Menú
Cómo acabar con las hormigas
Cómo acabar con las hormigas
ADIÓS BICHOS

Cómo acabar con las hormigas

Si buscas la solución para librarte de estos molestos insectos, te la proporcionamos con ocho fáciles trucos para ahuyentarlas.

Cristina López Reques

Todos hemos pasado por ese momento de entrar en cualquier estancia de nuestra casa y ver numerosos puntos negros en el suelo o estanterías. Una larga hilera que parece que no acaba nunca y que recorre zonas privadas o sensibles de nuestro hogar. Eso nos indica una invasión de hormigas y, seguramente, no sea del agrado de nadie convivir con ellas.

Uno de los mayores esfuerzos que tenemos que hacer cuando nos encontramos esto es como acabar con tanta cantidad de insectos. Seguramente hayas probado en otras ocasiones productos químicos, pero no has terminado de solucionar el problema y, además, pueden ser perjudiciales. Por eso, desde Bekia te vamos a contar una serie de medidas para acabar con las plagas de hormigas y todas ellas son naturales y hechas por ti mismo.

El zumo de limón

El limón va a ser uno de tus grandes aliados si te encuentras una plaga de hormigas en tu casa. Y es que, el acido de este alimento va a provocar que estos animalitos se confundan tanto que no sepan ni qué camino coger, por lo que el problema estará resuelto.

Los poderes del limón también llegan para acabar con las hormigasLos poderes del limón también llegan para acabar con las hormigas

La elaboración de este remedio es muy fácil. Solo tienes que hacer un zumo de limón, como si lo fuerzas a hacer para tomártelo tú. Puedes mezclarlo con un poco de agua, porque realmente surgirá efecto. Además, te aconsejamos que lo viertas en un recipiente de spray para que fumigar por las zonas de tu casa sea más fácil. También puedes colocar rodajas de limón por donde hayan aparecido las hormigas.

La canela y el clavo

Seguro que también tienes en casa un poco de canela. Bien, pues si esparces un poco de esta especia por las zonas donde has visto las hormigas conseguirás ahuyentarlas. Como hemos nombrado en el propio título, si lo mezclas con clavo harás un remedio más potente.

El vinagre de manzana

Como habrás comprobado, las hormigas no son amigas de los olores fuertes y de los ácidos. Por ello, el vinagre va a ser otro gran remedio contra estos animales, ya que sienten más que los seres humanos ese olor penetrante.

Solo tienes que realizar una mezcla de este líquido con agua, más o menos en la misma proporción. Ahora es el turno de limpiar bien las zonas en las que han aparecido los insectos y los alrededores, como mesas, armarios, etc.

Bicarbonato de sodio y azúcar

Al escuchar la mezcla entre bicarbonato de sodio y azúcar solo puedes pensar en que se trata de algo nocivo. Por esa misma razón, será efectiva para acabar con las hormigas de tu casa. Ellas mismas cuando se encuentren ante esa mezcla saldrán huyendo y no volverán porque habrán aprendido bien la lección. Solo tienes que echar un poco por las puertas o ventanas o zonas donde hayan aparecido y por donde no van a volver a aparecer más.

El azúcar y el bicarbonato no es una mezcla muy dulce para las hormigasEl azúcar y el bicarbonato no es una mezcla muy dulce para las hormigas

El café

Los posos que te han sobrado del café que hayas hecho recientemente van a tener una gran utilidad. Por una vez sabrás que tirarlos no es lo más adecuado si te estás enfrentando al problema de las hormigas. Eso sí, es más recomendable utilizarlos fuera de casa, por los puntos que creas que hayan podido entrar los insectos, que se verán repelidas de nuevo por el olor. Si no, puedes colocar estratégicamente algunos granos de café por el interior de la casa.

El poder de reciclar los desayunosEl poder de reciclar los desayunos

La tiza o el talco

Llega el momento de dibujar el camino de las hormigas. Pero no puedes hacerlo con cualquier cosa, sino con la tiza que de pequeños utilizábamos en el colegio. Traza líneas por donde hayan elaborado el recorrido los insectos y provocarás que no pasen más. También puedes espolvorear el talco para los pies por las zonas por las que se mueven estos pequeños animalitos, que servirá también como un muy buen repelente casero.

Agua con jabón

Quizás si las hormigas se encontraran solamente con agua no les supondría un problema. Por eso, hay que ir un paso más y añadir un poco de lavaplatos o jabón de manos para incomodar a estos pequeños animales e impedirles que se puedan desplazar a su gusto.

Solamente tienes que hacer lo mismo que en casos anteriores, mezclarlo bien y rociarlo por los espacios más frecuentados por hormigas. Será más fácil si lo haces un spray, para que salga disperso y no a chorro. Eso sí, no te olvides de lavar esas zonas cuando creas que han desparecido estos insectos, ya que el jabón seguirá ahí.

La menta

Esta planta aromática te puede servir también para combatir la plaga de hormigas. Una idea es que embadurnes los marcos de las ventas y puertas de tu casa con un poco de aceite de menta, así evitaras que puedan entrar las hormigas. Sino dispones de este aceite crea tú mismo la infusión con unas hojas de menta y agua hirviendo. Después, sigue el mismo procedimiento de pulverizar las zonas más propicias para que se acerquen los animalitos.

¿Has encontrado el hormiguero?

También te recomendamos qué debes hacer en caso de que también hayas encontrado el hormiguero, ya sea dentro o fuera de tu casa, así te asegurarás de que el problema desparece radicalmente. Si no, siempre tendrás que llevar los anteriores consejos lo más hasta el final que puedas, es decir, siempre acercándote lo más posible al lugar del que están saliendo las hormigas.

Normalmente los hormigueros están en los sitios que menos te lo esperasNormalmente los hormigueros están en los sitios que menos te lo esperas

Lo dicho, si has encontrado la casa de estos insectos tendrás que destruirla vertiendo agua hirviendo previamente calentada en una cazuela por el agujero. Así provocarás que se vayan a otro lugar. Además, si el hormiguero está en la tierra o jardín, un buen consejo es que remuevan bien esa zona durante varios días, pues así tendrán que huir.

Por último, uno de los consejos más importantes para este problema es que no aparezcan nunca, así no te verás en la situación de tener que acabar con ellas. Para ello, lo más importante y que debes tener siempre en mente es que las hormigas nunca van a aparecer si tienes la casa limpia, o al menos con menos probabilidad. Es decir, allí donde haya comida aparecerán estos pequeños insectos. Por eso recuerda no dejar paquetes abiertos, así no podrán olerlo y no se acercaran a tu casa.

Artículos recomendados