• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia hogar

Economía doméstica

Cómo mantener tus copas brillantes

Cómo mantener tus copas brillantes
PERFECTO ESTADO

Cómo mantener tus copas brillantes

Las copas son uno de los elementos más delicados de un juego de vajilla y hay que saber cómo lavarlas para evitar que pierdan su brillo o adquieran manchas con el paso del tiempo.
Lucía Mejuto del Villar

Las copas de cristal suelen ser las piezas más delicadas de una vajilla y, normalmente, tan solo se usan en ocasiones especiales como las celebraciones y comidas con familiares y amigos, como ha sido el caso de las fiestas navideñas. Sin embargo, su delicadeza no sólo supone que haya que manipularlas con cuidado, sino que a la hora de lavarlas también hay que poner un mayor esfuerzo para conseguir que éstas se mantengan en perfecto estado durante más tiempo.

Intenta no meter el cristal en el lavavajillasIntenta no meter el cristal en el lavavajillas

Los expertos recomiendan que las copas de cristal se laven a mano y no en el lavavajillas ya que, aunque es la opción más cómoda, hay bastantes probabilidades de que se rompan o se rallen de forma permanente, sobre todo en el caso del cristal tallado. Además, el lavavajillas no siempre está en las mejores condiciones y la acumulación de grasa y cal puede provocar que las copas salgan con manchas o que se hayan vuelto opacas y sin brillo.

Cómo lavar las copas de cristal

Hazlo siempre a mano, evitando el lavavajillas en la medida de lo posible. Para ello puedes usar simplemente agua templada y el jabón que utilices normalmente[/i], aunque si se trata de cristalería especialmente delicada la mejor opción es jabón neutro. Además, tampoco es recomendable que utilices un estropajo, sino una esponja suave con la que te asegures que las copas no se van a rallar. Comienza enjuagando la copa con abundante agua y luego echan unas gotitas de jabón en la esponja, no directamente en el cristal. Haz espuma con un poco de agua y luego pasa a frotar la pieza por en interior y exterior sujetándola por la base. A la hora de aclararla vuelve a hacerlo con abundante agua templada para asegurarte de que no quedan rastros de jabón y luego hazlo con agua fría, un truco para que el cristal siga manteniendo su brillo.

Ten mucho cuidado de que no se rompanTen mucho cuidado de que no se rompan

Uno de los riesgos de lavar las copas a mano es que cuando el cristal está mojado y con jabón se puede volver muy resbaladizo, especialmente cuando se utilizan guantes de goma para fregar. No es difícil que la pieza se caiga, se golpee con el fregadero y se termine rompiendo. Por lo que si quieres evitar correr riesgos innecesarios puedes poner un recipiente de plástico o de silicona debajo para que frene la caída en caso de que la copa se resbale de las manos. En lo que se refiere al secado, aquí también hay que seguir una serie de pasos para que el cristal se mantenga brillante. El primero es que nunca hay que dejarlas secar bocarriba, ya que los restos de agua que se acumulen pueden dejar manchas al secarse. Siempre hacerlo bocabajo y sobre un trapo de cocina limpio que absorba el agua. En caso de querer secarlas a mano, lo mejor es utilizar un trapo de lito, un material muy eficaz para eliminar huellas de dedos o de líquidos. En su defecto también se puede optar por usar papel de cocina, ya que los paños de cocina tradicionales pueden soltar pelusas. Sujeta la copa por la base, introduce el paño en el interior y haz movimientos giratorios para secarla.

Trucos para evitar o eliminar las manchas

El primer paso para minimizar la posibilidad de que salgan manchas es que la copa no tenga el líquido dentro durante mucho tiempo, especialmente si se trata de vino tinto. Y es que cuando el líquido se reseque va a dejar manchas que pueden ser bastante complicadas de eliminar. Por eso, para asegurarte de que no sea así, quítale la bebida en cuando puedas y déjala llena de agua si no la vas a lavar al momento. Pero si no has conseguido evitar la aparición de manchas en la piezas no te preocupes, ya que hay algunos trucos caseros que puede hacer que desaparezcan por completo:

  • Usar vinagre blanco: llena un recipiente de agua templada y añade jabón junto a un chorrito de vinagre. Luego mete la copa en el líquido asegurándote de que el interior se llena hasta arriba de agua y deja que repose durante un par de minutos. Por último, sécala con un paño adecuado y ya verás cómo la mancha habrá desaparecido y el cristal tendrá aún más brillo que antes. Pero, si el vinagre rebajado en agua no te ha dado los resultados adecuados, entonces tendrás que aplicarlo directamente en el paño. Echa 2 cucharadas de vinagre en un trapo de lito o de microfibra y luego frota con él la copa y, en especial, las zonas con manchas. Luego aclara con agua templada y seca.
  • Aplicar pasta de dientes: por raro que pueda parecer, la pasta de dientes es muy eficaz para eliminar manchas en el cristal, sobre todo las que están muy adheridas. Echa un poco de producto en tus manos y luego frota con ellas la copa. Por último, usa un cepillo de dientes suave para frotar las zonas con manchas antes de aclarar la pieza con agua templada y secarla.
Usa abrillantador siempre que sea necesarioUsa abrillantador siempre que sea necesario

¿Qué hacer cuando las copas han perdido su brillo?

Hay ocasiones en las que el hecho de que el cristal se vuelva opaco y pierda su transparencia es inevitable, sobre todo cuando se suelen lavar en el lavavajillas. Esto puede tener varias explicaciones, por ejemplo el tipo de agua. Si el agua que se usa para lavarlas es dura, la grasa y la cal se acumulará en el lavavajillas y pasará al cristal. Por ello es muy importante limpiar el electrodoméstico de forma habitual y comprobar que está en condiciones óptimas. Un truco para cuando las copas ya han adquirido ese tono blanquecino es poner una sartén o un cazo de agua a calentar con un poco de agua. En el momento en el que llegue a ebullición, pon la copa encima para que se impregne del vapor de agua por dentro y por fuera. Por último, seca la copa sujetándola por la base. Y si quieres añadir un brillo extra al cristal puedes optar por frotarlo con un paño de tela o de microfibra. También a la hora de guardar las copas debes tener cuidado, sobre todo si se trata de una vajilla especial que se usa en casos muy puntuales. Guárdalas en un armario cerrado o en una alacena donde el polvo no se pueda acumular en el cristal, ya que también puede provocar que las copas pierdan su brillo.

En caso de usar el lavavajillas

Tendrás que seleccionar una temperatura adecuada a la delicadeza de las copas, ya que éstas no aguantan las temperaturas demasiado elevadas. Por otra parte, escoge un programa que sea corto, pues cuanto menos tiempo estén dentro de la máquina menos probabilidad hay de se rompan o de rallen. En cuanto al jabón, no es recomendable que utilices el lavavajillas normal que aplicas a tu vajilla de diario, sino que debería ser uno recomendado para piezas delicadas especialmente confeccionado para que las copas no pierdan brillo ni se vuelvan más opacas. Y también sería ideal que se incluyera un abrillantador.

Artículos recomendados