Menú
Tipos de riego
Tipos de riego
CUIDA TUS PLANTAS

Tipos de riego

Hay tres formas de regar las plantas, riego sobre suelo, riego subterráneo y riego por goteo; siendo este último es el más indicado y eficaz.

Andrea Fernández Rodríguez

Tener una terraza bonita y colorida requiere mucha dedicación. Entre los cuidados necesarios destaca el suministrar una buena hidratación a nuestras plantas.

Cuando somos grandes amantes de la naturaleza y, en concreto, de la vegetación y las flores puede que la regadera se nos quede pequeña. Además, este sistema tan clásico puede ser un inconveniente a la hora de irnos de vacaciones o si nuestro trabajo requiere muchos viajes.

Para no volver a casa y encontrarnos nuestras plantas y flores dañadas por la falta de agua, lo mejor es instalar un riego automático que asegure que estarán cubiertas sus necesidades.

El riego es necesario para el cuidado de la naturalezaEl riego es necesario para el cuidado de la naturaleza

¿Cómo elegir el mejor sistema de riego?

Lo primero que debemos saber en cuáles son las necesidades que presenta nuestra terraza, jardín o huerto. Una tomatera no tendrá las mismas necesidades que un césped o árboles frutales.

También es importante tener en cuenta el tamaño de nuestra instalación vegetal antes de elegir el mejor sistema de riego. Si tenemos un pequeño jardín de pocos metros cuadrados, por ejemplo, no necesitaremos un sistema por aspersión.

A continuación os contaremos cuáles son los tipos de riego más adecuados para el hogar y las necesidades que pueden cubrir para que sea más sencillo tomar una decisión acertada.

El riego manual es más correcto en terrazas pequeñasEl riego manual es más correcto en terrazas pequeñas

Tipos de sistema de riego

Una vez sabemos las necesidades del espacio al que queremos añadir un sistema de riego debemos conocer qué nos oferta el mercado, cuáles podríamos instalar nosotros mismos y cuándo sería mejor opción contratar a un profesional.

Cuando vayamos a comprar podremos encontrarnos con sistemas de irrigación sobre el suelo, irrigación subterránea y riego por goteo (quizá el más conocido). Sin embargo, la cosa no se queda ahí sino que cada forma de riego tiene diferentes instrumentos.

Hay tres tipos de riego:de suelo, irrigación subterránea y por goteoHay tres tipos de riego:de suelo, irrigación subterránea y por goteo

El riego sobre el suelo

Se trata del sistema más sencillo y barato. Dentro de la irrigación sobre la superficie tenemos diferentes tipos:

      - Los aspersores giratorios: suelen estar montados sobre un trípode o una punta y distribuyen en agua de forma uniforme y ocupando distancias generosas. Iría desde los 5 o 7 metros hasta 25 metros o más. Se caracterizan por su ángulo giratorio que da vueltas completas sobre su eje y permiten variar la altura del chorro.

      - Los difusores o rociadores fijos u oscilantes: se caracterizan por distribuir el agua sobre superficies más pequeñas que los anteriores. Normalmente desde uno o un metro y media hasta cuatro o cinco. Según la boquita podremos variar el ángulo de riego entre 90 y 360 grados. Los fijos suelen tener una boquilla de forma circular.

      - Las lanzas: se trata del sistema más sencillo ya que permite menos regulaciones en cuanto a presión y forma de dispersión. Recibe su nombre de su capacidad para "lanzar" agua con un chorro ajustable.

El riego por goteo es el más adecuado para terrazasEl riego por goteo es el más adecuado para terrazas

El riego subterráneo

Como seguramente ya habrás intuido por su nombre, es un riego que debe instalarse por debajo de la superficie y que, por tanto, es más adecuado para el riego de césped. La principal ventaja que presenta es su capacidad para proporcionar un riego muy preciso y eficiente.

Además, son una buena decisión cuando queremos conservar la estética de nuestro jardín ya que permanecen fuera de nuestra vista.

El riego por goteo

Si como muchos de nosotros no cuentas con un jardín en el que tener tus preciosa plantas y árboles sino que solo dispones de una terraza y maceteros, esta es la mejor opción.

Entre los tipos que os presentamos este es el sistema de irrigación más idóneo para conservar flores bonitas y exuberantes, sobre todo si son exóticas y necesitan mucha agua y humedad que quizá no sean propias de tu zona.

El riego subterráneo se instala por debajoEl riego subterráneo se instala por debajo

Se trata de un sistema también muy eficiente que permite administrar a cada macetero la cantidad necesaria. El programador permitirá que establezcan los requisitos para cada planta y que se gestione independientemente unas de otras y también de ti. ¡Ya podrás irte de vacaciones con tranquilidad!

¿Cómo instalar un sistema de riego por goteo?

Brevemente os daremos unas indicaciones para instalar la irrigación por goteo ya que se trata de la más sencilla y la que seguramente cubrirá las necesidades de la mayoría.

Antes de comenzar, resaltar la importancia que tiene escoger unos materiales de calidad para que nuestro sistema sea duradero. Además, debemos conocer cuáles son nuestras capacidades y limitaciones. Diferentes instalaciones tendrán diferentes niveles de dificultad (por ejemplo el subterráneo es más complicado) y todos ellos requerirán de nuestra habilidad y paciencia. Si crees que es demasiado para ti lo mejor será que consultes a un profesional.

El riego por goteo es el más eficaz y completoEl riego por goteo es el más eficaz y completo

Lo mejor para instalar un riego por goteo es comprarse uno de los kits que suele haber disponibles y que viene con todas las piezas necesarias (manguera principal, automanizador o programador...). De forma resumida los pasos a seguir serán:

      - Extender la manguera principal y colocarla en la zona donde necesitamos el riego. Dependiendo de cómo sea el espacio puede que necesites hacer ajustes (por ejemplo que haya varias direcciones). Lo más importante es que no quede doblada.

      - En cuanto lo tengas colocado, conecta uno de los extremos al programador y este al grifo. El automatizador funcionará como un grifo que habrá y cierre el paso del agua que permanecerá abierto.

      - Para un cultivo o plantas sobre terreno consecutivas lo que suele hacerse en agujerear el tupo principal. En el caso de que tengas macetas lo mejor es añadir tubos auxiliares más pequeños que vayan a cada una. Diferentes tamaños y boquillas permitirán que cada planta reciba el agua necesaria.

Artículos recomendados