Menú
Método Konmari: 7 herramientas para ordenar tu casa
Método Konmari: 7 herramientas para ordenar tu casa
MENOS ES MÁS

Método Konmari: 7 herramientas para ordenar tu casa

Más allá del orden de los objetos y el momento del día, hay otra serie de recomendaciones a la hora de aplicar el método Konmari.

Brais Besteiro

Se conoce por 'Konmari' a un novedoso método para ordenar desde una casa hasta la oficina. Este fue inventado por Marie Kondo y aparece en su libro 'Magia del orden' en el que explica que es una manera de ordenar de forma sencilla y adecuada y que, además, no nos quita mucho tiempo si se hace correctamente.

Para que todo salga bien hay que seguir unas directrices específicas respecto a lo que se ordena. Se ha de empezar por la ropa, que es lo más sencillo y mecánico; seguido de los libros y papeles; y finalizando con los objetos sentimentales que, debido a ello, son más dificultosos a la hora de elegir y tomar decisiones.

Marie Kondo también especifica que lo más recomendable es llevar a cabo esta acción a primera hora de la mañana (debido a que se tiene más energía), sin ruidos de fondo (que puedan acabar con nuestra paciencia) y siempre pensando que nos queda aún mucho tiempo por delante, de manera que no nos sintamos agobiados o dejemos las cosas a medio hacer.

Marie Kondo propone doblar la ropa de forma verticalMarie Kondo propone doblar la ropa de forma vertical

A mayores de estos parámetros básicos, hay otra serie de herramientas que se pueden llevar a cabo y que harán aún más efectivo este método. Te las presentamos a continuación.

1 Un lugar para cada cosa

Lo más recomendable es que asignes a cada uno de los objetos un único lugar de almacenamiento en tu hogar. Esto es mejor que repartirlo en varios, ya que sino nunca sabrás realmente cuántas cosas tienes ni donde están cuando los necesitas, haciéndote perder tiempo y paciencia. Guarda las que se parezcan o tengan algo en común en el mismo lugar o en espacios muy cercanos. Así siempre que uses algo tendrás claro donde debes volver a dejarlo, te será mucho más fácil mantener el orden y que realmente esta técnica será efectiva.

2 Tirar y luego guardar

Debe quedarte claro que el almacenamiento que hay en un casa es el adecuado. Si este no te parece suficiente, la cosa está clara: tienes demasiados trastos. Para ello, antes de ponerte a guardar de nuevo, deberás hacer un análisis exhaustivo de todo lo que tienes, decidir qué es lo realmente útil y que cosas no necesitas en tu hogar. Esta es la verdadera clave del orden.

Es muy importante respetar luego el orden establecido de las cosasEs muy importante respetar luego el orden establecido de las cosas

Tal y como explica la propia autora: "Son solo dos tareas, pero la eliminación debe ir primero. Asegúrate de concluir la primera tarea antes de empezar con la siguiente". Una vez que aprendes a seleccionar es cuando realmente te darás cuenta de que el espacio en tu casa es el adecuado. También podrás pasar a la tarea de ordenar, que ahora será mucho más sencilla y rápida.

3 No hay 'por si acaso'

No te engañes a ti mismo a la hora de decidir que te quedas y que no. La excusa más recurrente es que igual en un futuro lo necesitas y sería estúpido volver a comprarlo. No vale. Es costumbre acumular cosas que podrían servirnos en algún momento pero al final se acaba convirtiendo en un gran problema a la hora de almacenar ya que no habrá espacio suficiente además de que te dará la sensación de que te sobran muchas cosas sin saber cuáles realmente.

Por eso es muy importante el momento de pararte a decidir que se queda y que no. Si lo piensas, lo sabrás perfectamente. De esta forma te quedarás con lo únicamente imprescindible y no habrá ninguna de las sensaciones anteriormente mencionadas: agobio por exceso, no encontrar lo que buscas, desesperarte con objetos que ocupan espacio innecesario, etc.

4 Almacenamiento vertical

Este es uno de los principales trucos del método Konmari: doblar las prendas de forma vertical en lugar de apilarlas. Esto, si te paras a pensar, tiene mucha lógica. Si colocamos la ropa, toallas, o cosas por el estilo, en montones, lo más probables es que cuando queramos cogemos algo que se encuentra en la base, tengamos que mover todo lo que arriba con la posibilidad (casi al 100%) de que se desdoblen, descoloquen o incluso se caigan.

Es imprescindible no guardar más de lo necesarioEs imprescindible no guardar más de lo necesario

Debido a esto, Marie Kongo propone que ordenemos los textiles en nuestro hogar de manera vertical. Esto es como si hiciésemos una torre de las que hablamos anteriormente pero apoyada sobre la superficie de manera horizontal. De esta forma, se verá igualmente bien cuando busquemos pero si queremos coger algo no tendremos que descolocar lo que está encima o lo que esté debajo, básicamente, porque todo estará al mismo nivel.

5 Reutilizar y no comprar

Es posible que a medida que vas leyendo el artículo y los distintos consejos para ordenar tu hogar, estés pensando en que, si vas a doblar tus prendas en vertical, por ejemplo, te hará falta algún tipo de cesto para colocarlas si no se caerán. Pues sí y no.

Es cierto que por pura lógica, al doblar tu ropa de manera vertical esta no se sostenga sola y se caiga. Pero piensa también que ya se mencionó que este método recomienda tener el menor número de utensilios necesarios en un casa y, si ahora para ordenar, te dedicas a comprar más cosas esto será contraproducente a lo que dice Marie Kondo.

Las letras también generan información y desordenLas letras también generan información y desorden

¿Qué propone la autora entonces a este problema? Reutilizar. Es posible que cuando hagas la revisión a fondo de tu casa te encuentres con cosas que ni sabías que estaban: cajas de zapatos, cajas de algún utensilio del hogar, etc. Pues estas pueden ser la solución a tu problema. Podrás utilizarlas a modo de cesta para apilar tu ropa. De este modo le estarás dando también una segunda vida, un nuevo uso y generarás menos basura que tirar.

6 Evita el 'ruido' de las palabras

Si duda el orden está totalmente relacionado con el sentido de la vista. Cuando entramos en una estancia, la forma en la que nos daremos cuenta será viéndolo y, si eres una persona ordenada, te causará molestia que esté así. Esto es bastante lógico. Pero también hay algo más que afecta a el orden y en el que no se repara casi nunca: el 'ruido' y desorden visual que general las palabras de los objetos.

Reutiliza cajas de zapatos para almacenar en lugar de comprar más objetosReutiliza cajas de zapatos para almacenar en lugar de comprar más objetos

Las palabras son información y estímulos visuales, del mismo modo que lo pueden ser los colores. Debido a esto, el método Konmari también recomienda retirar los sellos de los artículos de almacenamiento. De esta forma, eliminaremos también información visual y los espacios serán más cómodos y ordenados.

7 Conservar lo que amas

Uno de los últimos pasos a la hora de realizar el método de Marie Kondo es la de tomar decisiones sobre objetos sentimentales. Elegir entre este tipo de posesiones es muy difícil ya que tenemos algún tipo de unión sentimental con cada uno de ellos y, si los tiramos o donamos, sentimos que una parte de nosotros también se desprende. Es por ello que muchas veces se llegan a almacenar cosas que más allá del uso en un determinado momento no tienen ningún razón de ser.

Conocedora de la dificultad de esta decisión, Kondo escribió algo en su libro muy inspirador: "El espacio en el que vivimos debería ser un espacio para la persona en la que nos estamos convirtiendo, no para la persona que fuimos en el pasado". De esta forma, se debería conservar sólo aquello que realmente 'nos toque el corazón' y sea importante para nosotros de cara a un futuro. Y por lo contrario, liberarnos de todo aquello que simplemente está por ser un recuerdo del pasado pero no tiene ningún tipo de connotación a mayores.

Artículos recomendados