Menú
Decoración: Qué es el color blocking
Decoración: Qué es el color blocking
LLENA DE COLOR

Decoración: Qué es el color blocking

Esta nueva tendencia, que tiene su origen en el mundo de la moda, se está poniendo muy en auge para emplearla en la decoración de tu hogar y darle un poco de vida.

Alicia Rebollo Sánchez

El color blocking es una técnica de decoración que se basa en conocer los colores y cómo combinarlos para así renovar y actualizar los muebles y demás objetos de la casa aportándoles un nuevo estilo, más moderno, fresco y adaptado a los gustos de cada persona.

Esta tendencia de decoración tiene su origen en el mundo de la moda, más concretamente en el streetstyle y consistía en la combinación de varias prendas lisas de colores opuestos o complementarios con el objetivo de destacar un color en concreto gracias al contraste de diferentes tonalidades.

Si quieres llenar tu hogar de color está técnica es para tiSi quieres llenar tu hogar de color está técnica es para ti

Aunque el color blocking no es una tendencia nueva en el mundo de la moda, si que es cierto que en el mundo de la decoración lleva poco tiempo usándose, pero con resultados muy chic. Si quieres conocerlo todo sobre esta técnica de decoración y cómo implantarla en tu casa continúa leyendo este articulo.

La única regla del color blocking

Si estas cansada o cansando de que tu casa solo sea blanca, con tonos marrones o grises o negros y quieres cambiar un poco el aire de tu hogar llenándolo de color el color blocking es tu técnica. Sin embargo, como en todas las formas de decoración, hay algunas reglas que debes de seguir y en el color blocking solo deberás centrarte en una: la armonía.

Debes crear combinaciones con todo tip de coloresDebes crear combinaciones con todo tip de colores

Es el momento de crear combinaciones llenas de colores, de luz y de vitalidad, cualquier color es válido: verdes, amarillos, azules naranjas, rojos etc... No obstante, es fundamental que crees una armonía entre todos ellos, tanto en el color de las paredes, como en el de los muebles y los accesorios que complementen tu hogar. Por ejemplo, si quieres que el color llamativo de tu casa sea el amarillo o el amarillo mostaza, no podrás añadirle también azules, verdes y rosas ya que al final tu hogar se saturará y si quieres que el amarillo sea el color que destaque deberás emplear otros colores complementarios como el blanco, el negro, el gris o incluso el azul marino para que el amarillo sea el protagonista de tu casa o de la estancia que hayas escogido.

¿Sobre qué podemos emplear esta técnica?

El color blocking se puede emplear desde en tu casa por completo, hasta en una única estancia pasando por únicamente en algunos muebles. El límite lo marcas tú y siempre y cuando respetes la única regla de esta técnica de decoración podrás aplicarla en cualquier sitio u objeto que imagines.

En el caso de que quieras hacerlo sobre los muebles, puedes aplicarlo tanto en los de madera como en los de melanina. Al igual que en materiales de vidrio, metal e incluso tapicerías. Aunque se puede utilizar esta técnica en todo tipo de muebles, donde mejor queda es en los muebles con cajones o en las cajoneras.

Con esta técnica no existirá la monotoniaCon esta técnica no existirá la monotonia

Esto se debe a que podemos escoger un patrón de cajones y pintarlos con un color llamativo como el amarillo o el rojo y el resto pintarlos con colores complementarios para darle otra vida a tu mueble y que este se vea mucho más moderno, bonito, llamativo y por supuesto único ya que nadie podrá tener el mismo que tu.

Los colores complementarios

En el color blocking no hay cabida para la monotonía y para esto la combinación de los colores complementario es algo esencial y uno de los fuertes de esta técnica de decoración. Muchas personas optan por elegir tres colores de distintas intensidades cada uno para aplicar esta técnica, sin embargo, si no quieres arriesgar o aún no te atreves a explotar esta técnica puedes elegir colores en tonalidades pastel para que sean los colores complementarios.

Puede que alguna vez hayas pensado en comprarte un sofá color mostaza o rojo, una mesa azul marino o unas sillas verdes pero por el miedo de no saber combinarlas no te hayas atrevido a optar por estos colores y al final te habrás decantado por un blanco o un gris. Pues bueno, gracias al color blocking podrás olvidarte de estos miedos y comenzar a arriesgar en la decoración de tu casa.

No debes descartar ninguna combinación de colorNo debes descartar ninguna combinación de color

Si quieres ese sofá mostaza que tanto te ha gustado no tienes por qué descartar esa mesa azul marino que viste y te enamoró, para tener estos dos muebles y conseguir que combinen bien solo tendrás que amortiguar el peso visual de los otros elementos de decoración con tonalidades más neutras como el blanco, el gris e incluso el negro. Por ejemplo, las sillas pueden ser grises, el mueble del televisor negro y los cojines del mismo tono que las sillas. En las paredes puedes optar o nuevamente por el gris o por un blanco roto.

Pero si por el contrario no quieres gastar en nuevos muebles puedes utilizar esta técnica pintando los muebles que ya tienes. Opta por pintar la mesa de un tono blanco, o gris oscuro, y las sillas de un verde oscuro, compra cojines de la misma tonalidad del verde y color mostaza y así poco a poco irás viendo como el estilo de tu casa cambiará y se irá llenando de más color.

Artículos recomendados