Menú
Cómo doblar la ropa para ahorrar espacio
Cómo doblar la ropa para ahorrar espacio
TRUCOS

Cómo doblar la ropa para ahorrar espacio

Dona la ropa que ya no uses y aprende a doblar los diferentes tipos de ropa correctamente para ahorrar así más espacio en tu armario.

Irmina Merino Vidal

Marie Kondo se ha convertido en una celebridad tras contar en Internet, libros y otros medios de comunicación cómo conseguir ordenar tu hogar y también tu vida, consiguiendo el orden de todos aquellos objetos que te rodean, eliminando aquellos que ya no te sean necesarios y que ya no utilices. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con sus criterios de selección, por ejemplo a la hora de organizar y eliminar libros de las casas, por lo que deberás ser tú mismo quien sepa qué merece la pena conservar y cómo organizarlo, de manera que puedas disfrutar del espacio que dispones en tu hogar y, además, el orden te ayude a encontrar las cosas cuando las necesitas y saber dónde se encuentran en todo momento.

Durante los cambios de estación suele ser el instante durante el cual tenemos que hacer frente a toda aquella ropa del armario que no hemos utilizado durante los últimos seis meses y que necesitaremos con la llegada ya bien sea del frío o del calor. Por eso, el cambio de armario suele suponer una ardua tarea, ya que no solamente debe sacarse la ropa de la siguiente temporada, sino que también habrá que hacer una selección de la misma, junto con la de la temporada anterior, con tal de poder hacer espacio y conseguir tener el armario cómodamente ordenado, de manera que tengamos espacio suficiente para tener acceso a la misma y sepamos dónde se encuentra cada prenda cuando la queramos lucir.

Tendrás que aprender a doblar correctamente la ropa para ganar más espacioTendrás que aprender a doblar correctamente la ropa para ganar más espacio

Uno de los trucos claves para maximizar el espacio en el armario, estanterías y cajoneras será saber doblar la ropa adecuadamente. Recuerda que no es lo mismo tener las prendas colgadas que dobladas, puesto que ocuparán más o menos espacio, pero además cada prenda requerirá una manera de ser doblada o almacenada distinta, ya bien sea porque se pueda arrugar con facilidad o porque su forma no lo permita. Por lo tanto, dedícate todo el tiempo que sea necesario con tal de hacer este cambio de armario y dobla la ropa de forma adecuada con tal de ganar espacio y tener fácil acceso a ella cuando lo precises.

La organización de la ropa

Lo primero que debes tener en mente es saber cómo vas a organizar las prendas. Recuerda que si pones, por ejemplo, las camisetas todas juntas y los pantalones en otro estante también todos juntos, cuando vayas a buscar una de las dos prendas te será mucho más fácil tener idea de dónde puede encontrase.

Lo más recomendable es sacar todas las prendas del armario, cajonera o estantería a la vez. Puedes hacer pilas en el suelo organizándola en función del tipo de prenda, ya bien sea de una estación o de otra. Aprovecha este momento para hacer selección de aquellas prendas que no te has puesto durante la temporada anterior y que estimas que no vas a volverte a poner. Sé realista, si una prenda no te la has puesto en una o dos temporadas, probablemente sea porque no te gusta o no te termina de convencer cómo te queda. Si no estás seguro de si te la vas a poner más, lo mejor será que la dones y así tengas más espacio para añadir ropa en tu armario y puedas adquirir una que te guste más y que vayas a llevar más a menudo.

La ropa que ya no vayas a usar, dónalaLa ropa que ya no vayas a usar, dónala

Aprovecha esta ocasión también para probarte la ropa de la temporada siguiente y saber si todavía te gusta cómo te queda. La moda cambia constantemente y quizás aquella prenda que tanto te gustaba la temporada anterior, ahora ya no te parezca tan original y moderna, sino demasiado llamativa y fuera de época. Entonces será un buen momento para donarla y conseguir las prendas de la nueva temporada, si te apetece, liberando espacio en tu armario y consiguiendo un mayor orden.

Una vez tengas la ropa que estás seguro que vas a lucir deberás organizarla toda fuera del mueble. Puedes hacer distintas pilas en función del tipo de prenda, ya bien sea por ejemplo: sudaderas, camisetas, pantalones, faldas, etcétera. Aquellas prendas más delicadas y sujetas a generar arrugas con facilidad es mejor que las cuelgues, como las camisas o los vestidos de telas finas.

Doblar la ropa para ahorrar espacio

Cuando hayas colgado las prendas más delicadas podrás comenzar a doblar la ropa que no precise tanto cuidado. Los pantalones es recomendable que los dobles en tres. Es decir, primero por la mitad, ambas piernas en paralelo, y después en dos mitades en vertical. De este modo quedarán más compactados y podrás añadir más pantalones en el armario, cajón o estantería, creando los montones de los mismos que sean necesarios, en función del número de pantalones que tengas.

Dobla la ropa con el dibujo hacia fuera para identificarlas con más facilidadDobla la ropa con el dibujo hacia fuera para identificarlas con más facilidad

En cuanto a las camisetas y sudaderas, lo más recomendable será que primero dobles ambas mangas hacia adentro, por la parte trasera de las mismas, y después las dobles en horizontal en dos o tres mitades. Recuerda dejar el dibujo frontal visible cuando las coloques en el mueble, para así poder identificar cuál es cada una con facilidad, de lo contrario te será bastante más difícil encontrarla o recordar que la tienes, haciendo que no puedas lucirla tanto como te gustaría.

Por lo que se refiere a la ropa interior, también es importante hacer selección de vez en cuando y eliminar aquellas prendas que se ven envejecidas o que podrían estar más rotas o desgastadas. Maximiza el espacio guardando los calcetines doblados en dos partes o tres, en lugar de enrollarlos. Haciendo una bola ocupas más espacio y además puedes desgastar la goma superior, haciendo que no tenga tanta resistencia con el tiempo y pueda resbalarte en la pierna tras varios lavados.

Artículos recomendados