Menú
Cómo hacer compost casero
Cómo hacer compost casero
FÁCIL Y SENCILLO

Cómo hacer compost casero

Descubre como hacer compost sin moverte de casa y los beneficios naturales que aportará a tus plantas.

Irmina Merino Vidal

Cuando pensamos en el cuidado de nuestro hogar, son muchas las cosas que nos vienen en mente. Además de aquello más básico, como la construcción del mismo, su distribución, comodidad y precio, vienen muchos pequeños detalles a continuación que debemos tener en cuenta para sentirnos a gusto en nuestra propia casa. Estos suelen incluir la decoración y el cuidado de los espacios, para que sean funcionales pero a la vez bonitos, ya que en el hogar será el lugar donde más horas pasaremos y dónde queremos sentirnos más a gusto y relajados, con tal de poder descansar tras un largo día de trabajo, unas merecidas vacaciones o pasar tiempo de calidad junto a la familia.

El cuidado del jardín

Por eso, en el caso de que tu casa también tenga jardín o terraza y seas un amante del cuidado de las plantas, es posible que lo consideres como un espacio más a la hora de hacer todos estos planes. Si te gusta la jardinería probablemente hayas oído hablar del compost, que es un abono orgánico, totalmente natural, que ayudará a tus plantas a crecer, obteniendo todas las vitaminas y demás beneficios de la propia naturaleza. Aplicando compost en la tierra de las macetas o donde estén plantadas conseguirás que crezcan más sanas y fuertes, evitando también el uso de productos químicos o industriales.

El compost casero es muy beneficioso para el medio ambienteEl compost casero es muy beneficioso para el medio ambiente

En la actualidad, cada día son más las personas que optan por un modo de vida natural, es decir, intentando consumir la mayor parte de productos orgánicos que les sea posible, a la vez que están concienciados con la importancia de reducir el uso de plásticos y residuos no biodegradables en general, además de reciclar adecuadamente con tal de poder cuidar de nuestro planeta para evitar hacerle más daño.

Esta vuelta a lo natural es muy buena noticia para el mundo, pero también para nosotros mismos. Evitando el consumo de productos ultraprocesados, apostando por aquellos de origen natural y dejando de lado lo artificial que pueda ser sustituido por un orgánico conseguiremos mejorar nuestro estado de salud de forma notable. Así pues, las plantas, como seres vivos que son, también pueden aprovecharse de la creación de adobos naturales por tu parte, como lo es el compost. Simplemente deberás aprender cómo realizarlo de manera adecuada, con tal de que puedas proporcionar el cuidado que tus plantas necesitan para que crezcan sanas y fuertes, con todos los beneficios del compost que requieren.

Busca el contenedor adecuado

Puedes crear compost casero durante todo el tiempo que quieras. No obstante, debes tener presente que es una mezcla de desechos naturales, por lo que deberás tenerlos almacenados en un recipiente totalmente hermético, con tal de que el fuerte olor que podría llegar a producir no se hiciese notar fuera del mismo. Por lo tanto, infórmate sobre los contenedores especiales que existen con tal de crear este adobo en casa.

El compost orgánico favorece el crecimiento y desarrollo de las plantasEl compost orgánico favorece el crecimiento y desarrollo de las plantas

En las tiendas especializadas en jardinería y decoración del hogar es posible que encuentres diferentes tipos de contenedores para hacer compost casero. Estos suelen ser de metal y bastante pesados. Además de ser herméticos, cuestan abrir y cerrar, sobre todo por seguridad para que las mascotas no puedan abrirlo y meterse dentro para comer los desechos orgánicos que podrías poner, u otros animales en libertad que podrían venir a alterar tu compost casero.

Qué debo meter dentro del contenedor para hacer compost casero

El compost es un adobo orgánico realizado a base de diferentes elementos. El primero son los desechos orgánicos, es decir, toda aquella basura que podemos generar nosotros mismos y que no se puede reciclar, pero que es biodegradable. Algunos de estos elementos son: la fruta demasiado madura o pasada, la piel de estas frutas o los huesos que nos sobran cuando ya las hemos comido, los mismos de los vegetales y las setas. Recuerda que deben ser alimentos que podrían encontrarse en la naturaleza y que, por ejemplo en un bosque, podrían caer en el suelo y deshacerse de manera natural, alimentando así la tierra que allí se encuentra y proporcionando beneficios a las plantas.

Al menos el 75% del contenedor deberá estar relleno de deshecho naturalAl menos el 75% del contenedor deberá estar relleno de deshecho natural

Otros de los elementos que deberemos echar dentro del compost casero y que podremos encontrar en nuestro propio jardín o terraza serán las flores secas, las ramas que cortemos de árboles o plantas porque estén viejas o tras podarlas, la paja y las hojas secas que podamos encontrar por el suelo y los hongos o malas hierbas que podamos ver y que queramos eliminar. En el caso de que tengas animales de corral, sus heces también se utilizan con tal de crear este compost casero, además de algunos periódicos viejos o cajas de huevo de cartón, pero en cantidades menores, puesto que lo más importante es el deshecho natural.

No dudes en consultar con un profesional de la jardinería qué otros elementos podrías añadir a tu compost casero, cuánto tiempo debes dejarlo en el contenedor y cuándo es el mejor momento para aplicárselo a tus árboles y plantas. Recuerda que no todos precisan los mismos cuidados, por lo que deberás añadir las cantidades adecuadas según sus necesidades, de manera que el compost les sea totalmente beneficioso y consigas que se encuentren fuertes, sanas y cuidadas como te gustaría.

Artículos recomendados