Menú
Felpudos originales
Felpudos originales
HAZLO TÚ MISMO

Felpudos originales

Si el recibidor de casa da una primera impresión a todo el que nos visita, imagínate la puerta de entrada y sus elementos. Por eso, un felpudo original es la mejor forma de dar la bienvenida.

Alicia Quesada Sánchez

El felpudo, ese objeto plano generalmente rectangular que recibe a todo el mundo al entrar en una casa. A pesar de que actualmente han evolucionado mucho y podemos encontrar felpudos de todas formas y colores, el principal uso de este objeto es el de limpiar los zapatos. Ya sea a la entrada de una vivienda, restaurante o edificio, siempre se coloca para cumplir este cometido.

Por este motivo, el felpudo, que puede ser suave o rugoso, por lo general se fabrica con materiales resistentes como puede ser el plástico, el nailon, el caucho, el aluminio, la fibra y hasta materiales reutilizables como botellas de plástico o el caucho de las llantas.

El felpudo se utiliza para dar la bienvenida y limpiarse los zapatosEl felpudo se utiliza para dar la bienvenida y limpiarse los zapatos

Los felpudos llevan utilizándose desde épocas muy antiguas y por lo general, al principio solo se usaban para dar la bienvenida. En su mayoría, llevaban impreso el clásico "Bienvenido". Y eso era todo. Rectangular, de un solo color, y hecho de vinilo. Pero esto ha cambiado muchísimo y actualmente puedes encontrar felpudos de cualquier material, cualquier forma y cualquier color. Incluso felpudos de tu película o serie favorita. Hasta tú mismo puedes crear tu propio felpudo.

Este objeto dice mucho del hogar al que se va a entrar. Si tienes un felpudo de lo más básico, harás que tus invitados intuyan que tu casa, al igual que tu felpudo, no va a ser nada excepcional. Sin embargo, un felpudo original atraerá todas las miradas y provocará que todo el que pase por tu puerta se sienta obligado a entrar. ¿Quieres provocar ese efecto en la gente? ¡Entonces es hora de que te hagas con un original felpudo!

Un felpudo original atraerá todas las miradas y dará una buena impresiónUn felpudo original atraerá todas las miradas y dará una buena impresión

Existen muchas páginas dedicadas a la venta de felpudos originales. Puedes encontrar desde felpudos con mensajes de lo más curiosos y divertidos hasta felpudos con forma de sandía, corazón o inspirados en tu serie o película favorita. Pero ¿qué puede haber más original que un felpudo decorado por ti mismo? Bekia te enseña cómo hacerlo.

Personaliza con pintura

Es lo más sencillo de hacer y puede resultar de lo más divertido. Si eres todo un experto manejando el pincel deja volar tu imaginación utilizando como lienzo un viejo o básico felpudo. Puedes escribir las palabras 'Welcome', 'Hola', 'Bienvenidos', o cualquier cosa utilizando tu propia letra.

La técnica del estarcido

Si por el contrario no eres muy bueno pintando... También existe una solución para ti. Se trata de la técnica del estarcido. Consiste en utilizar plantillas especiales para reproducir los diseños que quieras sobre cualquier superficie, desde muebles, paredes, telas hasta, en este caso, felpudos.

Según sobre qué soporte vayas a pintar, necesitarás un tipo de pintura u otra. En cuanto a las plantillas, te puedes hacer con ellas en cualquier tienda de manualidades y centros de bricolaje, pero también puedes hacerlas tú mismo.

Puedes pintar cualquier cosa en tu felpudo con plantillas especialesPuedes pintar cualquier cosa en tu felpudo con plantillas especiales

Puedes imprimir letras que formen, por ejemplo, la palabra 'hola' al tamaño adecuado en una cartulina y después vaciar el interior de cada letra con un cúter. Pero si quieres un resultado mejor necesitarás láminas de acetato (que se venden en cualquier papelería o tienda de manualidades).

También puedes usar cualquier radiografía antigua que tengas en casa. Fotocopia el diseño que quieres copiar y ajústalo al tamaño que deseas en tu felpudo. Cálcalo en el acetato usando un rotulador permanente y vacía el interior del diseño con un cúter. Hazlo con cuidado y poniendo debajo una tabla de corte o papel de periódico.

Una vez tengas la pintura y la plantilla, solo necesitarás un pincel de estarcido. Puedes comprarlo, pero también puedes hacerlo tú mismo y ahorrarte ese dinero. Solo tienes que buscar un pincel o brocha normal y cortar las cerdas con unas tijeras con un corte recto, de forma que queden todas a la misma altura.

¿Cómo se hace?

Lo primero que hay que hacer es sujetar la plantilla sobre nuestro felpudo. Las especiales de estarcido a veces son adhesivas, pero dependiendo del material de tu felpudo igual no pega correctamente, por lo que puedes sujetarla con cinta de pintor. Ahora te toca pintar. Moja el pincel en la pintura, intentando coger poca cantidad. Escurre el exceso de producto en un papel de periódico y ve pintando la parte interior de las plantillas con pequeños golpecitos con el pincel. El material del felpudo hará difícil que la pintura penetre bien, pero con paciencia, lo conseguirás.

La plantilla debe ir bien sujeta a nuestro felpudo para pintar bienLa plantilla debe ir bien sujeta a nuestro felpudo para pintar bien

Debes colocarlo de forma perpendicular a la superficie y nunca arrastrarlo sobre la plantilla, de lo contrario, te cargarás el resultado. Cuando hayas acabado de estarcir todo el dibujo ya puedes retirar la plantilla. Una vez retirada puedes hacer los retoques que necesites. Deja que se seque y ¡listo!, ya tienes un precioso felpudo hecho por ti.

La técnica de las reservas

En esta ocasión, esta técnica limita mucho más tu imaginación, ya que se trata de conseguir un diseño con rayas en diagonal. Pero es igualmente bonito y mucho más fácil de hacer.

Además del felpudo, necesitarás cinta de carrocero o plástica, pintura acrílica en el color o colores que más te gusten, y una brocha de cerdas duras, como la que debes usar en la técnica del estarcido. Decide de qué color vas a pintar las rayas diagonales. Lo mejor es combinar dos colores, aunque, nunca mejor dicho, para gustos los colores. Así que da rienda suelta a tu creatividad y mezcla o usa los colores que prefieras.

Consigue un felpudo original y únicoConsigue un felpudo original y único

Enmascara las zonas del felpudo que van a ir sin pintar, tapándolas con la cinta. Una vez tapado todo, deberás pintar las rayas en los colores elegidos. La textura del felpudo te hará más difícil esta tarea, por lo que tendrás que ir despacio y procurar que la pintura se introduzca entre las fibras. Una vez acabado, déjalo secar y listo.

Ahora que ya sabes cómo hacerte con un felpudo original y único, ¿a qué esperas para sorprender a tus invitados?

Artículos recomendados