Menú
Cómo decorar tu casa en color azul
Cómo decorar tu casa en color azul
COLOR FRÍO

Cómo decorar tu casa en color azul

¿Estás pensando en decorar alguna estancia de tu casa con el color azul? Es importante que antes de tomar una decisión así tengas en cuenta lo que implica el color que vas a elegir.

Brais Besteiro

El color azul, igual que el resto de la gama cromática, tiene asociadas una serie de ideas y concepciones. Algunos ejemplos son la calma, la tranquilidad, la masculinidad, la energía, la credibilidad y confianza, entre otros muchos. Teniendo todo esto en cuenta, este color puede ser el correcto para aplicar en alguna de los cuartos de nuestro hogar.

El azul en dormitorios

El dormitorio es una de las estancias más adecuadas para utilizar el color azul. Como se menciona más arriba, transmite calma, tranquilidad, etc., por lo tanto es el más idóneo para un espacio al que vamos a descansar, relajarnos y dormir. De esta manera, los instantes previos al descanso que tengamos iluminado esa estancia nuestro cerebro estará recibiendo a través de la vista todo este tipo de sensaciones.

Podemos introducir el color a través de pequeños elementos decorativos como cuadrosPodemos introducir el color a través de pequeños elementos decorativos como cuadros

Este color podemos utilizarlo en distintos elementos: las paredes, los muebles, la ropa de la cama, etc., pero debemos de pensar también en cómo combinarlo, porque el azul en exceso puede generar sensación de agobio. Además, si es un tono muy oscuro, resta iluminación. Por este motivo, debemos pensar en la opción de, por ejemplo, si el color es para las paredes, que las molduras de estas y el techo sean blancas, para contrarrestar un poco su efecto.

En su tonalidad pastel es también una muy buena opción para las habitaciones de los más pequeños. Aportan algo más de alegría que una simple pared blanca pero sin llegar a ser algo muy llamativo. Además, podemos jugar con la idea del azul del cielo, pudiendo introducir vinilos con distintos elementos como las nubes, por ejemplo.

El azul en baños

Otra buena opción es decantarnos por el azul en los cuartos de baño y aseos de nuestro hogar. ¿Por qué? El azul es el color del mar y solemos asociar el agua en general con esta tonalidad. Con esta idea, se relaciona también con la limpieza, la frescura y, como se mencionó más arriba, la calma, algo que también puede ser muy necesarias en este cuarto.

Utilizar el azul para las paredes en los baños es lo más comúnUtilizar el azul para las paredes en los baños es lo más común

Las opciones también son muy variadas a la hora de jugar con el color, pero la preferida es la de utilizarlo para los azulejos en paredes y/o suelos, combinado luego los distintos elementos como la bañera en tonos claros, especialmente el blanco. Si no queremo algo tan excesivo, siempre podemos recurrir a él para otros objetos como la cortina de la ducha, la alfombrilla, las toallas, etc.

El azul en los salones

Estas serían las dos opciones más comunes para estancias de una casa para utilizar el color azul como elemento decorativo, pero esto no quita que pueda ser empleado también en otras. Por ejemplo, podemos usarlo también en el salón de nuestra casa. Normalmente esta es una de las habitaciones a las que mayor uso se le da a lo largo del día y en la que el ajetreo puede ser constante. Por esta razón, un poco de calma a través del color puede venir muy bien.

Se puede jugar con las combinaciones también en este caso, y si pintar todo de azul nos puede parecer excesivo, podemos hacerlo solo en una de las paredes y las demás dejarlas, por ejemplo, en blanco. Puede parecer arriesgado pero el resultado es muy bonito.

El azul muy intenso puede llegar a producir sensación de agobioEl azul muy intenso puede llegar a producir sensación de agobio

Y si ninguna de las maneras nos convence la idea de pintar las paredes, el color azul puede ser también una opción para pequeños elementos de la estancia. Cuadros, una manta o incluso el sofá son objetos que podremos encontrar en distintas tonalidades y que se pueden adaptar muy bien a la decoración si esta es una de la ideas.

El azul en las cocinas

A la hora de decorar no hay nada prohibido, pero sí que debemos de tener en cuenta todos los factores. Cabe mencionar que el azul es considerado un color frío y, consecuentemente, también transmite esa sensación. Esto es beneficioso si la intención es contrarrestar el efecto contrario. En el caso de la cocina, es un lugar en el que acostumbra haber el calor de los fuegos, del plato de comida... en definitiva, donde lo que se busca es el calidez. Por lo tanto el efecto frío de este color puede no ser deseado ya que incluso, dicen los expertos de la psicología, puede llegar a reducir el apetito.

El azul para los muebles de la cocina cada vez se usa másEl azul para los muebles de la cocina cada vez se usa más

No obstante, todo esto no quita que, si quieres utilizarlo, puedas. De hecho cada vez se acostumbra más a utilizar el color azul en esta estancia. La opción ganadora siempre suele ser el color aplicado a los muebles combinados con encimera de mármol. Entre estos dos elementos se suele producir un contraste importante, es decir, si el azul de los muebles es oscuro, el mármol suele tender a la tonalidad más clara. Aunque si lo que necesitamos es dar luminosidad a esta estancia, que todo esté en tonos claros será de gran ayuda.

Artículos recomendados