Menú
Cómo usar el fertilizante
Cómo usar el fertilizante
CUIDADO DE LAS PLANTAS

Cómo usar el fertilizante

Ahora que ha llegado la primavera, descubre cómo aplicar correctamente el fertilizante a tus plantas para que crezcan lo más fuertes posible.

Irmina Merino Vidal

Nuestro hogar es donde solemos pasar la mayor parte de nuestro día, sobre todo en aquellos momentos de descanso, ya bien sea después de trabajar, durante los días de fiesta o en compañía de nuestros seres queridos. Por eso, es normal que queramos sentirnos a gusto en casa y tengamos en cuenta muchos de los de los detalles que la integran, como por ejemplo la decoración. En el mobiliario seguramente busquemos que sea práctico, cómodo y que el diseño responda a nuestros gustos. Así como lo hacemos con la ropa y con los demás elementos decorativos que conforman nuestro hogar.

Así pues, tanto si tenemos terraza o jardín es probable que queramos también decorarlos con la ayuda de unas plantas. Sin embargo, deberemos tener en cuenta que son seres vivos y que precisan unos cuidados constantes y específicos, de lo contrario podrían enfermar e incluso morir. Por eso, es esencial conocer las propiedades de nuestro hogar en cuanto a luz, temperatura y humedad con tal de poder adquirir las plantas que más y mejor vayan a vivir con nosotros, además de conocer qué cuidados precisan y de cómo debemos protegerlas para que puedan crecer sanas y cuidadas.

Las plantas son seres vivos y requieren cuidados constantesLas plantas son seres vivos y requieren cuidados constantes

El fertilizante para el cuidado de tus plantas

Cuando vayas a adquirir el material de jardinería que precisas para el cuidado de tus plantas, seguramente tengas en mente comprar fertilizante. Este producto ayuda al crecimiento y a la fortaleza de las plantas, por lo que es muy común en el uso de jardineros, tanto expertos como de aquellos que cuidan plantas en su propia casa o jardín. No obstante, es un producto que suele contener componentes químicos, por lo que debemos tener cuidado a la hora de aplicarlo y nunca dejarlo al alcance de los niños pequeños o de las mascotas.

El profesional de la tienda de jardinería será la persona más adecuada para aconsejarte sobre qué tipo de fertilizante necesitan tus plantas. Algunos de los componentes que suelen contener los fertilizantes comerciales, es decir, aquellos que puedes adquirir en la mayoría de tiendas especializadas, son: el nitrógeno, el fosfato y el potasio. Las cantidades de estos elementos químicos variarán según las necesidades de cada planta y de cada marca comercial en concreto, por eso es tan importante que consultes con alguien que conoce bien el cuidado de estos seres vivos cuál es el fertilizante que necesitas de tu terraza o jardín.

No todas las plantas necesitan la misma cantidad de fertilizanteNo todas las plantas necesitan la misma cantidad de fertilizante

Así pues, todas las plantas no requieren las mismas cantidades de nitrógeno, fosfato y potasio, por lo que añadiéndole un fertilizante no adecuado a la tierra puede que no consigas los resultados que esperabas, haciendo que no pueda crecer tan fuerte y sana como se merece y por muchos cuidados que le proporciones, poniéndole empeño. El suelo no es el mismo en todos los países, por lo que cada tierra precisa de un fertilizante específico, algo que deberías tener en cuenta, entre otras muchas cosas, a la hora de escoger el producto más recomendable.

Cómo poner el fertilizante a tus plantas

Si es la primera vez que vas a utilizar fertilizante o has cambiado el producto, es importante que hagas la transición poco a poco, es decir, que empieces por poner un poquito de fertilizante en una zona de tierra para ver cómo reaccionan las plantas. De esta manera podrías evitarte que todas ellas se vean damnificadas por el uso de un fertilizante mal aplicado o que quizás no les fuera el más conveniente.

El fertilizante es un producto químico por lo que deberás usar guantes al aplicarloEl fertilizante es un producto químico por lo que deberás usar guantes al aplicarlo

Como es un producto químico deberás protegerte siempre las manos con unos guantes de jardinería. Además, deberás intentar que el producto no entre nunca en contacto con los ojos o con la boca y que nunca esté al alcance de los niños o de las mascotas. Antes de aplicar el fertilizante deberás calcular las cantidades exactas que precisa cada planta. Calcula la cantidad de tierra que puede haber en cada maceta o en el terreno que ocupa cada una de ellas. En el mismo paquete de fertilizante encontrarás la fórmula para hacer este cálculo, pero no dudes en pedir más información al profesional de la jardinería para que te ayude a encontrar la cantidad exacta que tu planta precisa.

Recuerda que las cantidades son muy importantes con tal de conseguir que tu planta obtenga del fertilizante lo que precisa y no pueda llegar a hacerle daño. Aplícalo con los guantes y mézclalo bien con la tierra antes de volver a colocar la planta. Intenta que quede bien repartido y no presiones demasiado la tierra, con tal de que pueda pasar bien el agua cuando vayas a regarla y no oprimas las raíces de la planta. Si la planta es joven puede que el profesional te recomiende diluir el fertilizante con agua. Una vez aplicado deberás esperar unos días para ver cómo evolucionan tus plantas y poder determinar si se podría hacer una futura aplicación o si bien debería buscarse otra solución para el cuidado de tu terraza o jardín.

Artículos recomendados