Menú
Cómo crear el hábito de dibujar
Cómo crear el hábito de dibujar
DIVERSIÓN

Cómo crear el hábito de dibujar

Dibujar es una forma de expresar nuestra vida cotidiana e incluso nuestros sentimientos por eso no hay que perder la costumbre de llevar a cabo esta actividad.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Dibujar es uno de los mayores placeres que hay en esta vida; el problema es que con el paso del tiempo las personas dejan de dibujar y de crear libremente como lo hacían cuando eran pequeños. Algunos dicen que es por la falta de tiempo, otros por la falta de imaginación, y hay quienes afirman que dibujan tan mal que a veces les da vergüenza hacerlo público, pero la realidad es que todas las personas tenemos la necesidad de dibujar y pintar, al fin y al cabo es una forma más de expresar nuestros sentimientos.

Si tú también eres de los que dejaron un día de dibujar pero ahora quieres retomar esta actividad, hoy te vamos a contar los pasos que tienes que seguir para recuperar y crear el hábito de dibujar. Ya lo sabes, haz que tu imaginación vuele.

Todas las personas tenemos la necesidad de dibujar y pintarTodas las personas tenemos la necesidad de dibujar y pintar

5 Claves para dibujar bien

  1. Tus dibujos siempre contigo: La mejor forma de crear hábito es la constancia, sin duda, sin esta difícilmente se podrá crear una rutina, ya sea creativa o física. Con el arte o con el dibujo pasa igual que con el deporte; debe ser una actividad que hay que practicar cada día para ver una mejora en los resultados. Por eso, una clave fundamental para aprender a dibujar bien es, en primer lugar la autoconfianza, pensar que llegarás a encontrar tu propio estilo y que podrás hacerlo bien. Para ello, lleva siempre contigo una pequeña libreta y un lápiz, y cada vez que tengas unos minutos libres, dedícaselos a tu imaginación y al poder de plasmarla. Puede que quizás, tus primeros dibujos no te gusten, pero poco a poco te irás sintiendo más cómodo con ellos y lograrás mejorar, ten paciencia.
  2. Dibuja desde tu imaginación: Quizás piense que lo más sencillo es copiar una imagen o una fotografía, pero nada más lejos de la realidad. Lo más fácil para crear el hábito de dibujar y hacerlo bien, es echarle imaginación. Dibuja con el corazón, con los sentimientos que te invaden en ese momento y, sobre todo, comienza dibujando sin pensar mucho. A veces, las personas dejan de dibujar y crear porque no saben cómo empezar o qué plasmar, un buen comienzo sería intentar recrear a los personajes de la última novela que leíste.
  3. No dibujes por obligación: No creas que el dibujo es una obligación y acabes imponiéndotelo cuando más estresado estás. Dibujar tiene que ser algo placentero, una actividad a la que acudas para relajarte o para conectar contigo mismo. Puedes dedicarle unos minutos al día o durante el fin de semana, pero hazlo siempre en un ambiente relajado y alejado de las presiones laborales. Dibujas por amor al arte, no por una obligación. En el momento en que un libreta y nada más. Para dibujar no te hace falta mucho, hazlo con lo imprescindible, ya más adelante te podrás adentrar en la pintura si así lo deseas. Pero si al principio tienes que pensar y cargar con todos los materiales necesarios esto hará que te dé más pereza ponerte a dibujar, por tanto, aquí seguiremos el mismo consejo que hay que seguir con la moda; "menos es más".
  4. Descubre nuevas técnicas: Si siempre has dibujado con lápiz, es hora de pasarse al dibujo a base de bolígrafo o viceversa. Descubre nuevas técnicas y hazte un experto en la misma. La satisfacción personal que te dará el manejar una técnica a la perfección o un material determinado, será inmensa. Además, será más fácil comparar tus inicios y tu desarrollo personal creativo si siempre utilizas la misma técnica.
  5. Dibuja tu vida y aventuras: Para crear un buen hábito y conseguir mejorar la técnica, no hay nada mejor que realizar un diario pictórico. Dibuja tu día cada día, plasma tu jornada y tus viajes, algún momento que haya llamado tu atención a lo largo del día, una persona que hayas visto o incluso a tu compañero de trabajo. Intenta captar esos pequeños momentos, y ve haciéndolo diariamente, verás como al terminar el mes, habrás mejorado notablemente y ya lo sabes, solo es imaginación.

Artículos recomendados