Menú
Pintar de blanco, ¿sí o no?
Pintar de blanco, ¿sí o no?
DUDAS

Pintar de blanco, ¿sí o no?

No te rompas más la cabeza y descubre todos los pros y contras de pintar las paredes de tu hogar de blanco.

Ángela María de Toro Martín

Seguro que no eres la primera persona que se plantea pintar las paredes de su casa de color blanco por miedo a que otro color de a la habitación una sensación de ser un espacio recargado o agobiante. Y es que si el blanco es el color más vendido en España, sus motivos tendrá, pues además de que es un clásico, nunca pasa de moda, es decir, es un color atemporal y combina perfectamente con cualquier estilo que le quieras dar a tu hogar sin condicionar el tipo de mobiliario que elijas.

Sin embargo, aunque el blanco es un color sofisticado, moderno y elegante que reaviva, no intimida ni genera saturación, otras personas opinan que optar por este color no es la mejor opción porque puede resultar soso y monótono. Por este motivo y para que no tomes la decisión equivocada, te mostramos todas las ventajas y desventajas de este color tan polémico:

El blanco es un clásico y no pasa de modaEl blanco es un clásico y no pasa de moda

La pintura blanca tiene diversas características que la distinguen de otro tipo de pinturas y la hacen ser una buena opción para decorar las paredes de tu hogar:

  • Aporta más luminosidad: Uno de los beneficios de que las paredes de tu casa sean blancas es que gozarás de una gran iluminación porque todo se verá más claro, aunque sea un espacio con poca luz. Y es que este color tiene la capacidad de reflejar hasta un 96% la luz e incluso puede suavizarla si es muy intensa.
  • Sensación de amplitud: Este color es muy recomendable para habitaciones con pocos metros cuadrados porque hará que hasta el espacio más pequeño parezca más grande de lo que es gracias a su ventaja de aportar amplitud a las estancias.
  • Hace que la decoración sea la protagonista: Hay que entender la pared como si fuese un lienzo en blanco. Nuestra paleta de colores la trabajaremos a través de los elementos decorativos y el mobiliario. El blanco es el color que más deja jugar a la imaginación, pues es muy versátil y queda bien con todo tipo de combinaciones, ya sean de un color u otro. Además, optar por mezclarlo con plantas, elementos naturales o vegetales y diseños geométricos siempre será un acierto seguro. No tengas miedo y atrévete a contrastar tus paredes blancas con colores atrevidos porque los acentúa, al igual que suaviza los colores oscuros como el negro o el gris.
  • Favorece la meditación: Estimula la percepción extrasensorial, el optimismo y la espiritualidad. Y es que realmente cuando estamos en casa lo que queremos es liberarnos del estrés, descansar y dejar atrás la dura jornada laboral y las malas vibraciones.
  • Tiene connotaciones espirituales: En referencia a lo anterior, está relacionado con la paz y la protección. Se cree que recoge las energías negativas que algunas personas dejan.
  • Encaja con el techo: Si el techo también es de color blanco, quedarán ambas partes muy integradas. Si por el contrario, las paredes son algo más oscuras que el techo, hará que de la sensación visual de techo más alto. Sin embargo, otra opción bastante elegida es darle al techo color para que cree sensación de espacio más íntimo y recogido. También puedes pintar el techo blanco y ponerle vigas de color para conseguir la misma sensación. Como ves, las posibilidades son infinitas
  • Da un equilibrio al suelo: Si eliges un suelo oscuro o con mucho peso visual debido a motivos de decoración, debes saber que el color blanco en las paredes ayudará a igualar el ambiente y quitará peso a esa sobrecarga para que no sature la vista.
  • El mejor color veraniego: El blanco, además de crear sensación de espacio y luminosidad como hemos dicho anteriormente, da también la sensación de efecto relajante y refrescante. Por eso, si es verano, opta por pintar las paredes de un color blanco pero no tan tradicional, sino algún blanco sucio o roto ara que no resulte molesto en esta época del año que aporta tanta luz a los interiores de las estancias.
  • Da facilidades: En el momento en el que quieras cambiar y pintar las paredes de cualquier otro color, te será mucho más fácil teniendo de fondo el blanco porque necesitarás menos capas de pintura del nuevo color que si lo haces sobre un fondo de color.
  • Aporta personalidad Si lo que buscas es crear de una estancia cualquiera, tu propio espacio de relax y donde puedas desarrollar tu personalidad, es el color perfecto. Los tonos neutros y los empolvados, con el gris como abanderado, además de ser tendencia, darán color a cualquier espacio de tu casa de manera discreta.
  • El mejor amigo para los baños: Crea un ambiente de limpieza, intimidad y delicadeza totalmente agradecido en habitaciones como baños.
  • Delimita las estancias: Este color es capaz de dividir y separar perfectamente los espacios sin que tengas que poner una pared de por medio.
  • Es económico: La pintura de color blanco es la más barata del mercado, pero eso no es todo. Los techos blancos reflejan más luz solar y absorben menos calor, haciendo que tu factura eléctrica por el uso del aire acondicionado disminuya.
  • Se mimetiza con el exterior: Si tienes un jardín, este color hará que todo el protagonismo esté el él, es decir, en la parte externa de la casa, dejando respirar y no enfocándose tanto en el interior.
  • Buena opción para la zona de los niños: Y es que, además de que favorece y ayuda a la estimulación, este color es el más adecuado para combinarlo con los colores típicos que suelen tener las habitaciones de los más pequeños, como tonos pasteles, azul cielo, tierra, lila...
El blanco es un color que aporta personalidadEl blanco es un color que aporta personalidad

Desventajas

  • Es monótono: Al igual que para muchas personas este color aporta relajación y desarrollo de la imaginación, para muchas otras es un color que resulta aburrido, con el que se cansan antes y con el que opinan que no aporta nada de personalidad a los ambientes
  • Es sucio: Al ser un color claro, la suciedad, las marcas y las manchas se notan mucho antes que en cualquier otro color. Si convives con mascotas o niños, descarta esta opción. Y no hablemos de si eres una persona fumadora, pues las paredes cogerán un tono amarillento imposible de limpiar.
  • Requiere más trabajo: Debido a que se ensucia antes, necesita de un cuidado mayor y que las paredes se pinten en periodos más cortos de tiempo que si fuesen de otro color.
  • Es frío: Muchos piensan que en lugar de blanco, es mejor pintar las paredes con otros tonos como el blanco roto o el marfil, pues también son claros pero no resultan tan fríos.
  • Necesita de otros colores: El blanco tiene que apoyarse en otros colores para romper con la monotonía, es decir, necesita de una decoración, mobiliario textiles y elementos en otros tonos para que aporten calidez y felicidad al hogar, algo que puede suponer un gasto mayor y un problema cuando se quiere conseguir que el espacio esté formado por una sola gama cromática.
El color blanco suele ser un color frío y sucioEl color blanco suele ser un color frío y sucio

Curiosidades

La síntesis aditiva de color, es decir, la superposición de colores de luz emitida, tiene como resultado el color blanco es el resultado. En la mezcla de pigmentos, llamada síntesis de color y sustractiva, sean pinturas, tintes o colorantes naturales para crear colores, el blanco solo se ve si el soporte o el pigmento son de ese color, reflejando toda la luz blanca.

La luz blanca puede ser descompuesta en todos los colores del espectro visible mediante un prisma, lo que se conoce como dispersión refractiva y que en la naturaleza da lugar al arcoíris. Los arquitectos prefieren interiores blancos porque el foco de atención se pone en las líneas y los volúmenes. Además, permite que se juegue con la luz y las sombras que se proyectan intensificadas por el uso del color blanco.

Los arquitectos prefieren interiores blancosLos arquitectos prefieren interiores blancos

Dependiendo del efecto que quieras conseguir necesitarás un tipo de pintura blanca u otro. Actualmente, la más utilizada es la pintura satinada o mate porque son más lavables, resistentes y reflejan menos la luz. Además, da un aspecto elegante, sobrio, aterciopelado, es más cubriente que otras y ayuda a pasar desapercibidas las imperfecciones de los techos y paredes. Suelen aplicarse en superficies que se limpian a menudo y en zonas de paso constante como cocinas, habitaciones de niños o pasillos.

Otra opción que puedes encontrar en el mercado es la pintura blanca ecológica porque tiene un bajo impacto medioambiental, no produce olores, tiene un alto porcentaje de materias primas naturales en su composición y te ayuda a cuidar tanto tu salud como tu entorno debido a su bajo contenido en compuestos volátiles. Este tipo de pintura es perfecta para colegios, habitaciones de niños...

Existe la pintura ecológica que es más saludable para niños y se usa en colegiosExiste la pintura ecológica que es más saludable para niños y se usa en colegios

Por otro lado, existen decenas de tipos de colores blancos. Por ejemplo, si tienes una habitación con mucha luz directa del sol, la mejor opción es un blanco con punto azulado. Utiliza un blanco nuclear cuando quieras conseguir un efecto deslumbrante y frío. El color blanco que tiene una pequeña cantidad de gris perla es el adecuado para dar sensación de neutralidad.

En referencia a cuándo es la mejor época para pintar, el verano es la respuesta correcta. Y es que gracias al calor, la pintura se seca antes y se puede ventilar mucho mejor la casa deshaciéndose del fuerte olor. A la hora de alquilar o vender tu vivienda, los interesados buscarán un ambiente neutro, el cual aporta el color blanco, pues no buscan ver tu personalidad ni gustos reflejados.

Artículos recomendados