabby ChicLas flores es la característica más llamativa del Shabby Chic

9 Flores, siempre flores

Las flores pueden aparecer de todas las maneras, tanto al natural como en forma de estampado. Estarán presentes en los textiles, las vajillas, los papeles pintados, en macetas, floreros, centros... ¡hay todo un mundo de posibilidades! No dudes en dar color y naturalidad a tu estancia con flores dulces. Además, si las tienes naturales, puedes ir renovándolas poco a poco, por lo que también significará un cambio en la decoración de tu hogar.

10 Toques en color dorado y mezclas

Por lo general en este tipo de decoración el plateado se queda de lado prácticamente olvidado. El color que más destaca en los complementos lejos de los pasteles es el dorado envejecido, da un plus de glamour, sin duda es un toque chic. Por otro lado, aunque en menor medida, también quedan muy bien los bronces y cobrizos.

Artículos recomendados