Menú
Duchas termostáticas
Duchas termostáticas
LA MEJOR OPCIÓN

Duchas termostáticas

Descubre qué son estas duchas y que ventajas te ofrecen respecto a las convencionales que son las más comunes.

Alicia Rebollo

Hoy en día cada vez podemos personalizar más y más las viviendas, y algo que sin duda debe ser un lugar de relajación es el baño. Por eso, a la hora de elegir entre duchas o bañeras hay multitud de posibilidades que pueden hacer que te decantes por una elección u otra. Ahora bien, si escogiste que por tu estilo de vida, comodidad o gusto las duchas eran la mejor opción para ti, sin duda las duchas termotáticas es una de las variedades que debes tener en cuenta.

La primera pregunta que se le puede venir a la cabeza a alguien es, qué es una ducha termostáticamente y en qué se diferencia esta ducha con una ducha corriente. Pues bien hay numerosas características de la ducha termotática que la diferencia de una ducha corriente.

Descubre las ventajas de estas duchasDescubre las ventajas de estas duchas

La primera ventaja, estéticamente hablando, sería que esta dispone de dos mandos. Uno que regula la intensidad con la que sale el chorro de agua y otro que regula la temperatura. Las termostáicas se pueden incorporan tanto en duchas como en bañeras y permiten a diferencia de las monomando, tener un flujo de agua constante en caudal y en temperatura.

Una de las grandes ventajas de tener este sistema regulador de temperatura, es que en caso de que otra persona dentro de la casa abra un grifo, la ducha jamás cambiará de temperatura ya que se mantendrá según la haya fijado la persona que se ducha. Además otra de las ventajas de este tipo de ducha es la ventaja que ofrece referente a su bajo consumo de agua ya que puedes regular el caudal y con ello ahorrar en tu factura del agua, siendo bueno para el planeta y para tu economía.

Algo que hay que tener en cuenta a lo que respecta a estas duchas es que son mucho más seguras que las tradicionales en cuanto a que evitan las quemaduras en la piel, algo que es sumamente importante en caso de que tengas hijos y estos puedan manipular el grifo y por equivocación giren el mando a la máxima temperatura del agua. La manera en la que estos grifos evitan esta clase de accidentes, es debido a que vienen calibrados ya de fábrica para que no puedan alcanzar una temperatura superior a los 37 grados. Además poseen un sistema de seguridad que en caso de que se cortara el suministro de agua fría, instantáneamente también se cortaría el suministro de agua caliente.

Estas duchas son mucho más segurasEstas duchas son mucho más seguras

Posibles inconvenientes

Algo que es habitual en esta clase de duchas, es que sus grifos pueden sufrir alguna clase de problema en cuanto a que pueden dejar de regular correctamente la temperatura del agua. No obstante, solucionar este problema es muy sencillo y prevenirlo aún más, ya que el motivo más habitual por el que estos grifos pueden sufrir algún problema es por el depósito de arenillas y otras impurezas en los filtros y esto se soluciona simplemente realizando una limpieza periódica de ellos cada seis meses aproximadamente.

Precauciones a la hora de instalar estos grifos

Si te has decantado por realizar la instalación de las termostáticas, es necesario que tengas en cuanta una serie de precauciones:

  1. Se debe limpiar muy bien las tuberías para eliminar los restos de arenas o partículas sólidas del interior de las mismas, ya que los cartuchos termostáticos son muy sensibles a la suciedad.
  2. En la entrada del agua fría y caliente, se debe colocar los filtros que suministran los grifos.
  3. Limpiar periódicamente los filtros.
  4. Las válvulas anti-retorno situadas en cada entrada, deben funcionar correctamente ya que si una de ellas se bloquea y queda abierta, se mezclara el agua fría y el agua caliente por el grifo haciendo que quede afectada toda la instalación.
  5. Es fundamental que el agua caliente esté situada a la izquierda del grifo y que el agua fría este situada a la derecha ya que si se hiciese al revés, los grifos no funcionarían.
  6. Utilizar calentadores eléctricos o acumuladores de gran capacidad.
  7. Utilizar calentadores de gas o butano de la máxima capacidad posible.
  8. Aislar térmicamente las tuberías del agua caliente.
  9. Reducir en lo posible la distancia del calentador hasta el grifo termostático.
Elige los grifos adecuadosElige los grifos adecuados

¿Cómo elegir el grifo adecuado?

Si te has decantado por comprar esta clase de grifos, debes tener en cuenta dos aspectos muy importantes para elegir el grifo correcto.

  • El primero es el material con el que está fabricado, ya que la calidad es muy importante a la hora de comprar esta clase de grifos, por eso el metal cromado está por encima de cualquier tipo de plástico con el que pueda estar fabricado. Debes tener en cuanta que la mejor calidad la ofrecerá el acero inoxidable pero que también cuanto mejor sea el material, más subir su precio en el mercado, por ello si quieres reducir el precio pero manteniendo la seguridad, un grifo de metal cromado con los embellecedores de plástico pueden ser una buena opción para no dejarse demasiado dinero sin descuidar la calidad.
  • El segundo aspecto a tener en cuenta es el regulador de caudal. Algo que debes tener en cuenta es que muchos de estos grifos no cuentan con un regulador o limitado de caudal. Esto puede parecer una tontería, pero este pequeño aparato te permite ahorrar grandes cantidades de agua y por ende de dinero. Además esta función permite limitar el paso de agua sin que tengas que estar pendiente de ello mientras te duchas.
  • Artículos recomendados