Menú
Cómo hacer la maleta
Cómo hacer la maleta
MUY EFICIENTE

Cómo hacer la maleta

Aprende a preparar la maleta con estos sencillos consejos que no solo te harán ahorrar tiempo sino también espacio.

Paloma Alves

Hacer la maleta puede convertirse en una de las tareas más arduas y desesperantes de hacer un viaje. Y es que, a la pereza habitual de tener que hacerla, se suma la incertidumbre con respecto a qué llevarnos atendiendo a varios motivos, como por ejemplo que sea adecuada para el destino al que nos dirigimos o que, por otro lado, no supere el peso establecido y evitarnos así cualquier tipo de problema o inconveniente en el transporte.

De manera que no sufras y lee atentamente los siguientes consejos con los que conseguirás preparar la maleta en tiempo récord y sin ningún tipo de complicación.

1.Haz una lista y piensa bien lo que te vas a llevar

El primer paso es que antes de que empieces a guardar la maleta hagas una lista en la que indiques qué es lo que te quieres llevar, de este modo escogerás lo imprescindible y no meterás cosas que luego ni siquiera vas a utilizar. Además, este paso es muy útil para que tampoco te dejes nada, para lo cual es esencial que, una vez que la maleta este hecha revises de nuevo la lista para así comprobar que no te has dejado nada.

Hacer una lista y organizar los conjuntos de ropa pueden ser de ayuda para no llevarte más de lo necesarioHacer una lista y organizar los conjuntos de ropa pueden ser de ayuda para no llevarte más de lo necesario

En este sentido, cuando estés valorando todo lo que debes llevarte lo más recomendable es que pienses ya los conjuntos a ponerte en el viaje. Es decir, puedes escoger un pantalón y pensar las posibles camisetas que te pegarían y que por lo tanto podrías usar, etc. Esa es una de las técnicas, ahora bien otro de los consejos es que también apuntes en un papel cada uno de los días que te vas y en cada uno anotar qué es lo que te pondrías. Recurriendo a este método te llevarás lo justo, más algo de reserva, y evitarás sobrepasar el peso de tu maleta.

2.Doblar la ropa tiene su propio método

Parece una tontería, pero realmente la forma en la que dobles tu equipaje supondrá que puedas meter más o menos ropa en la maleta. Por ello te interesará saber que para las camisetas lo mejor es hacerle dos pliegues más de cómo lo doblarías habitualmente para que así ocupen el menor espacio posible y colocarlas una detrás de otra y no encima, puesto que si haces esto comerás mucho espacio de la maleta. Para los pantalones puedes seguir un método muy parecido y que se llama Konmari, ¡todo un descubrimiento!

El método utilizado para doblar la ropa es clave para ganar espacio en tu maletaEl método utilizado para doblar la ropa es clave para ganar espacio en tu maleta

Con respecto a los zapatos, tienes que ser consciente de que no necesitas todos los que tienes en tu armario. Por ello haz una buena selección en la que realmente elijas qué es lo que verdaderamente necesitas y, de verdad, hazlo concienzudamente. En el caso de que decidas llevarte unas zapatillas, las cuales no suelen sobrar porque puedes acabar cansada de las sandalias, opta por meter los calcetines dentro de las mismas y así ahorrarás bastante espacio en tu equipaje.

3.Seguridad ante todo

Aunque la maleta vaya a ir como equipaje de mano tanto si te mueves en avión como si lo haces en tren o autobús siempre ponle un candado o cualquier otro elemento de seguridad. Y es que es muy fácil que en el trajín que implica un viaje como el embarque o subirte a tu medio de transporte puedas despistarte o, simplemente, con el movimiento la cremallera puede resbalarse y que tu equipaje quede a la vista de todos.

Da igual donde lleves tu equipaje, siempre debes utilizar un candado con el que protegerloDa igual donde lleves tu equipaje, siempre debes utilizar un candado con el que protegerlo

Además, nunca dejes tu documentación dentro de la maleta. Precisamente por estos pequeños despistes no sabes lo que puede ocurrir y si te roban tus pertenencias y en ellas va tu identificación puedes convertir un problema menor en uno de mayor importancia. Por ello, lo más recomendable es que junto a tu equipaje lleves un bolso o una mochila en la que guardes lo más delicado, es decir, documentación, dispositivos electrónicos y por supuesto las medicinas, más aún si te diriges a un país extranjero y si además son indispensables para tu estado de salud.

4.No renuncies a tus cosas más preciadas

A todos nos ha pasado que hemos optado por no llevarnos alguna prenda por ser demasiado sensible o simplemente llevarla aún siendo consciente de que nos la íbamos a tener que poner totalmente arrugada. Pues eso se ha acabado porque el papel de seda se ha convertido desde ya en tu gran aliado. Tan solo tienes que colocarlo entre los pliegues que hagas de la prenda y luego cubrirla entera con este material, así de simple.

5.Los detalles marcan la diferencia

Si ya quieres que tu maleta sea redonda, no olvides los pequeños detalles que no son estrictamente necesarios, pero que cuando quieras echar mano de ellos durante el viaje habrás agradecido acordarte de ellos. En este sentido, lo primero es que cuentes con llevar varias bolsas vacías que, de seguro, terminarás usando, sobre todo para guardar la ropa sucia o por si acaso tuvieras algo que se derramara, lo metes en dicha bolsa y evitas que traspase al resto del equipaje.

Llevar algo de ropa de abrigo es esencial aunque tu destino sea de playaLlevar algo de ropa de abrigo es esencial aunque tu destino sea de playa

Además, cuenta con un neceser o bolsa impermeable para que guardes tu ropa de baño, de esta forma te será útil tanto en tu lugar de vacaciones como para la maleta, en el caso de que los bañadores no se hayan secado para cuando te toque volver a meter todo. Ahora bien, el último de los detalles en el que quizás no habías reparado es en el de la ropa de abrigo. Es cierto que si viajas en invierno o tu destino es frío este tipo de prendas serán obligadas, pero si optas por uno de playa tampoco te sobrará. Recuerda que si un cambio de tiempo brusco es traicionero, los aires acondicionados lo son aún más, y recuerda que si quieres llevarlo en la maleta pueden envasarlo al vacío para que te abulte como si se tratara de una simple camiseta.

Artículos recomendados