Menú
7 ceremonias simbólicas para casarse
7 ceremonias simbólicas para casarse
¡TE ENCANTARÁN!

7 ceremonias simbólicas para casarse

Hay pocos momentos en la vida de una pareja que sean tan importantes como la celebración de su unión para toda la vida, un rito que puede simbolizarse a través de pequeñas ceremonias.

Lucía Mejuto del Villar

Una boda es uno de los momentos más mágicos y especiales para una pareja. La unión de su amor y el compromiso de estar uno junto al otro para toda la vida es uno de los pasos más importantes que se pueden dar. Ya sea civil o religiosa, muchas parejas deciden celebrar diferentes ritos en sus bodas, cada una de ellas con elementos diversos que representan diferentes aspectos, pero con un mensaje final en común: la unión de ambas personas. Velas, vino, arena o rosas son algunos de los elementos que se suelen utilizar en tradiciones que ya están extendidas alrededor del todo el mundo y que tienen su origen en algunas de las civilizaciones y religiones más antiguas. A continuación, te mostramos cuáles son algunas de las celebraciones más especiales para una boda.

1. Ceremonia de los cuatro elementos

Tierra, agua, viento y fuego... estos son los cuatro elementos esenciales que componen la naturaleza y todo lo que de ella proviene. Elegir esta ceremonia en el momento en el que se pronuncian los votos es un paso muy especial para aquellas parejas que se consideran amantes de la libertad y de la propia naturaleza y es una forma de unir la esencia de la vida en un momento tan importante como es el del enlace de una pareja. La ceremonia consiste en colocar en un lugar especial y bien a la vista, por ejemplo sobre el altar, las representaciones de esos cuatro elementos. Además, la tradición también dice que se debe hacer sonar una caracola en las cuatro direcciones al mismo tiempo que se quema un tipo de incienso especial. Se trata de un rito muy antiguo que lleva celebrándose, con algunas ligeras modificaciones, en distintas tradiciones de la cultura china, celta, tibetana, india o Zen desde la Edad Media. Y es que este rito no sólo es una forma especial de celebrar un enlace, sino que también se puede celebrar en bautizos y funerales para dar la bienvenida o despedir a un ser querido de una forma muy especial.

La ceremonia del vino simboliza la unión de los novios en una sola sangreLa ceremonia del vino simboliza la unión de los novios en una sola sangre

2. Ceremonia del vino

El vino siempre ha tenido un significado muy especial a lo largo de los siglos al relacionarse con la festividad, la abundancia, la vida o la alegría. Es por eso por lo que muchas parejas deciden incluir este rito en su boda. Para ello, el novio deberá portar un decantador lleno de vino tinto, mientras que la novia estará representada por el blanco. Mientras el oficiante lee una lectura que se haya escogido para la ocasión, cada uno de los novios verterá un poco de su vino en un decantador vacío, un gesto que simbolizará la unión de ambos. A continuación, el oficiante deberá servir cuatro copas de la mezcla: una para cada novio, otra para la madrina y la última para el padrino. Tras recitar unas palabras, todos deberán beber de su copa, siendo la señal definitiva de que ambas partes se están convirtiendo en una sola sangre.

3. Ceremonia de la unión de las manos

Este rito es uno de los más antiguos, pues ya se celebraba en la cultura celta durante los enlaces matrimoniales. También conocida como handfasting, esta ceremonia consiste en que los novios entrelazan sus manos formando la figura de un 8, es decir, de un infinito. Luego, el oficiante las ata con un lazo o cuerda para confirmar la unión de la mujer y del hombre ante los ojos de los dioses y de la naturaleza. La elección del color del cordel es muy importante, ya que cada uno representa algo diferente. Por ejemplo, el verde es el símbolo de la fertilidad y la fortuna, el plateado de la protección y la creatividad y el negro de la sabiduría, el éxito y el amor puro. Una vez los novios tengan las manos atadas, deberán intentar retirarlas del lazo sin quitar el nudo, guardando la cuerda en un lugar especial como símbolo de su unión.

La ceremonia de la unión de las manos simboliza la unión de los novios en un mismo lazoLa ceremonia de la unión de las manos simboliza la unión de los novios en un mismo lazo

4. Ceremonia de la arena

Este es uno de los ritos más conocidos a la hora de celebrar un enlace, cuyo origen está en las antiguas bodas que se celebraban en el pueblo hawaiano. Justo antes de que los novios digan sus votos e intercambien los anillos, cada uno de ellos debe presentar un pequeño cuenco con arena de su lugar de procedencia. Luego, al igual que ocurre con la ceremonia del vino, el novio y la novia deben verter su correspondiente arena en un cuenco vacío. La unión de ambas arenas significa el enlace entre los novios, un amor que se mezcla y que es imposible de separar para la eternidad.

5. Ceremonia de la mandala

Dentro del budismo y el hinduismo, la unión de dos personas a través de la ceremonia de la mandala tiene un gran significado espiritual. La mandala, dentro de estas tradiciones, representa un círculo sagrado y la conexión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Normalmente celebrada en la playa, esta ceremonia precisa de una tabla en la que esté dibujada la Flor de la vida. Los invitados tendrán que ir rellenando la silueta con semillas como arroz, maíz o trigo -elementos que representan la prosperidad y la abundancia- y pétalos de rosa en símbolo de amor. Cuando el dibujo esté completo significará que la unión de las vidas del novio y de la novia ya se ha completado y cada invitado tendrá que recoger las semillas y guardarlas en pequeñas bolsitas que representarán esa unión para la eternidad.

La ceremonia de la arena suele celebrarse en bodas de playaLa ceremonia de la arena suele celebrarse en bodas de playa

6. Ceremonia de la rosa

La rosa es la flor que por excelencia se relaciona con el amor y la pasión. La celebración de este rito es de lo más sencillo, pues cada uno de los novios deberá portar una rosa que entregará al otro en señal de amor y respeto. El hecho de que cada una de las partes decida entregar algo tan valioso como su propia flor representa la confianza que tiene en la otra parte y su disposición a comenzar una vida nuevo juntos. Luego, esas rosas deben guardarse en casa como recordatorio de esa unión, teniendo que renovarlas cada año en el aniversario del enlace.

7. Ceremonia de la luz

Este rito, también conocido como ceremonia de las velas, consiste en la presentación de dos velas idénticas -que representan a la novia y al novio- y una más grande como símbolo de unión y de la nueva vida que ambos van a comenzar juntos. En el momento elegido, cada parte debe encender su propia vela y luego prender la más grande con la llama de ambas. Esta luz de la vela en común representa la unión que se acaba de celebrar y el compromiso del novio y de la novia de mantener la llama siempre encendida como el primer día.

Artículos recomendados