Menú
5 formas de reutilizar los restos de café
5 formas de reutilizar los restos de café
APROVECHAR AL MAXIMO

5 formas de reutilizar los restos de café

Esta bebida es una de las más consumidas alrededor de todo el mundo, pero también genera grandes deshechos. Dales un nuevo uso y conviértelos en compost o fabrica un jabón natural con ellos.

Lucía Mejuto de Villar

Una de las bebidas más consumidas por la población mundial es el café, un imprescindible sin el cual mucha gente no podría sobrevivir por las mañanas. Diferentes estudios señalan que anualmente se llegan a consumir casi 10.000 millones de café alrededor de todo el mundo, lo que supone más de 1 kilogramo por persona en todo el año. Colombia, Estados Unidos y Brasil son algunos de los países más importantes en lo que se refiere en la producción de café, lo que supone que ésta semilla sea el segundo producto con el que más se comercializa a nivel internacional. Actualmente son las cafeteras de cápsulas las más utilizadas debido a su limpieza y facilidad de uso, aunque aún hay ciertas personas que se niegan a olvidarse de la cafetera tradicional. Independientemente de la diferencia en cuanto al sabor, uno de los problemas de optar por hacer café a la vieja usanza es que se genera una gran cantidad de deshechos. Si tú eres de ese tipo de personas seguro que en más de una ocasión te has preguntado si podrías aprovecharlos de alguna manera. La respuesta es que sí y aquí tienes algunas formas de darle un nuevo uso a los restos del café.

Fabrica tus propios productos de belleza

Uno de los principales usos que se le puede dar a los restos de café es utilizarlo para la elaboración de cosméticos. Y es que el café no sólo tiene propiedades antiinflamatorias, sino que ayuda a mejorar la celulitis y la piel de naranja así como acelerar el crecimiento del cabello. Entre los usos que puedes darle se encuentra el utilizarlo como una crema exfoliante, que además de mejorar el aspecto de tu piel también le dará un aroma delicioso. Para ello tendrás que mezclar los restos del café con un poco de aceite de oliva y sal, aplicando a continuación la pasta resultante con movimientos circulares. Después, retírala con agua tibia.

Los restos del café pueden aportar un sabor peculiar a tus postresLos restos del café pueden aportar un sabor peculiar a tus postres

Si lo aplicas al cabello también conseguirás resultados sorprendentes y visibles en poco tiempo. Mezcla los restos con el champú que utilizas normalmente o bien disuélvelos en agua caliente y deja enfriar para luego retirar los posos. Aplica el café directamente sobre el cabello y deja que actúe durante 30 minutos. A continuación, aclara con agua templada y ya verás como tu pelo cada vez está más brillante y se engrasa con menos facilidad. Otra opción es utilizarlo para eliminar las ojeras gracias a que activa la circulación y reduce la inflamación de las bolsas bajo los ojos. Para darle este uso también tendrás que preparar una taza de café con los restos y luego dejarlo que se temple antes de meterlo en la nevera. Cuando esté totalmente frío, empapa 2 discos de algodón en la bebida y luego colócalos sobre las ojeras. Deja que la cafeína actúe durante 15 o 20 minutos y sorpréndete con los resultados.

Utilízalo como producto de limpieza

Otra forma de aprovechar los restos del café es utilizarlo en la limpieza del hogar. Por ejemplo, se trata de una solución sencilla y eficaz cuando se trata de lavar el fondo de algunas ollas o sartenes donde se hayan quedado restos de comida pegados gracias a sus propiedades abrasivas. Echa algunos polvos del café en ellas y luego frota con un paño de cocina para, a continuación, seguir limpiando los recipientes normalmente. Pero este no es el único uso que se le puede dar al café, sino que es perfecto para eliminar ciertos olores desagradables. Ya sea en la nevera, en un armario, en la cocina o en el baño, poner un poco de los restos del café en un recipiente ayudará a taparlos en poco tiempo. Y no sólo eso, sino que si has cortado ciertos ingredientes como ajo o cebolla puedes probar a frotarte las manos con el café y luego a lavártelas con agua fría para eliminar el rastro por completo. Aunque, si tienes un poco más de tiempo y quieres animarte, también puedes fabricar tus propios jabones caseros.

Aplícalo también en tu jardín

Si eres una persona aficionada a la jardinería y a la que le gusta cuidar de sus flores también puedes aprovechar los restos del café para utilizarlos como abono para las plantas. Mezcla la tierra de las macetas con algunas cucharadas de estos posos y ayuda a mejorar su crecimiento, aunque su efecto es mayor en el caso de plantas que precisan de un suelo más ácido. En concreto, el café es especialmente beneficioso para los cultivos de zanahorias y de rábanos -juntándose los restos con las semillas antes de plantarlas-, así como de champiñones.

Podrás utilizar los restos del café como producto de limpieza para limpiar sartenes o cazosPodrás utilizar los restos del café como producto de limpieza para limpiar sartenes o cazos

Pero, además, también puede utilizarse para cambiar el color de las hortensias de rosa a azul. Mezcla un poco del café con la tierra alrededor de las hortensias, lo que generará un cambio del PH del suelo y pronto podrás comprobar cuáles son sus efectos. Pero no sólo eso, sino que el café también es una solución natural para evitar plagas de insectos en el caso de que se quiera evitar utilizar repelentes químicos. Espolvorea un poco de café en aquellas zonas invadidas, por ejemplo, por hormigas y ya verás como rápidamente huyen de su aroma. Los gatos tampoco disfrutan con el olor del café, por lo que si hay algún minino que se cuela en tu jardín también puedes aplicar este truco.

Protege a tus mascotas de pulgas

Y, hablando de gatos, el café también es un repelente natural para proteger a los perros de las pulgas gracias a su aroma y nivel de acidez. Lava a tu mascota con jabón, aclara y luego frota su piel con los restos del café. Por último, enjuaga con abundante agua. Al usar este remedio natural no sólo evitarás tener que utilizar productos químicos que pueden generar alergias en el perro, sino que el aroma del café tapará cualquier olor desagradable.

Lo usos de los posos del café son más de los imaginadosLo usos de los posos del café son más de los imaginados

Da un toque a tus postres

El café es uno de los ingredientes más utilizados en repostería -sin ir más allá, es el protagonista de un buen tiramisú-, por lo que sus restos también pueden utilizarse para preparar algunos de tus postres favoritos como tartas o bizcochos. Pero, además, también puedes darles otros usos menos tradicionales como es el preparar cubitos de hielo de café o preparar helados.

Artículos recomendados