Menú
Decoración francesa: piezas clave de la decoración parisina
Decoración francesa: piezas clave de la decoración parisina
TRÈS JOLIE

Decoración francesa: piezas clave de la decoración parisina

El estilo francés se caracteriza por la elegancia y el glamour, toques que puedes darle a tu hogar a través de espejos, lámparas de araña, tapicería y otros elementos que son clave en esta decoración.

Lucía Mejuto de Villar

A la hora de pensar en la decoración de tu hogar, puedes decantarte por una gran variedad de estilos. Y es que el diseño de interiores es un mundo que gira a gran velocidad y en el que constantemente pueden verse nuevas tendencias. Hay quienes prefieren darle a su casa un toque hogareño y agradable, quienes se decantan por un estilo más juvenil y desenfadado o aquellos que optan por las líneas simples del modernismo. Decoración exótica, animal print, cubismo o minimalismo... hoy en día las posibilidades son tan variadas que el límite lo pondrá tu propia imaginación.

Descubre cómo decorar tu casa con estilo francésDescubre cómo decorar tu casa con estilo francés

Si eres de los que prefiere decorar su hogar con un estilo elegante y clásico, seguro que la decoración francesa es la tuya. Con este tipo de decoración conseguirás que tu casa emane la clase y el encanto de la capital francesa. No tengas miedo al pensar que puede ser un estilo ya pasado de moda o antiguo, nada más lejos de la realidad. Por mucho que pasen los años, la decoración francesa siempre será un acierto en el diseño de interiores en cualquier país del mundo. Y es que París es la capital de las tendencias y del buen gusto, tanto en lo que a moda se refiere como en el último grito en decoración; por lo que nada que imite su estilo puede ser un error. Las claves de este estilo son emular el buen gusto y la elegancia con la que, desde hace muchos siglos, los parisinos decoran sus casas. Sin embargo, esto es un arma de doble filo: ten mucho cuidado de no excederte y cruzar la línea de lo excesivo y hortera.

Todos los detalles cuentan

Lo primero en lo que te tendrás que fijar a la hora de comenzar a construir esta decoración francesa en tu propia casa es en el color de las paredes. Decántate por tonos claros como el blanco, el beige o el gris claro. Si prefieres arriesgarte un poco más, también debes saber que el tono verde agua es ahora mismo una de las grandes tendencias en Francia. Puedes optar por pintar toda la estancia de este color o combinar algunas paredes en blanco con otras en verde agua. En cambio, si prefieres jugar sobre seguro pero sin renunciar a la moda, también puedes tapizar alguna silla o poner un cuadro en este color. También deberás fijarte mucho en las molduras de los techos y de las puertas, ya que en este tipo de decoración es clave embellecer los espacios vacíos con delicadas formas. Por lo tanto, en ningún hogar parisino que se precie pueden faltar las molduras de escayola que aportan ese toque sofisticado y glamouroso de los antiguos palacios.

El verdeagua predomina en el estilo francésEl verdeagua predomina en el estilo francés

Tampoco puedes olvidarte de un elemento que es esencial en una decoración de este estilo: las lámparas chandelier. Estas lámparas imitan a los candelabros antiguos y puedes encontrarlas en una gran variedad de formas y tamaños: desde modelos sencillos y pequeños para techos bajos hasta grandes piezas con cristalería que darán un toque imponente a cualquier salón. Pero, al igual que es importante el techo, también lo es el suelo. En las casas francesas siempre se pueden ver grandes alfombras que aportan un toque de calidez a la estancia. A la hora de elegirlas, decántate por modelos que imiten un diseño y dibujo antiguo. Una verdadera decoración parisina optaría por alfombras persas hechas a mano, pero la clave está en escoger aquellas cuyo diseño laborioso cause un mayor impacto.

El mármol y el tapizado, esenciales

A la hora de escoger los muebles tienes que tener en cuenta que el material estrella será el mármol. Y es que este material es uno de los predilectos de los franceses para mesas, esculturas, chimeneas y todo tipo de elementos decorativos. Su pureza y calidad darán un toque de elegancia y sofisticación únicos a tu hogar. Tampoco puedes olvidarte de la tapicería, un elemento indispensable en cualquier decoración francesa. Cabeceros, sillas, sofás, butacas... forrados de tejidos ligeros como el capitoné, el terciopelo o el 'Toile de Jouy'. En cuanto a la paleta cromática, los tonos pastel, azules y verdes, así como los estampados con escenas pastoriles, suelen ser los predominantes en este tipo de piezas.

Otro elemento que tampoco puede faltar en una casa de estilo francés son los espejos, sobre todo con marcos con delicadas molduras y que son perfectas para embellecer espacios vacíos como pasillos o sobre una chimenea. Y es que las chimeneas son el toque estrella de cualquier decoración de este estilo. De piedra o de mármol, las chimeneas no sólo aportarán calidez a tu hogar en los meses de frío, sino que mientras no las usas puedes decorarlas con plantas, jarrones u otros elementos que darán un aspecto muy chic y elegante a esta parte de tu casa.

El mármol le dará un toque muy elegante a tu decoraciónEl mármol le dará un toque muy elegante a tu decoración

Los últimos toques

En cuanto a las mesas de comedor, lo esencial es una pieza larga. El material estrella en esta mesa será la madera, en tono medio-oscuro y de aspecto envejecido. También será esencial que tenga unas patas largas con formas suaves y onduladas. Alrededor de ella, tampoco pueden faltar las sillas medallón. Estas piezas, también llamadas sillas Luis XVI, eran originalmente de madera con el respalda tapizado, pero ahora las puedes encontrar en una gran variedad de colores y materiales que seguirán aportando este toque clásico a la estancia. Y es que la mezcla entre lo viejo y lo nuevo, entre las antigüedades y los elementos modernos, tampoco pueden faltar en un hogar con un diseño francés. Por ejemplo, puedes combinar una impresionante lámpara de araña con un cuadro de arte abstracto. Y es que no debes tener miedo a combinar y dejar libre a tu imaginación.

Estas son las principales claves a la hora de conseguir una decoración de estilo parisino. Sin embargo, hay muchos otros elementos que terminarán de crear este efecto en tu hogar. Y es que es esencial que coloques en alguna parte de tu casa una cómoda de estilo vintage, algunas piezas de anticuario o, incluso, una bañera externa con patas. Tampoco puedes olvidarte de los cuadros, esculturas y otras piezas de colección, ya que el arte es algo sagrado para los franceses. Por último, mantén tu casa llena de flores frescas, así como de colecciones de libros que puedes colocar tanto en estanterías, como en sillas o mesas.

Artículos recomendados