Menú
Cómo decorar con vinilo
Cómo decorar con vinilo
DECORACIÓN

Cómo decorar con vinilo

El vinilo es un elemento de decoración muy de moda en nuestros días ya que es fácil de colocar y puede estamparse en múltiples tipos de materiales.

Alba Gómez Etayo

Hay quien confunde 'casa' con 'hogar', no obstante sus connotaciones son bien diferentes. Mientras que una casa es un simple edificio habitable, un hogar es un lugar donde sentirte seguro y en calma. Para lograrlo, la decoración es uno de los factores que influyen en ello, y tener cada estancia a tu gusto es fundamental para hacer de tu casa un hogar.

Con el tiempo van surgiendo nuevos métodos de decoración, y uno de los más llamativos es el vinilo. Se trata de un adhesivo con motivos decorativos que aportarán frescura y originalidad a las paredes, un sustituto perfecto de los ya obsoletos papeles pintado. El único requisito es disponer de una superficie lisa, ya sean las paredes, muebles, puertas, cristales o baldosas, ya que si no es así no podrán adherirse con eficacia a la superficie. Los vinilos más utilizados son los destinados a las paredes, pues contribuyen a realzar el espacio con sus diversas ilustraciones y hacen de cada habitación un lugar único.

Define tu estilo

Para lograr el estilo deseado es importante tener en cuenta el lugar exacto donde vas a colocar el vinilo, pues los diseños varían ya se trate de una habitación, cocina, salón o un dormitorio. El modelo elegido dirá mucho de la estancia en que vaya colocado, por lo que no te dejes llevar por el primero que veas y decídete por uno que realmente te represente.

El vinilo realza el espacio con sus ilustracionesEl vinilo realza el espacio con sus ilustraciones

Tipos de vinilo

Tanto para decorar paredes interiores como exteriores, puedes convertir el vinilo en el elemento fetiche. Principalmente, la clasificación de los vinilos es la siguiente:

- De superficie normal: los más comunes y económicos.

- De superficie lavable: son cada vez más frecuentes, sobre todo para habitaciones infantiles, dada su comodidad para mantenerlos en perfectas condiciones. Para lavarlos solo necesitas un paño húmedo.

- Vinilos esmerilados: similares al papel pintado se diferencian de los mismos por su facilidad para dejar pasar la luz protegiendo así el espacio. Su gran resistencia los hace perfectos para la decoración de exteriores.

- Vinilos de corte: una película adhesiva ideal para tu hogar, ya quieras situarlo en el interior o en el exterior, con un increíble agarre a las superficies y una gran resistencia a las inclemencias meteorológicas. Se basan en un corte automatizado que sigue la figura creada a base de trazos por programas destinados a la edición vectorial como Illustrator. Aportan una mayor durabilidad por la eficacia de su adhesivo, aunque presentan una condición: los dibujos solo pueden ser de un color, lo que puede suponer un inconveniente para muchos. Sin embargo, siempre es posible imprimir varios vinilos por separado y unirlos para conseguir una sola pieza.

Decorar las habitaciones infantiles con vinilo es positivo para los niñosDecorar las habitaciones infantiles con vinilo es positivo para los niños

Un vinilo para cada rincón de tu hogar

Aunque cualquier zona puede estar sometida a la decoración con vinilos, existen estancias cuyas paredes son más propensas a encajar con este tipo de ornamentación.

- Dormitorio infantil: no pongas límites a tu imaginación y empapela la habitación de tus hijos con originales y llamativos vinilos. Esto les ayudará a desarrollar aún más su creatividad gracias al color y la personalidad que aportarán estos adhesivos a la estancia.

- Complementos decorativos: un simple detalle puede hacer único un espacio, y es que en decoración menos es más. Escoge un vinilo con la temática más acorde al lugar en que va a ser situado. Por ejemplo, la temática marinera puede ser perfecta para el baño.

- Recibidor y comedor: no hay nada mejor que entrar a una casa y recibir una dosis de optimismo. Por ello, los vinilos con alguna frase motivadora son especialmente favorecedores en estas estancias. También quedan muy bien en las habitaciones, y que lo primero que veas al despertar sea una frase que te ayude a combatir el día a día.

Cómo colocar un vinilo paso a paso

Modernizar tu casa a base de vinilos es una tarea fácil y no te costará mucho dinero, cuya aplicación puedes realizar tú mismo/a en tan solo unos minutos. Eso sí, no tengas prisa en pegarlos y presta mucha atención y cuidado a sus dibujos, pues podrían estropearse o romperse.

A la hora de colocar los vinilos hay que tener cuidado para que no se estropeenA la hora de colocar los vinilos hay que tener cuidado para que no se estropeen

- Si ya has decidido qué pared va a ser la afortunada, lo primero que debes hacer es asegurarte de que esté limpia y lisa, siempre alejada de cualquier fuente de calor.

- Fundamental es la limpieza para que el vinilo se adhiera con precisión a la superficie y no sufra deterioro alguno. Elimina todo rastro de polvo y seca la pared si ésta se encuentra húmeda.

- Mide el vinilo y la pared para asegurarte de que casan a la perfección. Las medidas deben tomarse con precisión para que el adhesivo no quede torcido o descuadrado.

- Hay un detalle al que debes prestar especial atención: el vinilo consta de dos partes o láminas, una con silicona o adhesivo en la cual se aprecia el dibujo y otra transparente que se utiliza de transportador. Es en esta última donde debes colocar cinta de carrocero, pues te servirá para hacerte una idea del resultado y retirar el adhesivo con facilidad.

- Para instalar el vinilo sobre la pared, coloca la lámina transparente hacia el exterior y la que contiene la silicona en la parte trasera. Antes de pegarlo asegúrate de que la fijación va a ser buena. Para ello puedes ayudarte de la cinta de carrocero, evitando que el vinilo se despegue posteriormente.

Los vinilos son una forma original de decorar la casa que aportan tu estilo personalLos vinilos son una forma original de decorar la casa que aportan tu estilo personal

- Para un resultado impecable, presiona la pared para asegurar la correcta fijación del vinilo. Puedes emplear un trapo, el cual deberás mover desde el centro hacia el exterior para eliminar las posibles arrugas o burbujas.

- Quita el transportador poco a poco, sin prisa, y observa que el adhesivo no contiene arrugas. Si detectas alguna al retirarlo, pínchalas con una aguja o alfiler. A continuación, pasa el trapo de nuevo por la superficie.

- Y si lo que quieres hacer es un montaje con varios vinilos, el de mayor tamaño deberá ser el primero en colocar, pegando el resto con especial atención y cuidado para lograr un diseño insuperable.

En definitiva, los vinilos aportarán luz y alegría a tu hogar, reflejando tu estilo y personalidad. Además, son un método de decoración económico y que tan solo te llevarán unos minutos. Así que no lo pienses más, y tanto si tienes que decorar tu vivienda desde cero como si quieres cambiar la decoración, convierte el vinilo en tu mejor aliado.

Artículos recomendados