Menú
Alicatado
Alicatado
BRICOLAJE

Alicatado

No te pierdas esta manera tan fácil de alicatar estancias, porque a veces se pueden conseguir buenos resultados en casa con poco esfuerzo.

Bekia Hogar

El alicatado consiste en revestir un suelo o una pared con azulejos. Para alicatar tienes que tener en cuenta muchos aspectos, pero sobre todo que las medidas sean correctas para que encajen todas las piezas a la hora de juntarlas en la superficie elegida.

Planificación

Lo primero que tienes que saber es cuánta superficie vas a alicatar. Todo ello lo debes calcular en metros cuadrados para saber cuánto material tienes que adquirir. A la hora de hacer la compra del producto tienes que tener en cuenta sus características, en qué zona irá y sobre todo tus gustos, para que tu casa se ajuste a tus deseos. Normalmente en cada caja viene para cuánto te dará. Tienes que dividir tu superficie entre el rendimiento y obtendrás el número de cajas que necesitas. Pero no solo necesitarás este material, sino que no tienes que olvidar con qué lo que será adherido a la pared o el suelo. Si te decantas por el cemento cola también tendrás que tener en cuenta las dimensiones de la estancia.

Una de las recomendaciones a tener en cuenta es que compres material extra por si en el futuro lo necesitas. A veces no tenemos esto en cuenta, pero una avería en las cañerías o querer hacer un cambio en las estancias nos lleva a necesitar más piezas de las esperadas.

Mide y prepara todos los materiales que necesitenMide y prepara todos los materiales que necesiten

Si no sabes qué materiales puedes necesitar, ten en cuenta esta lista:

- Baldosas o azulejos.

- Cemento cola.

- Pasta de rejuntado o llagueado.

- Crucetas separadoras de plástico.

- Pasta autonivelante en caso de que no esté a nivel.

- Nivel.

- Cortador de azulejos.

- Llana dentada.

- Paleta.

- Cubo.

- Esponja.

Cómo alicatar paredes

Para no desperdiciar piezas, mide la pared y calcula cuántas piezas enteras entrarán en cada fila. Después ten en cuenta que las filas cortadas tienen que ir colocadas en los extremos, que es donde menos se verán. El orden serán muy importante para que el trabajo sea óptimo. En este sentido, puedes apostar por una creatividad o colocar los azulejos sin ningún tipo de complicación. Puedes colocar tus piezas de forma diagonal, en rombo o intercalando las formas, pero no te olvides de crear un diseño antes de comenzar el trabajo, puesto que el resultado puede llegar a ser bastante desafortunado.

Comienza por la parte inferior de la paredComienza por la parte inferior de la pared

Otra de las cosas a tu favor, es que puedes jugar con los efectos visuales, lo que proporcionará una mayor sensación de amplitud. Por ejemplo, si colocas las piezas en horizontal, la estancia parecerá mucho más grande, en cambio, si colocas las piezas en vertical parecerá que los techos son más altos. Entre medias de este alicatado, como sucede en baños y cocinas, también puedes incluir una cenefa.

Siempre comienza a ras del suelo, y utiliza un nivel para que no quede torcido. Aplica la pasta con ayuda de una espátula y utiliza una llana dentada para extender con regularidad. Puedes poner un poco de cemento cola en el azulejo, para que se adhiera más rápido. Después de colocar la primera pieza, utiliza crucetas o separadores, respetando los huecos entre una y otra. Más tarde 'rejunta' o llaguea las piezas, usando una nueva masa para los huecos que han quedado entre unas y otras.

Cómo alicatar a media altura

Otra de las opciones en no alicatar todo el espacio, porque quizás prefieras combinar azulejos con pintura, algo que cada vez está más de moda. Puedes separara ambos revestimientos con una cenefa decorativa. Por otro lado, si en cambio el alicatado no llegará hasta el suelo, puedes usar una base de madera para guiarte y no hacerlo desnivelado. Mide las piezas y las alturas muy bien, es muy importante.

Utiliza niveles para que no haya erroresUtiliza niveles para que no haya errores

Cómo solar

Lo primero que tienes que hacer es un replanteado de las baldosas para ver cómo quedarán, puedes hacerlo a escuadra o cartabón, es decir, si las colocas a escuadra, es mejor empezar por el centro de la habitación, trazando un eje y situando las baldosas en cruz. Comprueba que la solera está nivelada y en buen estado, es caso de que haya desnivel, deberás nivelarlo con una pasta específica para etas circunstancias.

Una vez que la solera, es decir, el suelo esté listo, podrás comenzar a poner las baldosas, del mismo modo que antes, dejando los huecos pertinentes. Comprueba de vez en cuando la planeidad del suelo utilizando un nivel de burbujas. Utiliza un cortador manual para ir ajustando las medidas de las baldosas.

Echa cemento tanto en la pared o suelo como en la baldosa o azulejoEcha cemento tanto en la pared o suelo como en la baldosa o azulejo

Cómo poner un rodapié

Esta pieza se suele colocar sobre el suelo ya solado con baldosas, pero que tiene las paredes pintadas, que no llevan azulejos. Se trata de una franja para salvaguardar la unión de las baldosas y la pared pintada, para que dure más tiempo. Ayudándote de una pieza de rodapié, colocándola sobre el suelo contra la pared, después traza una línea para orientarte en la colocación de las piezas. Igual que en otras ocasiones, hay que colocar cemento tanto en la pared como en la baldosa.

Artículos recomendados