Menú
Abetos: tipos, características y cuidados
Abetos: tipos, características y cuidados
MUY RESISTENTES

Abetos: tipos, características y cuidados

El abeto es el árbol más típico empleado en Navidad, si quieres aprender a cuidarlo descubre todos los trucos aqui.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

El árbol del abeto es uno de los elementos más característicos de la decoración navideña, pero estos singulares árboles dan paz y armonía en cualquier momento del año. Es uno de esos árboles que puedes plantar en tu jardín y que aportará algo diferente y característico a tu hogar. Además de por ser el árbol de Navidad por excelencia, el abeto, también es conocido por sus características hojas brillantes y perennes, y con dos bandas blancas bien diferenciadas.

Es el árbol más usado en NavidadEs el árbol más usado en Navidad

Si tú también quieres saber todo acerca del abeto, sigue leyendo el artículo que nosotros te informaremos acerca de los tipos, características y cuidados que necesita este árbol tan especial.

El abeto

Abies, abeto en lenguas romances cuyo significado es blanco, hace referencia a su corteza, es un género de árboles de la familia de las pináceas, dentro de las coníferas, que comprende más de cincuenta especies conocidas como abetos. Crecen principalmente en los bosques de coníferas de Asia central y oriental, centro y sur de Europa y Norteamérica. Su altura puede variar de los diez a los ochenta metros y adornará durante todo el año gracias a sus hojas perennes, las cuales pueden ser de dos a tres milímetros de ancho.

El abeto además es un árbol que, en condiciones óptimas, puede llegar a ser muy longevo, llegando a alcanzar los 500 y 600 años. Este árbol de dimensiones abismales posee un tronco recto y cilíndrico, cuyo diámetro puede alcanzar los 2 metros en plantas adultas. En cuanto a su floración, esta puede ocurrir a partir de los 25 años de edad, siendo muy irregular.

El abeto es una planta muy fuerte, pues tolera un amplio rango de condiciones de suelo, cantidad de nutrientes y su disponibilidad, así como también tolera un amplio rango de niveles de ph. Es decir, los abetos son árboles inmensamente resistentes.

Es un árbol muy resistenteEs un árbol muy resistente

Gracias a su resistencia y al valor de su madera, en épocas anteriores, eran utilizados por griegos y romanos para la elaboración de barcos y grandes construcciones en tierra. Hoy en día se usa especialmente su trementina por ser balsámica, además al ser esta especia tan resistente y grande crea bosques magníficamente frondosos.

Es normal confundir el abeto con el pino, pero mantienen muchas diferencias, como por ejemplo; que estos tienen las hojas en forma de aguja unidas a la rama por una especie de ventosa y por los frutos más alargados que las piñas de los pinos, además, no se desprenden del árbol sino que dejan caer los piñones al suelo descomponiéndose.

Tipos de abetos

Esta especie de árbol acuña varios tipos de abetos, aunque el más conocido por estar relacionado con la Navidad sea el abeto de Normandía (abeto del Cáucaso), existen otros que también son de una belleza indescriptible.

Los más conocidos son:

  • Abeto de Normandía o Abeto del Cáucaso (Abies nordmanniana): Uno de los preferidos por ser el más emblemático de la época de Navidad, este tipo de abeto se caracteriza por llegar a medir hasta 60 m de altura, aunque si se planta en una maceta puede frenar tanto su longitud como su longevidad. Es un árbol que se beneficia con el frío y crece con las heladas, por lo que es poco tolerante al calor. Es preferible que lo plantemos cerca de un lago o río por la humedad del suelo. Este tipo de abeto tiene su origen en los montes del Cáucaso y Turquía, aunque actualmente también se utiliza en jardinería y como pino de Navidad.
  • El Abeto de Normandía puede llegar a medir hasta 60 m de alturaEl Abeto de Normandía puede llegar a medir hasta 60 m de altura

  • Abeto blanco (Abies alba): Es una especie propia de Europa central, aunque también se puede encontrar en Francia y en los Balcanes y Córcega. Requiere un clima húmedo, con sequía estival no muy acusada y le afectan las heladas tardías. Este tipo de abeto puede alcanzar hasta los 60 metros de altura y los 300 años de edad.
  • Abeto noble (Abies procera): Este tipo de abeto es originario de América del Norte, de los estados de Washington y Oregón. Es plantado con frecuencia en parques y jardines. Alcanza los 90 metros en su zona de origen, y su copa es cónica durante la juventud cambiando a columnar con la edad. Es un árbol que aguanta muy bien el frío, necesita de suelos ácidos y húmedos, pero no encharcados.
  • Las hojas de este árbol son muy resistentesLas hojas de este árbol son muy resistentes

  • Abeto gigante (Abies grandis): Originario del oeste de Norteamérica, especialmente de la Isla de Vancouver y en la Columbia Británica. En Europa se planta como planta ornamental aunque en estos lugares no sobrepasa los 50 metros. Se caracteriza por llegar a medir en sus regiones originarias hasta los 100 metros de altura, sus hojas son aromáticas al frote. Es una de las coníferas más altas del mundo.

Estos son los abetos más comunes, aunque también son muy frecuentes el abeto rojo de California o el pinsapo azul, siendo estos de la familias de los pinos (Pinaceae), por lo que se le denominan "falsos abetos".

Cuidados básicos de un abeto

Como amantes de los árboles y las plantas, te vamos a ayudar a que mantengas sano y bonito tu abeto para que dure muchos años. Son cuidados básicos, pero ayudarán a que tu árbol crezca fuerte.

Los abetos a pesar de ser unos árboles muy resistentes y fuertes, no toleran las temperaturas extremas. Lo mejor es aquellos lugares con sombras, y su clima es templado-frío, con lo que no experimenta grandes cambios de temperatura pero soporta bien las heladas de invierno.

Su riego tiene que ser constante, pues necesita de clima con humedad, lo normal es que se riegue cada dos días, tampoco hay que llevarlo al exceso. Necesita aire fresco para poder absorber el agua y desarrollarse correctamente.

Aprende a darle los cuidados básicosAprende a darle los cuidados básicos

Necesita suelos frescos y ricos, por lo que es necesario fertilizantes organominerales, los cuales puedes encontrar en cualquier tienda que vendan abonos porque no es difícil de encontrar. No consigue desarrollarse en suelos arenosos. Puedes podarlo siempre y cuando lo necesito, pero tendrás que hacerlo cuando esté seco, nunca mojado.

Si vas a utilizar un abeto como árbol de Navidad recuerda que, no debes cargarlo con muchas ornamentaciones pues las ramas pueden sufrir, una vez que la Navidad acabe no lo tires, lo puedes trasplantar al jardín o a la terraza, sino siempre puedes donarlo a algún vivero que acepten donaciones.

Artículos recomendados