Menú
Cómo usar correctamente el aire acondicionado
Cómo usar correctamente el aire acondicionado
AHORRA ENERGÍA

Cómo usar correctamente el aire acondicionado

El aire acondicionado es uno de los aparatos que más utilizamos en la época de verano, pero si lo aprovechamos también puede ser útil el resto del año.

Ángela María de Toro Martín

El verano para muchos es la mejor época del año: sol, amigos, tiempo libre, vacaciones, piscina y calor. Aunque esto último es lo que peor llevan algunas personas porque, cuando se dan las altas temperaturas, más de uno tiene que hace una inversión si no quiere estar en su propia casa como si de un horno se tratase.

Y sí, cuando decimos inversión nos referimos al aire acondicionado. Y es que, aunque supone un gasto que no está al alcance de todos, puedes sacarle el máximo partido a la instalación porque tu hogar tendrá una temperatura media de unos 24 o 26ºC, algo verdaderamente digno de agradecer en los meses de más temperatura.

El aire acondicionado debe usarse de forma eficienteEl aire acondicionado debe usarse de forma eficiente

Aun así, los equipos de aire acondicionado que puedes encontrar en el mercado ofrecen cada vez más y nuevas funciones porque, además de refrigerar el aire, también lo calientan y tienen la función de calefacción que hace que puedas aprovechar esa inversión para la época de invierno también, pues pueden servir para sustituir las calefacciones de gas o gasóleo. Y es que ya hay aires acondicionados que son capaces hasta de calentar el agua caliente sanitaria porque llevan una bomba de calor bajo el concepto de aerotermia. A continuación, todos los consejos más básicos para usar correctamente el aire acondicionado en tu hogar:

Mantén el sentido común

Al principio, cuando compras este tipo de aparato, tienes la necesidad de darle más potencia de la que realmente necesitas porque estás acostumbrado a pasar calor en esos meses de verano y ahora puedes estar muy fresquito. Lo más importante es que no te dejes llevar por tu ilusión y que utilices tu sentido de la lógica para poner el aire acondicionado a una temperatura adecuada en el lugar en el que te encuentres.

Tienes que sentirte a gusto, pero sin desperdiciar energía. No es de sentido común encender el aire acondicionado y que te tengas que poner un jersey. Regula la temperatura en función de las personas que haya en la estancia. Lo más recomendable es tener una temperatura de entre unos 24 a 26º para sentirse cómodo en una vivienda.

Usa el aire acondicionado con sentido comúnUsa el aire acondicionado con sentido común

Por otro lado, también lo estarás haciendo mal si pones una temperatura inferior a la deseada para aclimatar la casa, ya que es algo contraproducente y no conseguirás el efecto deseado. Es más, se estará consumiendo más energía de la necesaria. No es aconsejable ni saludable tener una diferencia con la temperatura exterior de más de 12ºC. De hecho, cada grado que disminuya, la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.

Frigorías

Es muy importante que a la hora de decantarte por un aire acondicionado para el hogar o para tu oficina consideres la capacidad que tiene para enfriar la habitación. Algunos sistemas de aire acondicionado tienen muy poca capacidad, por lo que no son eficientes para ser utilizados en habitaciones y espacios grandes. Otros, por el contrario, tienen una alta capacidad frigorífica que puede resultar innecesaria para enfriar espacios pequeños. Por lo tanto, la mala elección de un sistema de aire acondicionado puede costarte un gasto energético innecesario, entre otros gastos.

Para no equivocarte tienes que fijarte en un número muy importante que te informa de la capacidad de enfriamiento del modelo elegido, es decir, el número de frigorías. Y es que la frigoría es una unidad de energía que se utiliza frecuentemente para indicar la potencia de ciertos electrodomésticos, en este caso, del aire acondicionado.

Fíjate en las frigorías a la hora de comprarte un aire acondicionadoFíjate en las frigorías a la hora de comprarte un aire acondicionado

Por ello, si quieres calcular cuantas frigorías son necesarias climatizar adecuadamente la habitación en la que vas a poner el aparato, ten en cuenta que aproximadamente 100 frigorías equivalen a un metro cuadrado. Sobre todo, hay que tener en cuenta la altura de la habitación, sus dimensiones, la orientación, las horas de sol y sombra y los materiales por los que está construida.

Correcto funcionamiento y ahorro de energía

  • Mínimo dos veces al año, limpia bien los filtros de las unidades interiores y la batería exterior.
  • Los meses previos al verano procura revisar el aire acondicionado y renovar los filtros para que el aparato tenga más tiempo de vida útil.
  • Instala el modo Eco, si el aparato te lo permite, para ahorrar hasta un 30% en el consumo.
  • Completa la instalación de aire acondicionado colocando toldos, cerrando las persianas y ventilando la vivienda bien a primera o última hora del día para conseguir la máxima comodidad con el mínimo consumo de energía.
  • Ventila la vivienda mínimo dos veces al díaVentila la vivienda mínimo dos veces al día

  • Coloca el aparato de tal forma que el aire que salga se dirija hacia el techo, no hacia las personas. Así se tendrá una mejor distribución del aire en la estancia porque el aire frío tiende a bajar por la diferencia de densidades.
  • Utiliza electrodomésticos que sean energéticamente eficientes porque es más rentable a la larga si tienes un aparato calificado como A+++ porque puedes llegar a ahorrar hasta incluso un 60% de energía.
  • Intenta comprar un aparato más moderno, siempre que esté dentro de tus posibilidades, porque producen dos tercios de la energía que necesitan para calentar o enfriar el aire, lo que conlleva un gran ahorro en el consumo de energía del hogar.
  • Ahorra dinero revisando la potencia que tienes contratada porque alrededor de un 60% de hogares tienen una potencia contratada por encima de la necesaria.
  • Utiliza ventiladores siempre que te sea posible para refrescar el ambiente y consumir menos energía.
  • Utiliza ventiladores para ahorrar energíaUtiliza ventiladores para ahorrar energía

  • Utiliza el encendido y apagado automático del mando para que el aire funcione solo el tiempo justo.
  • Desconecta el aire acondicionado cuando no haya nadie en casa o también puedes utilizar los mecanismos de ahorro energético para cuando no hay nadie en las habitaciones.
  • Lo ideal es tener el aire acondicionado a 26ºC y estar en casa con ropa fresca.
  • Pon el aparato lejos de las zonas donde más da el sol porque el calor perjudicará su funcionamiento y hará que trabaje más, es decir, que aumente su consumo.
  • No pongas el aire acondicionado por la noche porque no es bueno para la salud ni para la factura de la luz. Lo idóneo es ventilar el hogar aprovechando el fresco de la noche y abrir las ventanas para crear corriente de aire.

Artículos recomendados