Menú
Cómo utilizar tus tarjetas de crédito en el extranjero sin que te cobren comisiones
Cómo utilizar tus tarjetas de crédito en el extranjero sin que te cobren comisiones
CRÉDITO O DÉBITO

Cómo utilizar tus tarjetas de crédito en el extranjero sin que te cobren comisiones

Hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de viajar al extranjero y una de las más importantes y a las que menos atención se presta es a los gatos en el destino.

Brais Besteiro

Viajar al extranjero cada vez es una opción más escogida por las personas a la hora de planear las vacaciones. Las posibilidades y las facilidades son también cada vez mayores: vuelos más frecuentes, desde un mayor número de aeropuertos y los precios, si se buscan con un tiempo prudencial, son más económicos.

Si bien cada vez vivimos en un mundo en el que las fronteras son menos un impedimento, por lo menos a la hora del turismo. Con tantos factores a favor, escoger cualquier otro país como destino vacacional es más frecuentes, o incluso son muy comunes los viajes por temas de negocio. También por todo esto, las compañías de telefonía han eliminado el temido roaming y el incremento de las facturas si se utilizaban los datos móviles en un país distinto al que pertenecía la línea que usábamos.

Pero hay en ciertos aspectos hay muchas barreras que siguen existiendo y causando verdaderos problemas, bien por desinformación o por imposibilidad de hacerlo de otro forma. Este es el caso del dinero. Hay países que tienen una divisa distinta a la que utilizamos en nuestro país de origen (aunque pertenezca a la Comunidad Europea) y los bancos son distintos en cada uno de los países. Todo esto se traduce en encarecimiento de cierto tipo de acciones monetarias como es el sacar dinero en un cajero o pagar la comida en un restaurante.

Lo mejor es llevar dinero cambiado en efectivoLo mejor es llevar dinero cambiado en efectivo

Para ello te contamos una serie de cosas a tener en cuenta si planeas un viaje a otro país y temes por los gatos extra que puede suponer temas como las comisiones o el uso de tu tarjeta de crédito.

Cambiar el dinero antes del viaje

Muchos países a día de hoy aún tienen una divisa distinta aún perteneciendo, por ejemplo, a la Comunidad Europea, por lo que hay que tener en cuenta que nuestro dinero no valdrá en el destino que escojamos. La opción primera que se nos ocurre es la de cambiar dinero en efectivo en la moneda del otro país. Esto tiene sus cosas buenas como por ejemplo una buena gestión del dinero y no acabar realizando más gastos de los que se esperaba al principio. Pero a la hora de viajar puede pasar de todo y nunca se sabe en qué va a ser necesario gastarlo, pudiendo quedarnos con la cartera vacía o bien tener que retirar más dinero.

Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de viajar a algún país con divisa distinta a la nuestra es que si sacamos dinero en un cajero de otro país, si o si, nos van a cobrar comisión. Por este mismo motivo siempre se recomiendo tener dinero en efectivo disponible. El motivo, tal y como recomiendo los expertos, sale mucho más rentable el cambio realizado en nuestro propio banco. De lo contrario, la operación se encarece en cuanto a las comisiones de estar en el extranjero.

A la hora de sacar dinero en el extranjero las comisiones que habría que pagar serían: comisión por retirada de efectivo en los cajeros; comisión por el cambio de divisa (depende del banco al que pertenecemos); y la 'sucharge fee', que es la comisión estipulada por el banco que usamos en el otro país. Refiriéndonos en cifras, la entidad emisora cobra por normal general alrededor de 4,5% de lo retirado; y la comisión del la otra entidad que suele ser un 1% aproximadamente. Por lo tanto una simple extracción operación puede suponernos hasta 5% de gasto a mayores.

Hay dos tipos de tarjeta: de crédito y de débitoHay dos tipos de tarjeta: de crédito y de débito

Antes de dar los consejos vamos a establecer las diferencias entre lo dos tipos de tarjeta bancarias que puedes disponer en cualquier entidad, las cuales también tendrán diferentes ventajas y desventajas en cuanto a su uso en otro país.

Tarjetas de débito vs. tarjetas de crédito

Estas son las dos opciones disponibles a la hora de adquirir una tarjeta en cualquier entidad bancaria. La diferencia primera y más importante es que la tarjeta de crédito están asociadas al saldo del que se dispone en la cuenta corriente; mientras que las de débito operan con dinero que la el banco que va prestando.

Por lo tanto, en las primeras solo podremos gastar el dinero del que disponemos y en el caso de pasarnos serán denegadas. Algo que no ocurre con las que segundas que son como pequeños préstamos que posteriormente se podrán pagar a plazos. Estas son una arma de doble filo ya que parecen muy cómodas por no disponer de límites pero, siendo realistas, no se puede gastar más de lo que se tiene porque luego será imposible devolverlo al banco generan una deuda y un aumento constante de los intereses.

Algún tipo de servicios rechazan el pago con débitoAlgún tipo de servicios rechazan el pago con débito

Las de crédito ofrecen tres formas de realizar la devolución a la entidad financiera:

- A final de mes, es decir, en un día concreto de cada mes el dinero será retirado de una cuenta en el que contemos con el saldo disponible;

- A porcentaje que se pagará todos los mese;

- A cuota fija, que consiste en pagar todos los meses lo mismo, siendo así equitativos los meses de más gastos con los de menos.

En cajero y compras, mejor débito

Tal y como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), es importante prestar atención a las comisiones que puede cobrar una entidad a la hora de sacar dinero de un cajero, pero por norma general suelen cobrar menos si la operación se realiza con un tarjeta de débito que con una de crédito porque se trabaja sobre el dinero real disponible.

Lo bueno del plástico de crédito, la más común entre los usuarios, es que se emiten a través de una red internacional que puede ser Visa o Mastercard, algo de lo que disponen actualmente la mayoría de los comercios. Además, si es el caso de un país con la misma divisa, las compras realizadas con la tarjeta no aplica ningún tipo de comisión.

El crédito se paga en un día fijo del mes siguienteEl crédito se paga en un día fijo del mes siguiente

No obstante, en muchas ocasiones, y más siendo extranjeros y de un banco que igual no conocen, rechazan este tipo de pago y exigen el crédito, como por ejemplo en determinadas actividades como el alquiler de coche, hoteles o incluso tiendas de ropa. ¿Por qué? Con el débito pagas en el instante mientras que con las de crédito se paga a posteriori, permitiéndoles eso incluir futuras comisiones.

En reservas, mejor crédito

Otra de las grandes ventajas que tienen las tarjetas de crédito es que a la hora de realizar algún tipo de compra, como es el caso de la reservas de vuelo u hoteles, incluyen automáticamente un seguro de viaje y asistencia en el extranjero, así como soluciones a posibles problemas con dicha reserva de manera que de ser a corto plazo será más fácil reclamar porque si aún no pasaron el cargo a nuestra cuenta corriendo ese dinero pertenecería aún al banco, con cuyo respaldo contaremos. Además, el crédito ofrece la posibilidad de realizar el pago a plazos, algo realmente interesante cuando se habla de cantidades importantes.

Depende de tu entidad

Esto, aunque suelen ser normas comunes para las mayoría de las entidades bancarias, es muy importante que consultes con tu banco todo tipo de condiciones a las que se atenga concretamente tanto tu tarjeta como el plan que tienes contratado, ya que pueden variar de unas a otras y nadie te lo explicará mejor que tu propio banco.

Artículos recomendados