Menú
Ventajas e inconvenientes del descalcificador de agua doméstico
Ventajas e inconvenientes del descalcificador de agua doméstico
AGUA POTABLE

Ventajas e inconvenientes del descalcificador de agua doméstico

¿Hay que descalcificar siempre el agua que llega a través de la corriente de las casas? Ventajas e inconvenientes de este proceso.

Lidia Antúnez Martín

Hay lugares en los que el agua corriente que llega a las casas suele tener cal y otras sustancias que pueden terminar siendo nocivas para nuestra salud. En estos casos es importante saber si es necesario instalar un descalcificador de agua o no en el hogar.

¿Qué es un descalcificador de agua?

Un descalcificador de agua es un equipo utilizado para la eliminación de la dureza del agua, es decir, para eliminar la cal y el magnesio presentes en el agua. Generalmente los descalcificadores están compuestos por una botella de poliéster reforzada con fibra de vidrio que cuenta con un cabezal o válvula. Por otro lado, se encuentra un tanque de sal junto al que normalmente hay un cilindro en el que está el sistema de aspiración y en algunos casos hay incluso una boya de seguridad.

Beber agua limpia está en tus manosBeber agua limpia está en tus manos

El descalcificador de agua funciona a través de un primer proceso químico de descalcificación en el que a través de un intercambio iónico se elimina la cal del agua. En este proceso se intercambian iones de calcio y magnesio por iones de sodio gracias a unas resinas que se encuentran en la botella. En un segundo proceso denominado como regeneración en la que la resina pasa por el taque lleno de agua con sal donde la resina se carga nuevamente con iones de sodio.

Ventajas de los descalcificadores de agua

Los descalcificadores de agua tienen muchas ventajas para los hogares en los que el agua corriente tiene una cantidad alta de cal y magnesio lo que reduce la calidad provocando efectos negativos tanto en las tareas domésticas como en la salud de los habitantes.

Previenen la aspereza de la piel porque reducen la calPrevienen la aspereza de la piel porque reducen la cal
  • Los descalcificadores de agua aportan un importante ahorro de energía, un mayor rendimiento y vida útil para nuestros electrodomésticos que requieren del agua para su funcionamiento como es el caso de calderas, calentadores de agua, lavadoras y lavavajillas. Con el descalcificador se consigue que el agua pase mejor por las tuberías ya que esta acrece de cal que pueda incrustarse en la misma y por lo tanto se consigue una mayor corriente utilizando menos energía.
  • Previenen la aspereza de la piel, permitiendo mantener la piel más suave y un pelo más brillante. Desde el primer día, se puede notar que al lavarse las manos el agua deja una sensación diferente en la piel, no estará tan áspera y seca como cuando se lava con agua enriquecida en cal.
  • Previene de las constantes reparaciones a los grifos y sanitarios, ya que la acumulación de cal puede causar manchas, así como incrustaciones en toda la instalación.
  • Facilitan el mantenimiento de la limpieza en el hogar gracias a la reducción de los efectos negativos del uso de jabón en contacto con el agua que contiene cal y magnesio. En el agua dura, el jabón no se disuelve totalmente lo que puede dejar residuos en todo aquello que lavas con la misma, como pueden ser los platos en el lavavajillas o la ropa en la lavadora. Un descalcificador de agua elimina el calcio y magnesio, que son los minerales que causan la pérdida de efectividad del jabón.
  • Proporcionan un mejor sabor y un agua mucho más saludable ya que el descalcificador elimina sustancias que pueden resultar nocivas. Eso sí, si se quiere utilizar el agua para uso alimentario y consumo como es el caso del hogar es necesario tener en cuenta el tipo de resina que se utiliza en el descalcificador ya que no todas son aptas para generar agua potable.

Inconvenientes de los descalcificadores de agua

Al igual que tienen multitud de ventajas, los descalcificadores de agua doméstico también presentan algunos inconvenientes que llevan a plantearse la instalación de uno en el hogar o no. Aunque los descalcificadores de agua tienen menos inconvenientes que ventajas también conviene señalar los primeros para conocer todo lo que implica instalar uno en casa.

Existen descalificadores de distintos tamañosExisten descalificadores de distintos tamaños
  • Una de las mayores desventajas de tener un descalcificador de agua es que la sal que utiliza para el proceso de descalcificación puede acabar siendo corrosiva. El exceso de sal en el agua puede provocar que la ropa que esté en contacto con esta mucho tiempo se acabe deteriorando. De esta misma forma el calentador de agua también se puede corroer debido a la exposición prolongada de sodio. Para solventar este problema los fabricantes recomiendan la instalación de un filtro de silicofosfatos en la salida del descalcificador, lo que evita o previene la corrosión que puede producir el sodio en los elementos metálicos de la instalación.
  • Hay personas que poseen un descalcificador de agua que aseguran que en ocasiones notan una sensación viscosa en el agua, como si el jabón nunca lavase totalmente la piel.
  • El agua con alto contenido en sodio que se emplea en la fase de regeneración de la resina se evacua por el desagüe, convirtiéndose en una gran fuente de polución ya que el sodio es un componente muy contaminante y difícil de eliminar.
  • Además, el agua descalcificada puede tener un sabor ligeramente salado y puede producir problemas de salud para las personas que están en una dieta restringida en sodio. Este problema se puede solventar instalando un tratamiento de ósmosis inversa en la cocina, cuya función es eliminar el sodio que pueda contener el agua descalcificada.
  • El proceso de regeneración supone un gran gasto de agua. Casa descalcificador necesita realizar este proceso entre 4 y 7 veces al mes y en cada uno gasta unos 200 litros lo que supone que la factura del agua aumente de una forma notable.

Artículos recomendados