Menú
Hipoteca fija o variable
Hipoteca fija o variable
DIFÍCIL ELECCIÓN

Hipoteca fija o variable

¿Hipoteca fija o variable? Es el gran dilema que le surge a la gente a la hora de firmar una hipoteca con el banco.

Daniel Caballero Ruiz

Hay ciertas decisiones en la vida que suponen un gran quebradero de cabeza, como es el caso de quienes quieren comprar una cosa. ¿Hipoteca fija o variables? Esa es la duda de muchos, ya que cada tipo de hipoteca tiene sus ventas y desventajas. La clave para elegir correctamente un préstamo a la hora de comprar una vivienda a tipo fijo o variables está en saber cómo funciona cada una, las perspectivas económicas y la situación personal de cada familia.

Ventajas y desventajas de la hipoteca a tipo fijo

Una de las mayores ventajas, por la cual es la más elegida entre los compradores, es que en un préstamo para la compra de una vivienda a tipo fijos, los intereses que se deberán pagar son siempre los mismos. Por ello, desde un primer momento se tendrá claro lo que va a costar comprar esa casa. Ya ese ese interés no depende de ningún índice de referencia, por lo que no variará en función de los cambios del euribor u otras tasas.

Además, este tipo de hipoteca supondrá un menor coste a largo plazo para el consumidor. Aunque las hipotecas fijas tienen tipos más altos de interés que las variables, su plazo tiene una mayor reducción, por lo que a la larga, pagaremos menos intereses y conseguiremos un ahorro al final de la hipoteca.

Ten siempre en cuenta las diferentes opciones antes de firmar la hipotecaTen siempre en cuenta las diferentes opciones antes de firmar la hipoteca

Por el contrario, habrán personas que no se podrán permitir ese tipo de interés tan alto, en comparación con las hipotecas variables. Y por lo general, estas hipotecas a veces incluyen una penalización por riesgo de cambio del tipo de interés, una comisión que no existe en las variables ni está limitada por ley. La última desventaja que encontraremos en este tipo de hipoteca es en las comisiones, ya que las hipotecas a interés fijo tienen más comisiones y, normalmente, son más caras. Un ejemplo de ello, se puede encontrar en la comisión de apertura, algo muy habitual en estos casos, o la de riesgo por tipo de interés, mencionada anteriormente.

Ventajas y desventajas de la hipoteca con interés variable

En el mercado español, las hipotecas variables siguen siendo las más elegidas, puesto que, históricamente, han sido las más promocionadas por los bancos. Un tipo de hipoteca cuyos intereses son más bajos en la actualidad ya que el índice de referencia, en su mayoría el euribor, está en mínimos históricos. Incluso en algunas ciudades, el pago de una hipoteca será más asumible que el de un alquiler.

A diferencia de las fijas, las variables incluyen menos comisiones y, en caso de tenerlas, suelen ser más baratas. Además, los préstamos con un interés variable no tienen la denominada comisión por riesgo de tipo de interés, una penalización exclusiva de las hipotecas a tipo fijo.

Las hipotecas fijas suelen tener una penalización si intentas cambiar el tipo de interésLas hipotecas fijas suelen tener una penalización si intentas cambiar el tipo de interés

Por otra parte, siempre hay que tener en mente que el precio de este tipo de interés cambia según el índice de referencia, es decir, cada seis o doce meses normalmente. Aunque ahora esté en mínimos, el día de mañana puede tener una gran subida. Además, como suelen tener plazos más largos, por lo que a la larga, nos supondrá un mayor coste para nuestro bolsillo. Por eso, lo ideal es intentar conseguir un equilibrio para no alargar mucho la hipoteca y, a la vez, tener una cuota que nos podamos permitir a día de hoy.

¿Qué es el euribor?

El euribor puede llegar a ser nuestro gran aliado o nuestro gran enemigo. El euribor es el tipo europeo de oferta interbancaria usado casi siempre como el tipo de referencia en las hipotecas. Es el tipo de interés medio con el que los bancos se prestan dinero entre sí a corto plazo.

La referencia para marcar el tipo de interés suele ser el euriborLa referencia para marcar el tipo de interés suele ser el euribor

La clave es acertar con la evolución futura del euribor. Los expertos están de acuerdo en que para que la opción de una hipoteca a tipo fija salga a cuenta, el índice al que se referencia la mayoría de las hipotecas debería situarse en torno al 2%, un nivel que no se alcanza desde finales de 2011.

La principal referencia con el que se fijó el precio de las hipotecas actuales en 2017 fue con una media mensual del -0,19%, la más baja de la historia, y muy lejos de los máximos de 2008, cuando llegó a superar el 5%. Por tanto, si eres de esas personas ahorradoras tendrás que conocer como evolucionan los tipos, sobre todo el euribor en el medio plazo.

El verdadero problema es que no se puede pronosticar con total seguridad el euriborEl verdadero problema es que no se puede pronosticar con total seguridad el euribor

Por ejemplo, el equipo de análisis de 'Bankinter' augura que se moverá en un rango de entre el -0,30% y el 0,20% este ejercicio y anticipa que el año que viene podría situarse entre un mínimo del 0,00% y un máximo del 0,40%. Aunque la verdadera cuestión es que, las entidades, no se atreven a pronosticar más allá de los próximos dos años. Por lo que, a la hora de elegir una hipoteca tendrás que tener en cuenta todas estas ventajas y desventajas para tomar la mejor decisión de cara al futuro.

Artículos recomendados